Mente Asombrosa
Forrest Gump enseñanzas de una gran película
Inicio » Reflexiones de vida » Forrest Gump – El éxito está al alcance de todos

Forrest Gump – El éxito está al alcance de todos

Forrest Gump es una hermosa película que toda familia debería ver. Sus fascinantes experiencias constituyen otras tantas lecciones de vida a aprovechar.

Forrest Gump es un film dramático americano con agradables pinceladas de ingenuidad y comicidad, que gusta por igual a grandes y chicos. Fue estrenada en septiembre de 1994 y por más de 25 años ha recibido buenas críticas y calurosos elogios. No solo por su trama, que es excelente, sino también por su banda sonora y efectos visuales. Aparte de este último, se le otorgaron premios Óscar a la mejor película, director, actor, guion adaptado y montaje; entre otros muchos reconocimientos y galardones.   

La interesante historia describe la vida de Forrest Gump, desde su infancia en Alabama hasta que se convierte en padre. La trama se basa en el hecho de que nuestro protagonista tenía un bajo cociente intelectual (CI igual a 75) y sufría de algunas deficiencias motoras. Sin embargo, la fe y el apoyo incondicional de su madre le permiten disfrutar de una aventajada inteligencia emocional. Esto favorece que, desde todo punto de vista, alcance el éxito en su vida obteniendo riquezas materiales y conquistando el amor de una mujer.

El guión se basó en la novela de Winston Groom del mismo nombre; y la película fue magistralmente protagonizada por Tom Hanks en el papel de Forrest Gump. Además actuaron Sally Field como su madre y Robin Wright personificando a Jenny Curran, el gran amor de su vida. Un papel destacado lo tuvo Gary Sinise, que representaba al teniente Dan Taylor, un héroe de guerra y su mejor amigo después de la guerra.

Sinopsis de Forrest Gump

Este niño, poco menos que un “tonto” según los habitantes del pueblo, tuvo una niñez feliz y protegida por su madre, junto a su gran amiga Jenny. En una ocasión fue perseguido por sus compañeros, que lo acosaban por sus aparatos ortopédicos, y a pesar de su discapacidad le tocó correr mucho. Lo cual constituyó el estímulo inicial que lo llevó a ser un destacado corredor quien, más adelante, recorrería el país de punta a punta durante 3 años. Su habilidad le permitió entrar a la universidad con una beca deportiva y destacar en el fútbol americano.

Ya de joven participó en la guerra de Vietnam, conoció a Elvis Presley y hasta a los presidentes John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson y Richard Nixon. Al regreso de la guerra comenzó a desarrollar el negocio que soñaba su amigo Bubba (muerto en combate), pescar gambas. Su socio es el teniente Dan Taylor que había perdido ambas piernas en Vietnam. Este emprendimiento tiene éxito y nuestro héroe gana bastante dinero. Su vida da muchos giros pero hay un hecho inalterable, su amor por Jenny

Forrest Gump también fue un jugador excepcional de tenis de mesa. Las ganancias del negocio pesquero, de manera sabia, las invirtieron en acciones de Apple y así se hicieron millonarios. A todas estas no había aún logrado su sueño de casarse con Jenny, solo habían podido compartir una noche. Hasta que ella le envía una carta y le pide que vaya a verla, allí es cuando descubre que tienen un hijo normal. Y que su amada está muriendo de una enfermedad desconocida; no obstante, antes de fallecer logran celebrar la boda.    

Trailer de la película

Lecciones que nos deja Forrest Gump

Lo primero es que su madre siempre creyó en él e hizo hasta lo imposible porque llevara una vida normal. Ella le dijo que nunca se sintiera menos que nadie y definitivamente, el niño aprendió la lección y no dejó que nada lo detuviera. Sus limitaciones no le impidieron ver de cerca e incluso, jugar un papel decisivo en la historia de los Estados Unidos. En especial en el periodo correspondiente a las décadas del 40, 50, 60 y 70 del siglo XX.

Tal vez la línea más famosa es aquella de que la vida funciona igual que una caja de bombones; es decir, nadie sabe que le tocará. La lección importante que nos deja Forrest Gump es que, con independencia de esto, podemos sacar provecho de cualquier circunstancia; y asimismo, ser felices. Por otro lado aprendemos que hasta intentarlo, no podemos saber de lo que somos capaces. La amistad con Jenny, Bubba y el teniente nos enseña a ser leales; y también, que debemos amar lo que sea que nos toque hacer. 

En conclusión, Forrest Gump es, sin duda, el tipo de película que todos, niños y adultos deben ver. Además de ser entretenida y tener abundancia de escenas conmovedoras, transmite un mensaje muy positivo sobre la superación personal, la autoconfianza y el éxito. ¿Cómo un niño intelectualmente disminuido logra enseñar a bailar a Elvis Presley y se convierte en una estrella deportiva, héroe de guerra y millonario? Para entenderlo hay que ver y disfrutar el film.

Gladys González

Gladys González

Gladys González Bachelor of Business Administration (B.B.A.) Janus University EEUU. Acreditada en el manejo de Técnicas Psicoterapéuticas y Autosanación en Sanarte Fundación. Certificada en Liderazgo e Inteligencia emocional Universidad Metropolitana -UNIMET- Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional. Caracas – Venezuela.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse