Mente Asombrosa
Beneficios dormir con mascotas
Inicio » Bienestar Emocional » Dormir con mascotas puede beneficiar tu salud y no lo sabías

Dormir con mascotas puede beneficiar tu salud y no lo sabías

Muchas personas que tienen mascotas suelen disfrutar tanto de su compañía que incluso les dejan dormir en su propia cama por la noche. Una encuesta muestra que el 56% de las personas informan que duermen con una mascota en su habitación y casi el 35% de los niños comparten su cama con una mascota por la noche.

Publicidad

Incluso su mascota puede preferir más compartir la cama con su dueño, ya que más del 86% de los cachorros eligen dormir cerca de un humano cuando tienen la oportunidad.

Quizás te estés preguntando, ¿debo dejar que mi perro o gato duerma conmigo? Exploramos los beneficios de dormir con una mascota, junto con consejos sobre cómo dormir mejor con ella.

¿Debo dejar que mi mascota duerma conmigo?

Elegir dormir con un animal es una decisión personal. Las mascotas ofrecen comodidad y seguridad, pero pueden afectar la calidad del sueño o causar alergias en algunas personas. Si los beneficios superan los riesgos depende de ti, tu mascota y tu situación particular.

Los beneficios de dejar que tus mascotas duerman a tu lado

Investigaciones y diferentes experiencias subjetivas sugieren que dormir con una mascota puede ofrecer una variedad de beneficios.

Publicidad

Las mascotas ofrecen una sensación de seguridad

Algunas personas eligen una mascota, especialmente un perro, por seguridad y protección. Tener un perro en casa puede aumentar objetivamente la seguridad al prevenir los delitos contra la propiedad. La presencia de un perro también puede proporcionar sentimientos subjetivos de seguridad. Por ejemplo, en un estudio con mujeres estadounidenses. Quienes dormían con perros informaron sentirse más aliviadas y seguras.

Los perros también pueden transmitir una sensación de comodidad y seguridad a las personas con trastorno de estrés postraumático cuando experimentan una pesadilla.

Apoyan una buena salud mental

Un metaanálisis de 17 estudios concluyó que las mascotas son generalmente una fuerza positiva en lo que respecta a la salud mental. Para muchas personas con problemas de salud mental a largo plazo, los perros son una parte integral de la red de apoyo.

Las personas que tienen mascotas tienen menos sentimientos de soledad y ansiedad. Un perro o gato pueden distraer la atención de los síntomas de la enfermedad mental, ayudar a regular las emociones y agregar un sentido de propósito y significado a la vida. La interacción positiva con un perro aumenta los niveles de oxitocina en los adultos y disminuye los niveles de cortisol en los niños.

Los niveles elevados de oxitocina y la disminución de cortisol están asociados con la relajación y la reducción del estrés. La mayoría de los estudios realizados sobre los beneficios para la salud mental de la mascota se realizaron cuando los participantes estaban despiertos, por lo que no está claro si estos beneficios se aplican cuando las personas duermen con sus mascotas.

Sin embargo, el efecto relajante de interactuar con una mascota parece deberse, al menos en parte, al contacto físico.

Las mascotas promueven un mejor sistema inmune

La presencia de perros o gatos afecta significativamente la composición de las bacterias que se encuentran en un hogar. Lo que a su vez afecta la inmunidad de las personas que viven allí. Los investigadores creen que la exposición a una variedad de microorganismos beneficia la salud y la inmunidad humanas, y que la falta de exposición puede ser responsable del aumento de alergias y trastornos autoinmunes.

Investigaciones anteriores han demostrado que acariciar a un perro estimula la respuesta inmunológica, por lo que mantenerlos cerca del área para dormir puede beneficiar al sistema inmunológico más que tener un perro en casa. Pero aún se necesita más investigación. Los beneficios de inmunidad que brindan las mascotas probablemente sean aún mayores para los niños y los bebés, ya que tienen un sistema inmunológico en desarrollo.

Se ha descubierto que vivir con un gato en el primer año de vida de una persona reduce a la mitad el riesgo de volverse alérgico a los gatos a la edad de 18 años. De manera similar, vivir con un perro durante el primer año de vida reduce la posibilidad de volverse alérgico a los perros.

Beneficios para la salud

Se ha demostrado que las mascotas mejoran la salud humana de muchas maneras, como reducir los niveles de colesterol y triglicéridos y reducir la presión arterial.

Tener un perro se asocia con un menor riesgo de muerte, probablemente debido a estos efectos positivos en el sistema cardiovascular. Las primeras investigaciones sobre este tema encontraron que acariciar a perros, en particular, reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Publicidad