Mente Asombrosa
Discriminación laboral sufrida en el primer día de trabajo
Inicio » Psicología Laboral » La discriminación laboral y sus tipos

La discriminación laboral y sus tipos

La discriminación laboral es un fenómeno caracterizado por la diferencia con respecto al trato o exclusión de los sujetos en el ambiente empresarial que se puede poner de manifiesto para la elección del personal, durante el tiempo que el trabajador este prestando el servicio o al retirarse.

     La discriminación laboral es una problemática que, por los efectos psicológicos adversos que provoca en los individuos y las consecuencias económicas que podrían venir derivadas de este, ha obligado a muchos estados a generar leyes para controlarla, sin embargo, los esfuerzos en muchas ocasiones no han llegado a arrojar los resultados deseados.

Motivos de discriminación:

     Los aspectos por los que se llega a discriminar a los individuos en el ambiente laboral son los siguientes:

Género:

     Es uno de los aspectos más extendidos, el cual ha desatado luchas históricamente y consiste en la diferencia entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.

     La mujer fue la gran excluida de las empresas puesto que en un principio se consideró que eran espacios destinados para los hombres, lo cual cambió debido a  circunstancias basadas en las dinámicas del entorno que obligaron a las mujeres a sumarse como masa trabajadora en las industrias.

     Por otra parte, la mujer a lo largo de las décadas se fue incorporando como trabajadora a las actividades económicas, comenzó a estudiar, a prepararse, lo cual conllevó a que llegasen a ocupar la presencia que en la actualidad tienen en todos los ámbitos empresariales.

     Sin embargo, en la actualidad todavía existe la discriminación laboral por género en algunas empresas en las que se les concede un salario mayor a los hombres o sólo estos son tomados en cuenta para los cargos directivos.

     Los motivos de acuerdo a los empleadores a veces se basan en la maternidad o en la posibilidad de que ello ocurra pero no deja de ser una realidad de que en algunas empresas los altos cargos están diseñados sólo para los hombres.

Por color de piel:

     Dentro de este aspecto también se debe incluir la discriminación por apariencia. Es un hecho que en muchas empresas, al momento de escoger el personal, crean ciertos perfiles relacionados con la apariencia que debe poseer la persona que ocupe el cargo, los cuales pueden discriminar a los individuos con tonos de piel más oscuros o diferentes al que se busca.

     Por ejemplo, en un país en el que se discrimine al indígena se buscará escoger personas que no representen este estereotipo, por ejemplo.

     Sin ningún respeto por las personas que optan por un cargo y sin tomar en consideración sus conocimientos, se desecharan los curriculums de aquellos que no representen la imagen del empleado que se quiere contratar.

Por Edad:

     Es un aspecto bastante común y que ha sido objeto de discusión en muchas sociedades que termina por afectar a los más jóvenes, así como a los adultos de la tercera edad.

     La discriminación por edad excluye a los adultos mayores, los cuales a pesar de que sientan que cuentan con toda la energía y los conocimientos son descartados de antemano por considerárseles improductivos.

Este es el caso de los más jóvenes también, que cuando salen en búsqueda de su primer empleo en muchas ocasiones se topan con el impedimento de que requieren una experiencia previa que no poseen.

Tipos de discriminación

     El problema principal de la discriminación laboral son los estragos que se producen a nivel psicológico en la persona que la padece ya que trabajar en medio de un clima laboral hostil en el que se es acosado o despreciado con el temor de retirarse por la necesidad económica es realmente difícil para cualquier individuo; además, le genera un estrés sostenido, cuyas consecuencias a largo plazo son el desgaste físico, incluso la aparición de enfermedades crónicas.

Los principales tipos de discriminación son los siguientes:

Directa:

     Es aquella que se ejecuta o va dirigida a una persona en especial dentro de un grupo de trabajo. La razón por la que ésta persona en especial es objeto de discriminación siempre estará relacionada con su origen o procedencia, raza, sexo, imagen, ideología, religión, entre otros.

     Las acciones que se emprenden contra este trabajador o al momento en que asiste a una entrevista de selección son continuas y persiguen el objetivo de agredir a la persona por ser diferente y obligarla a retirarse de la empresa.

Indirecta:

     En estos casos, la afrenta no estará dirigida a un trabajador en particular sino al grupo de personas que reúnan los requisitos referentes a nuevos reglamentos o clausulas ideados en la compañía.

     Así es como serán sometidos a un trato diferente o a la exclusión los individuos que puedan quedar afectados por estas nuevas directrices.

Discriminación laboral por maternidad:

     En algunos casos, los mismos empleadores durante la entrevista, en medio de sus diálogos, interrogan a las candidatas sobre sus planes de embarazarse ya que para muchas organizaciones la maternidad es sinónimo de gastos extras para la empresa, así como de improductividad por parte de la empleada.

     Incluso, en ciertas empresas, a pesar de que las leyes protegen a la mujer durante la gestación, buscan la forma de deshacerse de estas colaboradoras. Por otra parte, la discriminación laboral a la mujer ante la posibilidad de ser madre en ciertas esferas es tan fuerte que le llevan a escoger entre ser madre o ascender a cargos de más relevancia dentro de la empresa.

Acoso sexual:

     Es un tipo de discriminación laboral en la que, usualmente, la víctima es mujer y esta llegará a verse envuelta en una situación que casi siempre es liderada por un jefe o superior quien pretende obligarle a mantener relaciones amorosas o contactos sexuales, infringiendo amenazas a la trabajadora relacionadas con la pérdida del empleo si no accede a sus peticiones.

     Es difícil de demostrar pues en muchas ocasiones se señala a la víctima como la persona que provocó la situación mientras cada día debe vivir en medio de la angustia por soportar o evitar el abuso y poder mantener su empleo.

Discriminación laboral por orientación sexual:

     La Homofobia obliga a muchas personas a esconder sus preferencias sexuales con la finalidad de ser contratados en primera instancia y conservar su empleo, lo cual los ubica en una situación delicada e incómoda.

     En primera instancia porque la necesidad les obliga a ocultar quienes realmente son mientras que, por otra parte, de llegarse a filtrar información acerca de su vida personal se arriesgarán a perder el empleo y base de su sustento económico.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse