Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Depresión aislamiento social

Depresión durante el aislamiento social. ¿Qué puedes hacer al respecto?

En tiempos de angustia y distanciamiento social, las personas que padecían depresión están experimentando un empeoramiento de su condición. Actualmente, cuando la cercanía física y social son un lujo, la depresión es un sufrimiento del cual cada vez nos damos cuenta menos. ¿Qué podemos hacer?

Publicidad

Las recomendaciones y las medidas de distanciamiento físico e, implícitamente, social, necesarias para frenar la propagación del virus SARS-CoV-2, ocasionan una disminución de las interacciones y eliminan algunos hábitos sociales que tenían como propósito la conexión y la oportunidad de bienestar. Adicionalmente, el autoaislamiento, el miedo a la infección, las precauciones y las medidas de seguridad sanitaria han creado, además del distanciamiento físico, uno psicológico, en el que la tristeza, la melancolía, la soledad, los sentimientos de inutilidad han adquirido nuevas valencias.

Cómo se ve tener depresión

Lo que ocurre con frecuencia durante una depresión puede describirse esquemáticamente por varias características distintas: estado persistente de profunda tristeza; falta de interés general y placer (anhedonia); un sentimiento de desesperanza; preocupación sin una buena causa; aislamiento social. 

El cuadro se puede completar con estados de irritabilidad; ideación negativa; amplios sentimientos de culpa e inutilidad; baja capacidad de concentración; falta de energía; de motivación e intolerancia a la frustración. La depresión afecta el sueño por hipersomnia o insomnio, e interrumpe el apetito al aumentarlo o disminuirlo. A menudo se puede encontrar fatiga física y mental. En casos de depresión severa, pueden surgir pensamientos suicidas o incluso intentos de suicidio.

Cómo encontrar paz entre tanto caos, y tratar la depresión

Hasta cierto punto, especialmente en las formas tempranas o leves de depresión, algunas decisiones pueden mejorar y ayudar a controlar los trastornos depresivos del estado de ánimo, como:

Publicidad

1. Busca relaciones positivas y saludables

Si vives con miembros de la familia, participa en interacciones que conduzcan a enriquecer las relaciones familiares siempre que sea posible. Pueden ser actividades simples o más complejas, pero esto tiene el beneficio de generar un sentimiento de seguridad, pertenencia y de unión. Si vives solo, las plataformas online pueden ser una alternativa. Aunque sean remotas, tienen como principal beneficio el acercamiento social, que es tan necesario. Sea lo que sea, el aislamiento y la soledad son el último recurso.

2. Busca pasatiempos y realiza actividades que te traigan bienestar

Involúcrate en cualquier actividad que te brinde satisfacción. Hay actividades rutinarias que puedes cultivar y que, mediante la implicación y la utilidad o el placer, pueden despertar estados de satisfacción personal. Desde leer, empezar una colección, o cultivar nuevos pasatiempos hasta actividades al aire libre – caminatas, o actividades deportivas posibles en las circunstancias dadas y con las medidas de seguridad sanitaria necesarias. 

Cualquier actividad física en casa (ejercicio, gimnasia) o al aire libre es excelente para el bienestar. La actividad física eleva el nivel de endorfinas, sustancias en la química del cerebro responsables de la felicidad.

3. Trata de tener una mejor actitud ante las circunstancias

Si bien los pensamientos negativos y la visualización de algunos escenarios pesimistas parecen ser la realidad estando en un estado depresivo, aun así es bueno considerar la perspectiva más optimista de que esta etapa es un período que terminará. Tarde o temprano, toda esta situación se superará.

4. Busca ayuda de un especialista

Si la condición persiste, no dudes en buscar la ayuda de un psicólogo, psicoterapeuta o psiquiatra. Juntos pueden resolver los eventos actuales o las razones conscientes e inconscientes que te llevaron a tal situación. Hoy en día, la tecnología es lo suficientemente accesible como para facilitar sesiones exitosas de consejería, psicoterapia o telemedicina.

Publicidad