Mente Asombrosa
Qué es y cómo identificar a un sociópata
Inicio » Psicología » Trastornos » Trastornos de la personalidad » Cómo reconocer a un sociópata

Cómo reconocer a un sociópata

Cuando escuches la palabra sociópata, probablemente pienses en personajes como Hannibal Lecter de The Silence of the Lambs (el silencio de los inocentes) o Patrick Bateman de American Psycho. Lo cierto es que, de hecho, un sociópata no siempre se ve y se manifiesta como se ilustra en las producciones de Hollywood.

Publicidad

De hecho, esa persona puede estar más cerca de lo que esperas y parecer alguien completamente igual a ti. Según el neurólogo y escritor estadounidense Ted Dawson, al menos una de cada 25 personas es sociópata. Esto significa que a lo largo de tu vida, tendrás la desgracia de conocer a una persona así e incluso puede ser parte de tu familia o grupo de compañeros y amigos.

¿Qué significa sociópata?

Sociópata es un término informal, que se utiliza a menudo para referirse a una persona que sufre de un trastorno de personalidad antisocial (ASPD).

Como la mayoría de las condiciones de salud mental, los criterios de diagnóstico cubren una amplia gama. Por tanto, no todos los sociópatas son asesinos en serie. Algunos mienten, otros causan problemas a sus parejas y otros pierden mucho dinero jugando.

La sociopatía es un síndrome caracterizado por la manifestación de un comportamiento inadecuado a lo largo de la vida. Las personas que padecen esta afección suelen ser impulsivas, ignorar responsabilidades y, en casos graves, no tienen conciencia.

Publicidad

Sociópata vs. psicópata. ¿Cuáles son las diferencias?

Aunque la mayoría de nosotros tendemos a usar los términos sociópata y psicópata indistintamente, significan cosas diferentes. Por ejemplo, al comparar sociópatas con psicópatas, el Dr. Donald W. Black, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina Carver de la Universidad de Iowa, dice que la mayoría de los sociópatas son propensos a comportamientos impulsivos y a menudo se los considera perturbadores y desanimados. Mientras que los psicópatas son fríos y calculados, a veces incluso encantadores.

Para ser diagnosticado efectivamente, una persona debe tener 18 años y un historial de agresión, incumplimiento de las reglas y trampa, que se remonta a la infancia, entre diversos factores más que servirán al profesional para dar un diagnóstico más preciso.

Cuidado con clasificar equivocadamente a un sociópata

Los signos de un trastorno de personalidad antisocial pueden variar mucho de una persona a otra. Además, los síntomas pueden cambiar con el tiempo. Al analizar estos signos, ten en cuenta que, de vez en cuando, todas las personas pueden experimentar este tipo de comportamiento, especialmente cuando están molestas.

Sin embargo, a diferencia de una persona que solo tiene un día particularmente malo, los sociópatas nunca sienten remordimiento por lo que han dicho o hecho, incluso si les causa sufrimiento a quienes los rodean.

Cómo identificar a un sociópata

A continuación se muestran una serie de signos que son muy repetitivos en las personas sociópatas.

1. Falta de empatía

La falta de empatía es uno de los signos más importantes de un trastorno de personalidad antisocial. Por lo tanto, en respuesta a los sentimientos o problemas de una persona, el sociópata puede parecer severo, crítico, frío o descuidado. A menudo, las personas con ASPD no se dan cuenta de lo dañinas que son sus acciones. En otros casos, es posible que no les importe que estén lastimando a alguien.

2. Carecen de límites

En general, los sociópatas no conocen los conceptos del bien y del mal. Por lo tanto, los ignoran por completo y no tienen límites. Por ello, no tienen en cuenta las consecuencias a corto o largo plazo de las acciones que toman. Estas personas no dudan en mentir, engañar, robar, violar la ley o tener problemas legales. A menudo pueden ser encarcelados por delitos y tener problemas para mantener un trabajo.

3. Agresividad y comportamiento violento

A menudo, las personas con ASPD recurren al abuso físico y mental en relación con los demás. Pueden causar graves problemas sin tener en cuenta el daño que causan a sus interlocutores. El abuso verbal que aplica el sociópata implica desprecio, insultos o humillaciones en el espacio público o privado.

4. Arrogancia

Los sociópatas viven con la impresión de estar por encima de todos los demás individuos. Además de actuar con seguridad en todo lo que hacen, pueden mostrarse condescendientes o ligeramente irritados cuando no obtienen la aprobación de los demás.

5. Impulsividad

Las personas con ASPD tienden a actuar sin considerar las consecuencias. Debido a esto, están involucrados en actividades que ponen en peligro su vida, independientemente de su propia seguridad o la de cualquier otra persona involucrada.

La impulsividad e, implícitamente, ignorar las consecuencias, puede hacer que los sociópatas desarrollen ciertas adicciones, como las drogas o el juego.

6. Manipulación

Los sociópatas tienden a usar ciertas características personales para corromper o seducir a otros. Lo hacen para obtener ganancias o simplemente para divertirse. Sin embargo, pocos sociópatas son encantadores. La mayoría de ellos son difíciles de soportar.

7. Dificultades para mantener relaciones

Las personas sociópatas tienen dificultades para formar vínculos emocionales con los demás. Sus relaciones suelen ser inestables y caóticas. Esto se debe a que no buscan una conexión, sino la oportunidad de explotar a alguien, de engañar, coaccionar e intimidar.

Si sospechas que una persona cercana a ti puede tener sociopatía, te recomendamos que reevalúes tu relación con él. A menudo, las personas con ASPD no reconocen que tienen un problema y, por lo general, evitan buscar apoyo o tratamiento. Además, podría complicarte la vida y perturbar tu salud.

Publicidad