Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Enseñar a un niño a hacerse respetar

Cómo educar a un niño para que sepa hacerse respetar

Cuando actuamos con respeto, mostramos consideración por los sentimientos, deseos o derechos de los demás. Los niños merecen respeto. Cuando los niños son respetados, triunfan en la vida.

Publicidad

Cuando un niño experimenta el respeto, sabe lo que se siente y comienza a comprender lo importante que es respetar a los demás. Si los niños no tienen respeto por sus compañeros, la autoridad o por sí mismos, es casi imposible que tengan éxito.

La mejor manera de enseñar respeto es mostrar respeto. Cada palabra y acción les brinda a los niños retroalimentación sobre su valor y valor en el mundo.

Cómo enseñarle a respetar y que debe también ser respetado

La trasmisión y la enseñanza del respeto parte del ejemplo, no podemos profesarlo solamente mediante la palabra, es necesario que actuemos en consecuencia.

  • Sé honesto: si haces algo mal, admítelo y discúlpate.
  • Sé positivo: no avergüences, insultes ni te burles de su hijo. Felicítalos.
  • Sé confiado: deja que tu hijo tome decisiones y asuma la responsabilidad.
  • Sé justo: escucha el lado de la historia de tu hijo antes de llegar a una conclusión.
  • Sé cortés: usa «por favor» y «gracias». Toca la puerta antes de entrar en la habitación de tu hijo.
  • Sé confiable, cumple tus promesas. Demuéstrale a tu hijo que quieres decir lo que dices.
  • Sé un buen oyente: presta a tu hijo toda tu atención.
  • Sé cariñoso: muestra preocupación por las personas, los animales y el medio ambiente.

Los niños aprenden de todo lo que decimos y hacemos

Asegúrate de estar modelando un comportamiento respetuoso. Algunas de las cosas que puedes hacer son:

Publicidad

Evita los malos modelos a seguir

Cuando veas ejemplos de falta de respeto, discútelos con tus hijos. Cuando establezcas reglas en casa, explícale a tu hijo por qué la regla es importante. Por ejemplo, si la regla es “No ver televisión entre las 4:00 p. m. y las 6:00 p. m.”, es porque es la hora de hacer la tarea o de leer o de la familia o de la comida y estas cosas les proporcionarán valores que apreciarán a medida que crezcan.

Enséñale a tu hijo a respetarse a sí mismo

El respeto propio es una de las formas más importantes de respeto. Una vez que nos respetamos a nosotros mismos, es más fácil respetar a los demás.

Tu opinión significa mucho para tu hijo. Si crees que tu hijo puede tener éxito, él también creerá que puede hacerlo.

Ayúdalo a construir su independencia

Dales responsabilidades tan pronto como puedan manejarlas.
Ayúdalos a establecer y alcanzar metas. Su autoestima se disparará cuando se vean logrando esos objetivos.

Fomenta la honestidad

Hazle saber a tu hijo que es posible que pueda engañar a algunas personas, pero que no se puede engañar a sí mismo. No hay orgullo en hacer lo incorrecto.

Si tu hijo comete un error, recuérdale que aún lo amas. Responde positivamente a los errores, diciendo «Está bien». Enséñeles que los errores pueden conducir a la mejora. Esto infundirá determinación.

Publicidad