Mente Asombrosa
Niño desafiante
Inicio » Educación » Así puedes comportarte cuando tu hijo te desafía

Así puedes comportarte cuando tu hijo te desafía

Es natural que los hijos desafíen a los padres en algún momento de sus vidas. Esto es completamente comprensible, salvo excepciones. Deberás aprender de qué manera comportarte cuando el niño o niña te desafíe.

Publicidad

Los niños desafiantes son perceptivos; perciben todo lo que hay a su alrededor. Pero eligen lo que quieren hacer de acuerdo a sus intereses, y pueden concentrarse en lo que ellos deciden. Se pueden focalizar para llevar a cabo una tarea completa.

La importancia de saber actuar ante un niño desafiante

Es responsabilidad y está en la mano de los padres formarse para lograr importantes avances con su hijo desafiante. Aplicando un enfoque de educación respetuosa y conociendo las herramientas específicas para trabajar con niños de perfil desafiante, hay mucho recorrido para reducir el conflicto y aumentar la colaboración.

¿Qué causa el trastorno negativista desafiante?

En general, hay cuatro factores relacionados con el origen de una conducta desafiante en los niños:

  1. El temperamento del niño y otras características innatas.
  2. El tipo de interacción entre padres e hijos.
  3. La personalidad de los padres.
  4. Las presiones del entorno familiar.

Cada uno de los factores influye en los otros. Es bastante típico que las conductas de padres e hijos se influyan recíprocamente, intensificándose los conflictos individuales y empeorando las conductas desafiantes del niño y su relación con su hijo a lo largo del tiempo.

Publicidad

¿Cómo comportarnos como padres ante un niño desafiante?

Existen diversas formas de enfrentar una situación de este tipo, sin embargo, siempre debemos optar por una manera que deje al niño buenas bases y nos ayude a educarlo, de forma amorosa pero firme.

Evita los gritos

Para enseñar disciplina con amor será necesario que cuides el tono de tu voz, de lo contrario si tu hijo es muy pequeño, alterarás su sistema nervioso, creerá que los gritos es el único recurso útil y eficaz para solucionar conflictos, pierdes autoridad y los niños corren el riesgo de padecer de depresión.

No permitas las luchas de poder

Los niños desafiantes creen que son iguales a todos, para ellos no existen adultos ni autoridad. Trata de hacerle entender que su manera de actuar no es correcta y que si no obedece, deberás acudir a las consecuencias como enviarlo a la silla de pensar.

Sé empático con tu hijo

La mejor forma de explicar a un niño que no debe agredir es llevarlo a ponerse en esa posición. Enséñales a pensar en las consecuencias y en las sensaciones negativas que un comportamiento puede causar en los otros.

Si esta sugerencia se aplica desde que tus hijos son pequeños, después tenderán a valorar más a quienes lo rodean.

Terapia individual y familiar

A diferencia de las otras terapias, la terapia individual se enfoca de forma individual en el niño y tiene como objetivo ayudarle a que exprese de forma más sana sus sentimientos y a controlar sus problemas de ira.

Por su parte, la terapia familiar tiene como objetivo reforzar la relación y comunicación entre todos los miembros de la familia.

Todos los padres tienen la responsabilidad de actuar como guías para sus hijos, de manera que los ayuden a enfrentarse a la vida de la forma más positiva posible. Es natural que durante las diferentes etapas de desarrollo los niños presenten problemas de conducta, pero cuando estos problemas están marcados por el trastorno negativista desafiante, resultan especialmente complicados.

Publicidad