Mente Asombrosa
Mujer con síntomas de apatía
Inicio » Psicología » Apatía: síntomas, causas y tratamiento

Apatía: síntomas, causas y tratamiento

La apatía se define como un estado mental limitado por estímulos físicos y emociones. Las personas afectadas por él son fáciles de reconocer: se retiran de las actividades cotidianas y están solas en casa más a menudo que otras. ¿Cómo reconocemos los síntomas de la apatía? ¿Cuáles son sus causas y es posible curarla por completo?

Síntomas de la apatía

Hay varios síntomas característicos de la apatía. Los principales son los trastornos del estado de ánimo que conducen a la depresión severa y la demencia emocional.

La apatía es una molestia que también se acompaña de los siguientes síntomas: somnolencia excesiva, sensación de fatiga constante asociada con problemas para conciliar el sueño y despertarse por la noche, falta de concentración, alejarse de las relaciones sociales y la actividad física.

Por lo tanto, podemos decir que se da una fuerte falta de interés general. Hay muchos síntomas de apatía, y la mayoría de las veces hay varios al mismo tiempo. En este caso, el funcionamiento normal se ve seriamente obstaculizado. Las personas que sufren de este tipo de desinterés o desidia comúnmente tienen problemas en el trabajo, en la universidad, así como con otras tareas que hasta ese momento no les causaban problemas.

Diversas causas

Las causas de la apatía pueden variar. Los trastornos y enfermedades mentales como la esquizofrenia, la depresión, el trastorno bipolar, pero también el trauma psicológico (por ejemplo, por la muerte de un ser querido o sobrevivir a un accidente grave), el estrés excesivo relacionado con el exceso de trabajo o la sobrecarga de otras responsabilidades son las más comunes entre las causas.

Sin embargo, a veces, la apatía también afecta a las personas que padecen afecciones sistémicas, incluidos trastornos cardiovasculares y de las glándulas suprarrenales, diabetes, trastornos hipofisarios o hipotiroidismo.

Tratamiento para la apatía

La apatía no debe de subestimarse, especialmente si dura varias semanas. La clave en este caso es el apoyo de los seres queridos que deben convencer a la persona afectada por la apatía de buscar la ayuda de un profesional.

Cuando ocurre una afección como la apatía, el tratamiento debe centrarse en las causas y síntomas subyacentes. Los antidepresivos y sedantes se usan con mucha frecuencia en este caso. La psicoterapia también es indispensable en estados apáticos fuertes.

Además, vale la pena recordar que distraerse con hobbies es una buena idea. Encontrar una forma interesante de pasar el tiempo libre te ayuda a regresar a tu funcionamiento normal.

Cómo lidiar con la apatía

Con una intervención rápida y una terapia adecuada, el pronóstico para la apatía siempre es  favorable. Sin embargo, el apoyo de los seres queridos es clave. Las excepciones son situaciones en las que esta enfermedad está asociada con enfermedades mentales crónicas como la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

En tales casos, es necesario tener en cuenta que este desinterés ocurrirá periódicamente, de vez en cuando, incluso cuando se usa un tratamiento farmacológico o una psicoterapia seleccionada de manera apropiada.

De qué manera se puede evitar

Para la persona que es apática el apoyo de los seres queridos es crucial, así como un pasatiempo que pueda disipar cualquier pensamiento negativo. En el caso de que haya habido episodios apáticos, la asistencia regular a un psicólogo también es extremadamente importante.

Esto permitirá la detección temprana del problema y reducirá los efectos negativos de la apatía. Es igualmente importante realizar pruebas periódicas del cuerpo. De esta manera, se minimizará el riesgo de apatía asociado con enfermedades del sistema.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse