Mente Asombrosa
Niño con ansiedad infantil
Inicio » Psicología » Maneras efectivas de tratar la ansiedad infantil

Maneras efectivas de tratar la ansiedad infantil

La ansiedad en los niños se manifiesta como un miedo exagerado y desproporcionado con respecto a ciertas situaciones, personas o cosas que interfieren en el normal desenvolvimiento de la vida diaria o de su desarrollo, por lo cual es necesario brindarle un tratamiento efectivo.

¿Qué es la ansiedad?

El primer paso es conocer de qué se trata y acudir a un especialista en conducta con la finalidad de obtener un diagnóstico confiable que permitirá determinar sí el niño sufre de temores simplemente o si en efecto se trata de un caso de Ansiedad.

Según la Asociación Americana de Psicología (APA) la Ansiedad suele manifestarse por medio de un temor extremo y preocupaciones que perduran y que debido a su intensidad interfieren sobre el normal desenvolvimiento de la vida cotidiana del individuo (1).

En el primer año de vida, los ruidos repentinos y fuertes , el dolor, la sensación de caer, las sombras o movimientos extraños son estímulos innatos para las reacciones de ansiedad infantil. Estas reacciones aseguran la supervivencia, por lo que se consideran normales.

La ansiedad infantil

En el caso de los niños, existe cierta dificultad al momento de determinar si se trata de ansiedad o sencillamente es un niño tímido, con una personalidad con tendencia a la preocupación o temeroso.

Además, uno de los obstáculos principales es que por su corta edad, y el desconocimiento de sus emociones, muchos no llegan a manifestar a través de las palabras aquello que están padeciendo.

Lo recomendable es que los padres, al notar conductas que quizás estén interfiriendo sobre el normal desarrollo de la vida del infante, acudan al especialista para diagnosticarlo y proveerle la ayuda necesaria.

Tipos de ansiedad infantil

Son diversas las formas en las que se manifiesta la ansiedad en los niños, entre ellas cabe destacar:

Trastorno de ansiedad por separación:

Se presenta en caso de niños pequeños por medio de la ausencia de adaptación, extrema inquietud, tristeza, irritabilidad o desesperación ante la ausencia de sus padres o de sus cuidadores.

Es un niño que expresa un temor exagerado en la medida en que pierde de vista a sus padres, guardando la creencia irracional de que no regresarán o que fue abandonado. En ocasiones, los adultos no asumen estas actitudes como un problema, considerándolo como una reacción normal.

Ansiedad social:

En el caso de la ansiedad social, los miedos están asociados con la incursión en un espacio externo a su casa, donde se siente seguro. Puede ser la escuela, un parque o cualquier otro espacio en el que deba interactuar con otras personas.

El temor es extremo y en muchos casos es confundido con timidez pero lo cierto es que para el niño es una situación en extremo difícil de sobrellevar debido a sus miedos irracionales por ser agredido, el centro de las burlas o no ser aceptado.

Algunos niños desarrollan el denominado Mutismo Selectivo, casos en los que son incapaces de expresarse en presencia de otros por miedos completamente irracionales carentes de una base real.

Fobias:

Las fobias son miedos exacerbados y completamente irracionales a lugares, personas o cosas que interfieren sobre el desenvolvimiento de las actividades cotidianas.

En el caso de los niños, un ejemplo puede ser la fobia a los payasos, casos en los que al acudir a una celebración en la que se presente uno de estos animadores entrará en un estado de temor de tal magnitud que le impedirá disfrutar de la velada.

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG):

Los temores ante la presencia de este trastorno se trasladan a todo de tipo de cosas, personas, situaciones, lugares o personajes ficticios. Se estará acá en presencia de un niño que se preocupa de forma extrema por muchas cosas y es incapaz de llevar una vida normal como cualquier infante.

Tratamientos para la ansiedad infantil

El paso inicial es tomar en consideración la conducta del niño y no dar nada por sentado, ya que muchos padres asumen ciertos comportamientos como normales o los llegan a asociar con etapas, pero es posible que el infante realmente este sufriendo y, en ese caso, lo mejor es prestarle la ayuda que requiere y brindarle las herramientas necesarias para que pueda desarrollarse normalmente.

La ansiedad infantil es tratada con la terapia cognitiva conductual (TCC), por medio de la cual se sustituirán de manera progresiva los falsos temores y las creencias irracionales, por verdades que ayudarán a que el niño pierda los miedos.

En algunos casos, para tener resultados más efectivos en el tratamiento de la ansiedad infantil,  se complementa la terapia con medicamentos, que contribuirán a la superación de la ansiedad de manera más efectiva. Asimismo, según sea el caso, se aplicará a los niños la terapia de exposición, por lo general en el tratamiento de fobias.

En la terapia de exposición se le presenta al niño la situación o el objeto al que le teme, en un ambiente seguro y en compañía del terapeuta, con la finalidad de que entienda que no corre ningún peligro y pueda superarlo.

Otra manera efectiva de trabajar la ansiedad en el niño la pueden llevar a cabo los padres por medio del acompañamiento, el cual supone hacerle entender que los miedos que está experimentando son realmente irracionales y que aquello a lo que le teme no podrá causarle ningún daño.

Bibliografía:
  1. American Psychological Association. Trastornos de la Ansiedad: El papel de la Psicoterapia en el Tratamiento Eficaz. Junio de 2.010 (Consultado 19 de julio de 2.019). Disponible en: [Link]
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse