Mente Asombrosa
El regalo de tener sobrinos
Inicio » Familia » Tener sobrinos es un lujo que puedo agradecer y celebrar

Tener sobrinos es un lujo que puedo agradecer y celebrar

Tu cuñada o cuñada está embarazada y estás a punto de dar la bienvenida a un sobrino o sobrina pequeño: ¡alégrate!

Publicidad

No somos ni un padre, ni un simple amigo: somos su tía o su tío… ¿la mezcla perfecta de los dos? En cualquier caso, podrás compartir increíbles y privilegiados momentos con tus pequeños sobrinos sin tener ningún inconveniente que esté relacionado con el rol de padres. Así que en este artículo te daremos algunas razones que muestran por qué es genial convertirse en tía o tío.

Es un entrenamiento perfecto para tus futuros hijos.

Cambiar un pañal, vestir al bebé y luego tararear canciones infantiles para dormirlo, repetir la misma mueca por milésima vez para escucharlo reír… Tantos momentos que no solemos experimentar antes de tener niños a nuestro alrededor. Por lo tanto, es un ejercicio perfecto para ver si estás listo o no para comenzar. Y para los que ya tienen hijos, esto puede recordarles los primeros momentos con su pequeño, con más horas de sueño y menos estrés.

Puedes enseñarles cualquier cosa

Con tus sobrinos y sobrinas, no tienes que jugar a ser policía. Enséñales tonterías que enfurecerán a sus padres, es tu papel como tío y tía. Si no lo hacen contigo, ¿con quién lo pueden hacer? Te lo prometo, tu hermano o hermana no te culpará (no demasiado).

Por fin tienes una excusa para volver a jugar

Construir casas de lego, jugar a las escondidas, columpiarse en el parque… Del mismo modo, puedes volver a ver todos los dibujos animados de Disney… ¡y eso, sin necesidad de justificarte!

Publicidad

Tus sobrinos te ayudarán a rehacer tu decoración con dibujos infantiles (y te va a gustar)

Casas con formas conceptuales, un retrato tuyo en versión cubista… Tus sobrinos y sobrinas son verdaderos artistas, ¡a menudo abstractos! Y, sin embargo, recibes con emoción cada una de sus creaciones, que no siempre se limitan a simples dibujos. También tendrás derecho a hombres de masa de sal, marcos con sus fotos hechas con papel de aluminio y bonitas tarjetas navideñas. Y te encantarán.

Escucharlos, decir «tía» o «tío», derrite el corazón

La primera vez que dice mamá o papá, los padres se derriten. Como tía o tío, no compartes la vida diaria de tu sobrino pequeño, por lo que te dices a ti mismo que este vínculo tardará en asentarse. ¡Pero qué sorpresa es descubrir que este pequeño ser te reconoce y que ha entendido que eres su «tío»!

Ya sabes a quién regalarle ese peluche super tierno que viste el otro día

Las tías y los tíos pueden consentir a sus sobrinos como quieran, porque no los ven todos los días. Pueden comprarles lo que quieran, sin preocuparse por las consecuencias.

La Navidad vuelve a tener la chispa de antes

Todavía creen en Papá Noel y con solo ver las caras que ponen al abrir sus regalos, la Navidad ha recuperado su magia. En general, las reuniones familiares se volverán mucho más divertidas. Y si tienes un momento de aburrimiento, te puedes escabullir con los más pequeños a reírte un rato.

Compartirás pequeños secretos, lejos de mamá y papá

A medida que crezca, tus sobrinas y sobrinos te necesitarán de otras maneras. Necesitarán a alguien a quien contarle sus historias, sus dudas, alguien a quien pedir consejo… y muchas veces, la tía o el tío es la persona ideal para eso. A pesar de no ser uno de los dos padres, los conocen lo suficientemente bien como para sentirse seguros con ellos. Poder establecer esta relación, y transmitirles tu experiencia, es muy gratificante.

En sus ojos, eres una persona grandiosa

Incluso un verdadero héroe. Contigo comparte sobre todo los buenos momentos: le llevas al parque, juegas, le compras caramelos, hacen estupideces… En definitiva, aprovechas al máximo los momentos que pasas con él y él te hace sentir bien… Él piensa que eres genial.

Pero sobre todo intercambias amor fuerte y puro

Aunque no sean nuestros propios hijos, son parte de nuestra vida. Este fuerte apego nos une con un amor profundo y sincero. Nos fascina el más mínimo cambio y todo lo que pueden aprender. Por su parte, nos lo devuelven con toneladas de abrazos y momentos de cariño.

Publicidad