Mente Asombrosa
Inicio » Psicología » Trastornos » Síntomas del juego patológico o ludopatía

Síntomas del juego patológico o ludopatía

La adicción al juego, también conocida como juego compulsivo, puede ser un tipo de trastorno de control de impulsos. Los jugadores compulsivos siguen apostando ya sea que estén arriba o abajo, quebrados o ganando, felices o deprimidos. Incluso cuando saben que las probabilidades están en su contra y cuando no pueden darse el lujo de perder, las personas con una adicción al juego no pueden “mantenerse fuera de la apuesta”. El juego patológico o ludopatía y el problema en sí, pueden afectar a entre el 2 y el 4 por ciento de la población.

Comportamiento de un ludópata

Preocupación: la persona está preocupada por el juego y tiene pensamientos frecuentes sobre las experiencias de juego, la desventaja o la planificación de la próxima aventura, o el pensar en formas de obtener dinero con el que apostar, etc.

Tolerancia: similar a la tolerancia a las drogas, la persona necesita apostar con cantidades cada vez mayores de dinero para lograr la emoción deseada o “subidón”.

Pérdida de control: la persona ha realizado repetidos esfuerzos infructuosos para controlar, reducir o detener el juego.

Retirada: la persona está inquieta o irritable cuando intenta reducir o detener el juego.

Escape: la persona juega como una forma de escapar de los problemas o para aliviar un estado de ánimo disfórico (por ejemplo, sentimientos de impotencia, culpa, ansiedad, depresión).

Sigue persiguiendo ganar si pierde: Después de perder dinero apostando, la persona a menudo regresa otro día para compensar (“persiguiendo” las pérdidas).

Mentir: miente a miembros de la familia, terapeuta u otros para ocultar el grado de participación en el juego.

Actividad ilegal: la persona ha cometido actos ilegales como falsificación, fraude, robo o malversación para financiar el juego.

Relaciones de riesgo: la persona ha puesto en peligro o perdido una relación importante, trabajo o oportunidad educativa o profesional debido al juego.

Rescate: depende de otros, como amigos o familiares que proporcionan dinero para aliviar una situación financiera desesperada causada por el juego.

Juego normal vs. Juego patológico o compulsivo

El juego se define como cualquier apuesta para uno mismo o para otros, ya sea por dinero o no, no importa cuán insignificante, donde el resultado sea incierto o dependa del azar o la “habilidad”. El juego se clasifica en cuatro tipos: social, profesional, problema, y patológico.

El juego social típicamente ocurre con amigos o compañeros de trabajo. El juego dura un tiempo limitado y las pérdidas son predeterminadas y razonables.

En el juego profesional, los riesgos son limitados y la disciplina se ejerce.

El juego problema está marcado por:

  • Preocupación
  • Reducción de intereses
  • Conducta continuada a pesar de las consecuencias adversas.
  • Intentos fallidos de dejarlo

Jugadores patológicos:

  • Tienen distorsiones de pensamiento como negación, supersticiones, exceso de confianza o un sentido de poder y control.
  • Creer que el dinero es la causa y la solución a todos sus problemas.
  • Tienden a ser altamente competitivos, enérgicos, inquietos y fácilmente aburridos.
  • Tienden a ser generosos al punto de la manía o la extravagancia.
  • A menudo son adictos al trabajo o trabajadores compulsivos que esperan hasta el último momento antes de trabajar duro.

Nota: la ludopatía ahora es menos considerado como un trastorno de control de impulsos de acuerdo con el DSM-IV actualizado. Ahora se clasifica como un trastorno no relacionado con sustancias, lo que significa que se conceptualiza más como un comportamiento adictivo.

Avatar

Tay Cuellar

Tay Cuéllar es la creadora del portal Vida Lúcida y actualmente desarrolla tareas de administración, gestión y dirección de Mente Asombrosa.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse