Mente Asombrosa
Inicio » Psicología » Trastornos » Síntomas del juego patológico o ludopatía

Síntomas del juego patológico o ludopatía

La adicción al juego, también conocida como juego compulsivo, puede ser un tipo de trastorno de control de impulsos. Los jugadores compulsivos siguen apostando ya sea que estén arriba o abajo, quebrados o ganando, felices o deprimidos. Incluso cuando saben que las probabilidades están en su contra y cuando no pueden darse el lujo de perder, las personas con una adicción al juego no pueden “mantenerse fuera de la apuesta”. El juego patológico o ludopatía y el problema en sí, pueden afectar a entre el 2 y el 4 por ciento de la población.

Comportamiento de un ludópata

Preocupación: la persona está preocupada por el juego y tiene pensamientos frecuentes sobre las experiencias de juego, la desventaja o la planificación de la próxima aventura, o el pensar en formas de obtener dinero con el que apostar, etc.

Tolerancia: similar a la tolerancia a las drogas, la persona necesita apostar con cantidades cada vez mayores de dinero para lograr la emoción deseada o “subidón”.

Pérdida de control: la persona ha realizado repetidos esfuerzos infructuosos para controlar, reducir o detener el juego.

Retirada: la persona está inquieta o irritable cuando intenta reducir o detener el juego.

Escape: la persona juega como una forma de escapar de los problemas o para aliviar un estado de ánimo disfórico (por ejemplo, sentimientos de impotencia, culpa, ansiedad, depresión).

Sigue persiguiendo ganar si pierde: Después de perder dinero apostando, la persona a menudo regresa otro día para compensar (“persiguiendo” las pérdidas).

Mentir: miente a miembros de la familia, terapeuta u otros para ocultar el grado de participación en el juego.

Actividad ilegal: la persona ha cometido actos ilegales como falsificación, fraude, robo o malversación para financiar el juego.

Relaciones de riesgo: la persona ha puesto en peligro o perdido una relación importante, trabajo o oportunidad educativa o profesional debido al juego.

Rescate: depende de otros, como amigos o familiares que proporcionan dinero para aliviar una situación financiera desesperada causada por el juego.

Juego normal vs. Juego patológico o compulsivo

El juego se define como cualquier apuesta para uno mismo o para otros, ya sea por dinero o no, no importa cuán insignificante, donde el resultado sea incierto o dependa del azar o la “habilidad”. El juego se clasifica en cuatro tipos: social, profesional, problema, y patológico.

El juego social típicamente ocurre con amigos o compañeros de trabajo. El juego dura un tiempo limitado y las pérdidas son predeterminadas y razonables.

En el juego profesional, los riesgos son limitados y la disciplina se ejerce.

El juego problema está marcado por:

  • Preocupación
  • Reducción de intereses
  • Conducta continuada a pesar de las consecuencias adversas.
  • Intentos fallidos de dejarlo

Jugadores patológicos:

  • Tienen distorsiones de pensamiento como negación, supersticiones, exceso de confianza o un sentido de poder y control.
  • Creer que el dinero es la causa y la solución a todos sus problemas.
  • Tienden a ser altamente competitivos, enérgicos, inquietos y fácilmente aburridos.
  • Tienden a ser generosos al punto de la manía o la extravagancia.
  • A menudo son adictos al trabajo o trabajadores compulsivos que esperan hasta el último momento antes de trabajar duro.

Nota: la ludopatía ahora es menos considerado como un trastorno de control de impulsos de acuerdo con el DSM-IV actualizado. Ahora se clasifica como un trastorno no relacionado con sustancias, lo que significa que se conceptualiza más como un comportamiento adictivo.

Síntomas del juego patológico o ludopatía
4.7999999999999998224 (95%) 4 votos
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Tay Cuellar

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse