Mente Asombrosa
Niña que padece esquizofrenia infantil
Inicio » Psicología » Signos y síntomas de la esquizofrenia infantil

Signos y síntomas de la esquizofrenia infantil

La esquizofrenia infantil es extremadamente rara y difícil de diagnosticar. La mayoría de los niños pasan por varios diagnósticos erróneos antes de ser diagnosticados con esquizofrenia infantil. Es una enfermedad mental extremadamente grave y debilitante.

Antes de diagnosticar la esquizofrenia infantil, los médicos de tu hijo probarán otros diagnósticos y tratamientos para descartarlos antes de dar el diagnóstico definitivo.

La esquizofrenia en niños es en parte difícil de diagnosticar porque los niños con frecuencia tienen una imaginación hiperactiva, lo que podría llevar a creer que tienen alucinaciones o delirios. Esta imaginación hiperactiva es simplemente una parte de la infancia normal para muchos niños. Sin embargo, con la esquizofrenia infantil, muchos síntomas pueden estar presentes además de esta imaginación hiperactiva.

Comprender los síntomas de la esquizofrenia infantil, así como los signos del trastorno que se pueden ver, puede ayudarte como padre a prepararte a la posibilidad de este diagnóstico. Si tu hijo ha tenido problemas de salud mental durante algún tiempo, es posible que quieras familiarizarte con los signos y síntomas, así como con las opciones de tratamiento para la esquizofrenia infantil.

Esquizofrenia de inicio en la infancia

La esquizofrenia de inicio en la infancia se considera el inicio de esta enfermedad mental en niños menores de trece años. Es extremadamente rara y no ocurre con mucha frecuencia. Sin embargo, cuando ocurre la esquizofrenia infantil, generalmente es insidiosa y los síntomas pueden no ser definitivos. A menudo se requieren varios diagnósticos erróneos antes de que se diagnostique la esquizofrenia infantil como tal. Una de las herramientas de diagnóstico que se supone que deben seguir los psiquiatras incluye descartar estas otras enfermedades o déficits mentales.

Síntomas de la esquizofrenia infantil

La esquizofrenia infantil sigue la misma sintomatología que la esquizofrenia en adultos. Los psiquiatras usan las mismas pautas para diagnosticar a los niños que se usan para el diagnóstico en adultos. Para ser diagnosticado con esquizofrenia infantil, el niño debe tener dos o más de estos síntomas, y deben durar al menos un mes en un período de seis meses.

Delirios

Los delirios son uno de los síntomas comunes de la esquizofrenia infantil. Puede ser difícil saber si tu hijo tiene delirios o si solo está jugando con su imaginación como lo hacen a menudo los niños. Un ejemplo de un delirio sería si tu hijo realmente creyera que tiene poderes sobrehumanos, o que alguien o algo sobrenatural está en contra de ellos.

Alucinaciones

Otro síntoma común de la esquizofrenia infantil son las alucinaciones. Esencialmente, esto significa que están escuchando o viendo cosas que no existen. Una vez más, debes tener mucho cuidado al monitorear a tu hijo para detectar este síntoma, ya que puede ser muy posible que esté jugando y no vea o escuche algo que no puede ver. Por ejemplo, es común que los niños tengan un amigo imaginario, pero eso no significa que realmente estén viendo a esa persona que no está allí.

Habla desorganizada

El habla desorganizada es una señal distintiva de la esquizofrenia infantil, y es un síntoma más definitivo que los demás. Tu hijo tiene un habla desorganizada si habla y tú no puedes entender lo que está tratando de comunicar, a pesar de que él siente que fue muy claro. También se considera un habla desorganizada si tu hijo se pierde con frecuencia, y cambia de tema al instante o repentinamente y dice algo que no está relacionado con el tema de conversación.

Comportamiento desorganizado o catatónico

El comportamiento desorganizado o catatónico es otro síntoma de la esquizofrenia infantil. Una vez más, los niños muchas veces tienen un comportamiento desorganizado, por lo que esto puede ser difícil de juzgar dependiendo de la edad del niño. Sin embargo, el comportamiento catatónico puede ser razón para preocuparse. El comportamiento catatónico es cuando el niño muchas veces parece tener una mirada en blanco y no responde a ninguna estimulación, ni gritas su nombre, hablas con ellos o los tocas para llamar su atención, por largos períodos de tiempo.

Síntomas de aplanamiento afectivo

También hay algunos síntomas negativos de la esquizofrenia infantil que el médico tendrá que buscar. Uno de ellos es el aplanamiento afectivo, que significa que el niño tiene una expresión emocional limitada. Pueden tener expresiones faciales frías, poco contacto visual y poco o ningún lenguaje corporal.

Otro síntoma negativo es la alogia, en la cual el niño tiene dificultad para hablar. Pueden tener dificultades para elegir sus palabras, como la fluidez verbal, o pueden hablar muy poco en general. El último síntoma negativo es la avolición, que se refiere a una pérdida de motivación. Pueden permanecer sentados durante largos períodos de tiempo sin hacer nada, sin tener mucho interés en su entorno.

Signos de esquizofrenia infantil

Hay algunos signos de esquizofrenia durante la infancia que pueden ayudarte a notar los síntomas si están presentes. Estos no son necesariamente síntomas de la enfermedad mental, pero son signos de que algo no está bien con tu hijo y que tal vez sea necesario abordar la situación.

Problemas escolares

Uno de los primeros signos de esquizofrenia infantil es que tu hijo tendrá problemas en la escuela. Sus calificaciones pueden caer, o puede que nunca obtengan buenas calificaciones. Pueden tener problemas con su capacidad de atención y tener muy poca o ninguna presencia en la clase, o los maestros pueden informar que simplemente se sientan y no responden la mayor parte del tiempo.

Muchos niños que al final son diagnosticados con esquizofrenia infantil fueron diagnosticados en un principio con problemas de aprendizaje. Uno de los requisitos para diagnosticar la esquizofrenia infantil es que puede haber signos similares a las discapacidades de aprendizaje, pero el coeficiente intelectual del niño no es lo suficientemente bajo para dicho diagnóstico.

Agresividad

Tu hijo puede ser muy agresivo, particularmente cuando defiende sus delirios o alucinaciones. Muchos niños afirmarán ver cosas que no están allí, como amigos imaginarios. O pueden jugar y creer que tienen poderes sobrehumanos. Sin embargo, los niños con esquizofrenia infantil creen que estas cosas son reales, y cuando se les desafía, pueden volverse muy agresivos con sus palabras y acciones.

Imaginación hiperactiva

Normalmente muchos niños tienen imaginaciones hiperactivas. Sin embargo, cuando esto se vuelve preocupante es cuando el niño no parece ser capaz de distinguir la realidad de su mente. Esto puede ser una señal de que están teniendo verdaderas ilusiones o alucinaciones. Una imaginación hiperactiva por sí sola no es motivo de preocupación, pero cuando se combina con otros síntomas y signos de esquizofrenia infantil, puede ser lo que complete las sospechas de esta enfermedad.

Diagnósticos erróneos de trastornos psiquiátricos

Todos los niños que terminan con un diagnóstico de esquizofrenia infantil primero pasan por muchos diagnósticos erróneos de su estado de salud mental. Descartar otras enfermedades mentales y discapacidades de aprendizaje es una parte vital del proceso de diagnóstico. Tu hijo puede ser diagnosticado primero con TDAH, trastornos del estado de ánimo como trastorno bipolar, autismo, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de ansiedad generalizada o TEPT. Las causas médicas de alucinaciones y delirios también deben descartarse primero.

Tratamiento de la esquizofrenia infantil

No hay muchas opciones de tratamiento para la esquizofrenia infantil. El tratamiento de la esquizofrenia infantil suele ser una combinación de terapia y tratamiento con medicamentos. Se han realizado muchos estudios para tratar de determinar un mejor y más efectivo tratamiento de la esquizofrenia infantil, pero hasta ahora solo se ha conseguido evidencia de un medicamento y dos tipos de terapia.

Terapia

Como con cualquier enfermedad mental, la terapia juega un papel importante en limitar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Los estudios han encontrado que el condicionamiento operante y la terapia de juego son formas exitosas de tratamiento. Un estudio encontró que muchos de los niños habían mejorado en su edad mental y habla después del condicionamiento operante. La terapia de juego está diseñada para ayudar al niño a comprender su condición y cómo manejar los síntomas y sentimientos.

Medicación

Algunos niños con esquizofrenia infantil pueden ser tratados con neurolépticos atípicos, aunque algunos niños no responden a este tratamiento. Los estudios apoyan el uso de clozapina en el tratamiento de la esquizofrenia infantil. La mayoría de los pacientes que toman clozapina logran reducir el impacto de los síntomas de la enfermedad mental. Sin embargo, la clozapina puede tener algunos efectos secundarios graves, y es importante que los padres y los médicos vigilen de cerca a los niños que toman clozapina.

Obteniendo ayuda para tu hijo

Es importante que si tu hijo muestra síntomas de esquizofrenia infantil, busques ayudarlo de inmediato. Los terapeutas y los psiquiatras evaluarán a tu hijo y sus síntomas y descartarán todas las demás posibilidades antes de darle un diagnóstico de esquizofrenia infantil. Podrán evaluar a tu hijo con tu ayuda y la ayuda de los maestros y tutores de la escuela de tu hijo para identificar los síntomas y las posibles causas.

Incluso si ese diagnóstico nunca llega, los signos y síntomas de la esquizofrenia infantil son motivo de preocupación y pueden conducir a otro diagnóstico importante de salud mental. Para ayudar a tu hijo a funcionar más plenamente en el mundo, en la escuela y en el hogar, es importante que lo lleves a un terapeuta lo más rápido posible después de notar estos síntomas.

Bibliografía:
  1. Bartlett J. (2014). Childhood-onset schizophrenia: what do we really know?. Health psychology and behavioral medicine, 2(1), 735–747. doi:10.1080/21642850.2014.927738
  2. Schaeffer J. L., Ross R. G. Childhood-onset schizophrenia: Premorbid and prodromal diagnostic and treatment histories. Journal – American Academy of Child and Adolescent Psychiatry2002:538–545. doi: 10.1097/00004583-200205000-00011. [PubMed]
  3. Ross, R. G., Maximon, J., Kusumi, J., & Lurie, S. (2013). Violence in childhood-onset schizophrenia. Mental illness5(1), e2. doi:10.4081/mi.2013.e2 [PubMed]
Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse