Mente Asombrosa
Autosexualidad visión desde la psicología
Inicio » Psicología » ¿Es la autosexualidad una orientación sexual real?

¿Es la autosexualidad una orientación sexual real?

La autosexualidad es una condición en la que la persona solo siente placer sexual consigo mismo. El tema todavía no ha sido bien analizado por la ciencia.

La autosexualidad, aunque no se trata de un término muy conocido, es uno de los tipos de orientación sexual existente como la heterosexualidad, homosexualidad o bisexualidad. Existen incluso más opciones y el nombre indica, en todos los casos, quien es la persona que genera la atracción. En lo que respecta al tema que nos ocupa se trata del propio ser. Es decir, el autosexual está enamorado de su propio cuerpo y, en consecuencia, solo obtiene placer del acto sexual practicado consigo mismo.

Publicidad

Es cierto que esto podría parecer algo extraño, pero, en definitiva, no se trata de algo nuevo o recién inventado. Se cree que el concepto fue acuñado, en principio, en un artículo publicado por Bernard Apfelbaum (terapeuta sexual) en 1989. El experto en análisis del ego en el área mencionada, recurrió al vocablo para referirse a quienes no se sienten atraídos sexualmente por nadie más. Pueden tener una relación de pareja e incluso y compartir el lecho con otros, no obstante, el máximo placer lo reciben de sí mismos.

Sin embargo, en la actualidad se prefiere aplicar el término a aquellos individuos que, en exclusiva, están enamorados de su propio cuerpo. No se trata de narcisismo, aunque lo parezca, porque el narcisista carece de empatía. Y es feliz siendo el centro de la atracción, su ego se enaltece cuando es permanentemente admirado. Por el contrario, el auto romántico, como también se le llama, solo se necesita a sí mismo; así, se excita pensando en su cuerpo o en su persona, durante la práctica del sexo.     

La autosexualidad y el deseo de tener una familia

Los autosexuales son personas normales que pueden tener una relación estable con alguien de su propio sexo o del sexo opuesto. No obstante, continuarán enamorados de su propio ser y recibirán mayor satisfacción con las imágenes mentales acerca de sí mismos que de parte de la otra persona. Es probable que, para alcanzar la felicidad necesiten encontrar a alguien con su orientación, puesto que así nadie se sentirá desplazado o ignorado durante el coito.

Existen testimonios de personas, en especial mujeres, con esta inclinación; algunas de ellas incluso mantienen una relación de pareja, pero, sin sexo. Aunque pueden compartir besos, abrazos y otras formas de caricias, algo que en definitiva nos agrada a casi todos. En un caso reconocido, Tim y Jenny, el hombre asume que él es asexual; o sea, carece de interés por el tema. Por tanto, a él no le importa no poder alcanzar placer sexual con ella y, de cualquier modo, les es factible ser felices juntos. A futuro, hasta podrían pensar en la posibilidad de tener un hijo.

Publicidad

Una autosexual entrevistada (que prefiere mantenerse en el anonimato) expresó que durante la masturbación crea fantasías acerca de si misma. Puede imaginarse desnuda tomando el sol en la playa o disfrutando de la autocomplacencia en un baño público. Pero, si alguien más la acaricia no siente un placer equivalente. Define que lo que experimenta es una atracción natural y profunda hacia su cuerpo, ya sea que se encuentre sola o con un novio. Al igual que sucede al que está con alguien y se excita pensando en otro, solo que ese otro es ella. 

¿Qué dice la psicología al respecto?

Por lo general, cuando un autosexual llega a la consulta de un terapeuta es debido a que presenta problemas de pareja. Más no porque se sienta mal respecto a su propia actitud. Y es que para un individuo que está acostumbrado a obtener gratificación junto con otro, sentirse aislado o innecesario no le resulta fácil. ¿Se puede considerar un trastorno de la personalidad? Pareciera que no. Por ejemplo, en el caso del narcisismo, que ya hemos mencionado, existen síntomas claros y sencillos de identificar que permiten al psicólogo realizar su diagnóstico.

No obstante, cuando se trata de la autosexualidad las cosas son diferentes. La razón es que estas personas se sienten más cómodas y agradadas en el aspecto sexual con su propia compañía. Por tanto, no manifiestan una señal externa sino en lo que respecta a tal área. A diferencia de los narcisistas que claman por ser atendidos, todo el tiempo y de un modo exagerado. Al parecer, los auto románticos revelan su condición en una única área de su vida, y el resto funciona con absoluta normalidad.   

Así, el autosexual siempre obtendrá la máxima gratificación sexual de sí mismo; aunque esto no le impide participar en actos de tal naturaleza, considerados normales, con otras personas. En definitiva, la autosexualidad no ha sido suficientemente estudiada y documentada como para poder categorizar o concluir nada al respecto. Tal vez más adelante sabremos si se trata de un trastorno de la personalidad que deba ser corregido o tan solo de una excentricidad a aceptar. Si le parece que se le dificulta mantener relaciones de pareja satisfactorias, consulte a un psicólogo.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios