Mente Asombrosa
La farmacodependencia
Inicio » Psicología » Farmacodependencia – El abuso de medicamentos y sus riesgos

Farmacodependencia – El abuso de medicamentos y sus riesgos

La mayoría de las personas acuden al médico por razones médicas legítimas y se les recetan medicamentos para controlar una serie de afecciones. Después toman estos medicamentos según las indicaciones y los dejan a medida que termina el tratamiento. Sin embargo, a algunas personas les gustan los efectos de ciertos tipos de medicamentos de prescripción y continúan usando estos medicamentos de una manera distinta a la que el médico les indicó, generando así una farmacodependencia.

¿Qué es la farmacodependencia?

El abuso de medicamentos de prescripción (farmacodependencia) es el uso de estos medicamentos de una manera que no fue indicada por el médico que los recetó con el fin de llevar a cabo un tratamiento.

La farmacodependencia incluye acciones tales como usar los analgésicos de un ser querido para aliviar los síntomas de una migraña muy fuerte. Otros pueden aplastar los medicamentos recetados e inhalarlos o diluir el medicamento en polvo en agua para hacerse inyecciones y obtener un efecto fuerte. Las clases más comunes de medicamentos de las que se abusa incluyen analgésicos, sedantes, agentes ansiolíticos y estimulantes.

Los medicamentos y ansiolíticos contra la ansiedad, incluidos Xanax, Valium y Ambien, se recetan a personas que luchan con ansiedad o trastornos del sueño. Las personas que abusan de estas drogas a menudo informan que lo hacen para contrarrestar los efectos de los estimulantes como la cocaína o la metanfetamina, o para aumentar la intoxicación mezclándolas con otros tragos como el alcohol o los narcóticos opioides.

Los narcóticos opioides, como el OxyContin y Vicodin, que contienen los narcóticos oxicodona o hidrocodona tienen una alta tasa de abuso por parte del farmacodependiente. Estos medicamentos ofrecen un alivio muy necesario para quienes padecen dolor crónico y también proporcionan una calma general y una sensación de bienestar. Estos son los síntomas que las personas que abusan de los analgésicos recetados suelen buscar.

Los estimulantes, como el Adderall o Ritalin, se usan en el tratamiento de trastornos como el TDAH y la narcolepsia para proporcionar a las personas la oportunidad de funcionar normalmente. Aquellos que abusan de los estimulantes lo hacen para recibir una gran oleada de energía y agudeza mental, a pesar de las consecuencias mortales que estas drogas pueden causar si no son recetadas por un médico después de un examen físico completo.

La farmacodependencia es una epidemia creciente que afecta a todos los grupos de edad, pero parece ser más común en la adolescencia tardía y en los primeros años de la edad adulta.

Muchas personas tienen la idea errónea de que simplemente porque un medicamento fue recetado por un médico, son seguras en todas las dosis y para todas las personas. Esto no podría estar más alejado de la verdad. Todos los medicamentos conllevan algunos riesgos de efectos secundarios, y muchas personas deben evitar ciertos tipos de medicamentos para reducir el riesgo de consecuencias potencialmente mortales.

Cuando se mezclan con alcohol u otros medicamentos, todos los medicamentos recetados conllevan efectos secundarios muy graves, como coma, convulsiones, ataque cardíaco y muerte.

Estadísticas de adicción a medicamentos recetados

En 2010, aproximadamente 7 millones de personas informaron haber usado medicamentos de prescripción de manera no médica. El desglose de los tipos de medicamentos de prescripción más usados es asombroso. 5.1 millones de personas informaron haber usado analgésicos de prescripción. 2.2 millones informaron que usaban ansiolíticos, mientras que 0.4 millones informaron usar sedantes. Casi 1 de cada 12 estudiantes de último año de secundaria informaron que usaban analgésicos recetados para fines no médicos.

Causas y factores de riesgo de la farmacodependencia

Es probable que el abuso de medicamentos recetados sea el resultado de la mezcla de varios factores. Las causas más comunes para el abuso de medicamentos recetados incluyen:

  1. Genético: Parece que la adicción y el abuso de sustancias tienen un componente genético, aunque el gen exacto o la combinación de genes aún no es claro. Las personas que luchan contra la adicción y el abuso de sustancias a menudo tienen un pariente o un familiar cercano, como un padre o un hermano, que también lucha contra la adicción.
  2. Química cerebral: se ha teorizado que ciertas personas pueden nacer sin ciertos neurotransmisores responsables de las sensaciones de placer en sus cerebros. Estas personas pueden intentar automedicarse esta deficiencia con medicamentos que aumentan los niveles de estos neurotransmisores.
  3. Ambiental: las personas que crecen en un hogar donde la adicción es algo recurrente pueden crecer creyendo que abusar de las drogas es la forma de manejar las dificultades en la vida. Además, las personas que comienzan a abusar de sustancias muy temprano en la vida tienen un mayor riesgo de desarrollar una adicción más adelante en la vida.
  4. Psicológico: muchas personas que luchan contra el abuso de medicamentos de prescripción también sufren alguna enfermedad mental. Estas personas pueden estar intentando automedicarse los síntomas de su enfermedad mental no tratada o no diagnosticada.

Signos y síntomas de la farmacodependencia

Los síntomas del abuso de medicamentos de prescripción variarán dependiendo de la sustancia de la que se abusa, la frecuencia del abuso, el abuso de otros medicamentos y la duración de la adicción.

Los síntomas generales comunes del abuso de medicamentos o farmacodependencia incluyen:

  • Constante necesidad de tomar medicamentos.
  • Tomar dosis más altas de lo recetado.
  • Hostilidad.
  • Parecer intoxicado, demasiado enérgico o letárgico.
  • Cambios en los patrones de sueño y alimentación.
  • Mayor uso de alcohol.
  • Cambios de humor.
  • Irritabilidad cuando no hay medicamentos.
  • Síntomas de abstinencia cuando el medicamento recetado no está disponible.
  • “Comparar doctores” o visitar a varios médicos para obtener más recetas.
  • “Pedir prestados” medicamentos recetados de otras personas.
  • Usar medicamentos a un ritmo mucho más acelerado que el recetado.
  • “Perder” múltiples recetas para medicamentos de prescripción.
  • Triturar o romper pastillas.
  • Mentir sobre la cantidad de medicamento utilizado.
  • Almacenamiento de medicamentos en varios lugares de la casa.
  • Pedido de recetas por farmacias de internet.
  • Robar o falsificar recetas.

Síntomas del abuso de ansiolíticos o sedantes:

  • Somnolencia y cansancio excesivos.
  • Caminar inestable.
  • Movimientos oculares rápidos involuntarios.
  • Mareo.
  • Confusión sobre la hora, fecha y lugar.
  • Tics o movimientos involuntarios.
  • Deterioro de la memoria.
  • Falta de criterio.

Síntomas del abuso de analgésicos:

  • Depresión.
  • Confusión.
  • Sudoración excesiva.
  • Estreñimiento.
  • Hipotensión.
  • Disminución de la frecuencia respiratoria.
  • Coordinación deteriorada.
  • Alteración del juicio.
  • Aumento de comportamientos arriesgados.

Síntomas del abuso de estimulantes:

  • Pérdida de peso.
  • Falta de apetito.
  • Necesidad disminuida de dormir.
  • Irritabilidad.
  • Agitación.
  • Arritmia cardíaca.
  • Impulsividad.
  • Comportamientos imprudentes.
  • Inquietud.

Consecuencias de la adicción a los medicamentos

Los efectos del abuso de medicamentos recetados impactan a largo plazo y dependen de una serie de variables. Los efectos a largo plazo más comunes del abuso de medicamentos de prescripción incluyen los siguientes:

  • Aislamiento social.
  • Dejar de disfrutar ciertas actividades.
  • Estados de ánimo lábiles.
  • Empeoramiento del bienestar.
  • Empeoramiento de las enfermedades físicas y mentales.
  • Adicción.
  • Tolerancia psicológica y física.
  • Relaciones interpersonales debilitadas.
  • Incapacidad para cumplir con las responsabilidades en el trabajo o en el hogar.
  • Desempleo.
  • Falta de vivienda.
  • Problemas financieros.
  • Problemas legales.
  • Consecuencias de los comportamientos arriesgados.

Trastornos concurrentes por farmacodependencia

Hay muchos trastornos mentales que ocurren en conjunto con el abuso de medicamentos recetados. Algunos de los trastornos concurrentes más comunes incluyen los siguientes:

  • Trastornos depresivos.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Esquizofrenia.
  • Trastorno de estrés postraumático.
  • Alcoholismo.
  • Abuso de otras sustancias.
  • Trastorno bipolar.
Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse