Mente Asombrosa
mujer con labilidad afectiva
Inicio » Psicología » Trastornos » Trastornos de la personalidad » Qué es la labilidad afectiva y cuáles son sus síntomas

Qué es la labilidad afectiva y cuáles son sus síntomas

La labilidad emocional se caracteriza por variaciones grandes y rápidas en el estado de ánimo. Incluso los estímulos más leves provocan considerables cambios de humor. Los cambios de humor pueden ser tanto una expresión de cambios hormonales normales como procesos orgánicos mórbidos.

¿Qué es labilidad afectiva?

La inestabilidad del ánimo se caracteriza por un rápido cambio de humor, que a menudo se produce sin una causa externa notable. Este estado mental también se conoce como labilidad del estado de ánimo.

La persona afectada es consciente de los cambios de humor, pero no siente que sean patológicos o vergonzosos. En la inestabilidad del afecto, hay una rápida rotación de emociones (afectos), por lo que la duración de las emociones suele ser muy corta. Por lo tanto, la ira puede convertirse rápidamente en nostalgia o la tristeza rápidamente en alegría.

Por ejemplo, las emociones cambian rápidamente de “altísimo” a “angustiadas hasta la muerte“. Estos cambios de humor pueden ser completamente normales durante ciertas etapas de desarrollo o cambios hormonales . Esto se aplica, entre otras cosas, a la infancia, la pubertad, la menopausia o los cambios hormonales durante la menstruación. Incluso durante el embarazo, puede haber un cambio rápido en el estado de ánimo.

Sin embargo, también hay muchos procesos mórbidos que se asocian con una labilidad afectiva.

Causas de labilidad afectiva

Las causas de una labilidad afectiva pueden ser múltiples. A menudo, estas son reacciones normales que ocurren durante un cambio hormonal. Las mujeres se ven particularmente afectadas antes de la menstruación o durante el embarazo.

Incluso en niños, los efectos de cambio rápido son normales. Se observan cambios de humor particularmente fuertes durante la pubertad. Lo mismo se aplica a la menopausia de la mujer. Durante el cambio hormonal o en los procesos de crecimiento a menudo se producen molestias físicas, que se notan en el exterior como cambios de humor. Sin embargo, también hay una serie de enfermedades físicas y mentales asociadas con una capacidad de afecto fuerte.

Síntomas y signos

La labilidad afectiva en el trastorno afectivo bipolar, que solía llamarse trastorno maníaco-depresivo, es particularmente extrema. En este trastorno, las fases del estado de ánimo depresivo se alternan constantemente con fuertes fases eufóricas. Entre estas fases, la condición del paciente puede volver temporalmente a la normalidad hasta el siguiente brote de la enfermedad.

En las fases depresivas de la persona afectada es a veces incluso suicida, mientras que en el estado maníaco, se siente una omnipotencia. En este caso, las fases de mayor impulso se alternan con las fases sin impulso en este cuadro clínico.

La depresión sin manía también está marcada por cambios de humor en algunos pacientes. Especialmente en la mañana después de levantarse, el estado de ánimo es muy bajo. Durante el día, sin embargo, a menudo hay un brillo del humor. Incluso con un trastorno límite, a menudo conduce a cambios de humor. Ya las ocasiones más insignificantes son suficientes para los cambios de humor. Además, la afectación de la labilidad a menudo ocurre en las primeras etapas de la esquizofrenia (no siempre).

Muchas formas de trastornos de la personalidad también se asocian con la labilidad afectiva. Por supuesto, el estrés psicológico grave o el conflicto pueden llevar a cambios de humor significativos. Otra causa de afectividad puede ser el inicio de una demencia como la enfermedad de Alzheimer. En las adicciones como el alcoholismo o la adicción a las drogas, siempre hay un efecto afectivo. Otras causas de fuertes cambios de humor incluyen tumores cerebrales o trastornos hormonales como el hipertiroidismo .

Tratamiento y terapia

Si la inestabilidad emocional ocurre durante el embarazo, la pubertad o la fase premenstrual, la terapia no es necesaria. Durante estas fases, a menudo se producen cambios de humor. Sin embargo, si la capacidad de afecto es persistente y no está asociada con una fase de cambio físico, debe tratarse.

La terapia entonces depende de la enfermedad subyacente. Un trastorno bipolar se trata médicamente con antidepresivos. Estos ingredientes activos intervienen directamente en el metabolismo del cerebro y contribuyen a mejorar el estado de ánimo.

En el caso de muchas enfermedades mentales, la psicoterapia también debe buscar la causa. A menudo, su desencadenante es una experiencia traumática de la infancia. Sólo después de su detección es a menudo efectiva una terapia. En las causas orgánicas, la labilidad afectiva desaparece después de que la enfermedad se haya sanado.

Qué es la labilidad afectiva y cuáles son sus síntomas
5 (100%) 2 voto[s]
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Alba Ruiz Medina

Alba Medina es Psicóloga clínica, especialista en Traumas Psicológicos, Psicoterapia Individual, Psicoterapia Cognitivo Conductual, Duelo y Psicoterapia de Pareja.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse