Mente Asombrosa
El pensamiento lateral, técnica de Edward de Bono para ver los problemas desde una perspectiva diferente
Inicio » Pensamientos » El Pensamiento Lateral, la técnica de los 6 sombreros para pensar de Edward de Bono

El Pensamiento Lateral, la técnica de los 6 sombreros para pensar de Edward de Bono

La técnica de los 6 sombreros para pensar, plantea por medio de ejercicios de pensamiento, entrenar al cerebro para que adquiera la habilidad de enfocar la misma problemática desde diversos ángulos. De esta manera se desarrolla y estimula lo que se conoce como pensamiento lateral.

¿Qué es el pensamiento lateral?

El término ‘pensamiento lateral’ fue introducido en la psicología en 1967 por Edward de Bono, médico y autoridad mundial en el campo del llamado pensamiento creativo (autor del libro “Pensamiento lateral: creatividad paso a paso”, “pensamiento lateral: ideas a pesar de los diagramas”).

El pensamiento lateral, o pensamiento paralelo, pensar de lado, consiste en mirar la situación del problema desde una perspectiva diferente, reformulando el problema, lo que nos permite ver nuevas posibilidades para resolver el problema.

Esto es lo opuesto al pensamiento vertical (en profundidad): rápido, basado en el sentido común y fuera de las situaciones habituales.

¿En qué consiste la técnica de los 6 sombreros para pensar?

Esta técnica, creada por el Psicólogo Edward de Bono, consiste en una dinámica que se puede realizar en grupo o de manera individual, en la que las personas deberán colocarse sombreros imaginarios de un color en particular.

La técnica de los 6 sombreros para pensar, propone un ejercicio de pensamiento cuya dirección estará indicada de acuerdo al color del sombrero que se haya elegido. Edward de Bono afirma en su libro “6 Sombreros para pensar” que el objetivo de la técnica es aprender a pensar mejor. (1)

Pensar mejor está relacionado con el hecho de flexibilizar los pensamientos, estimular la reflexión y no dar ningún hecho por sentado. Esta es una manera de adaptarse a un mundo en constante cambio.

En la medida en que se adquiere la habilidad de flexibilizar los procesos de pensamiento, el individuo podrá enfocar una problemática desde diversos puntos de vista, lo cual contribuirá a mejorar la comunicación, así como la interacción social de la persona.

La técnica de los 6 sombreros de Edward de Bono se ha aplicado de manera exitosa en grupos laborales y escolares en los que se ha evidenciado mejoras en el ámbito de la comunicación.

Cuando se realizan estos ejercicios en grupo cada una de las personas debe colocarse un sombrero imaginario del mismo color y se procederá a que cada integrante del grupo exponga sus pensamientos.

Por medio de estos ejercicios se busca que las personas estimulen maneras de pensar que pueden diferir de cómo abordan normalmente una problemática.

La finalidad de la técnica propuesta por De Bono, persigue estimular el pensamiento lateral, una forma de pensar de manera creativa en la que las personas adquieren la capacidad de reflexión y análisis constante,  beneficiándole en cuanto a la resolución de problemáticas complejas y cotidianas.

Esta técnica es altamente recomendada para grupos escolares con el fin de estimular desde edades tempranas la creatividad y el pensamiento lateral.

Los 6 sombreros para desarrollar el pensamiento lateral

Se trata de 6 sombreros de distintos colores, los cuales cada persona debe colocarse de forma imaginaria y dirigir sus pensamientos en base a la característica de cada uno de ellos.

Cada sombrero de acuerdo a su color propondrá una forma de pensamiento distinto.

1. El Sombrero Blanco:

Este sombrero, al igual que el color al que representa, es neutro en todo el sentido de la palabra. El sombrero blanco sugiere un pensamiento completamente neutral ante cualquier situación que se pueda presentar.

El sombrero blanco carece de sentimientos o de opiniones, el sólo se remitirá a los hechos; tomará en consideración aquello que pueda ser constatado o verificado.

El sombrero blanco imita a una computadora, no puede emitir o interpretar aquello que no esté del todo claro.

2. El Sombrero Rojo:

Es completamente opuesto al blanco porque mientras aquel carece de emociones, este es completamente emocional e irracional. Llevando el sombrero rojo se deberá pensar con base en los sentimientos, se le concede de hecho especial importancia a las emociones.

3. Sombrero Negro:

El sombrero negro está asociado con lo negativo, en sí porque es lo que busca, encontrar lo malo de cada situación. Se trata de detectar los errores, las fallas, aquello que no está bien, así como la poca factibilidad de que algo se pueda solucionar.

El sombrero negro es crítico por regla general.

4. Sombrero Amarillo:

En contraposición al sombrero negro, el amarillo basa sus pensamientos en una búsqueda por detectar lo que conduzca a realizar el proyecto o a solventar la problemática.

Mientras que el negro es pesimista, el amarillo es optimista con respecto a las posibilidades. Se asocia también con los sueños y las ilusiones.

5. Sombrero Verde:

Es el sombrero de la creatividad, el del pensamiento lateral. Ante la apertura y la flexibilidad de pensamiento se abren posibilidades a analizar desde distintos enfoques y se obtendrán excelentes resultados.

Las posibilidades con el sombrero verde son infinitas ya que los pensamientos están enfocados en la producción de nuevas ideas, alternativas, modos de concebir la realidad y transformarla.

6. Sombrero Azul:

Representa al control por excelencia. Es el sombrero que controla y dirige a los otros. Todo ello porque el azul, debido a su organización, adquiere la capacidad de dirigir a otros.

En medio de una sesión grupal se aconseja que el líder se coloque el sombrero azul.

Bibliografía:
  1. De Bono, E. 6 Sombreros para pensar. 1ª. Ed. Barcelona, España: Granica; 1.985.
  2. Dr. Edward de Bono. Lateral Thinking is the Step by Step approach to Creativity. [edwddebono]
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse