Mente Asombrosa
Persona que padece neurosis dominical
Inicio » Psicología » Trastornos » Neurosis dominical: el día libre trae frustración en lugar de relajación

Neurosis dominical: el día libre trae frustración en lugar de relajación

La neurosis dominical es una molestia algo peculiar, y sucede cuando en lugar de disfrutar de un día libre después de una semana intensa en el trabajo o en la universidad, caes en un estado mental sombrío. ¿Qué es lo que perturba tu paz? Las palabras del psicólogo Viktor Frankl te darán una idea de por qué sucede esto.

Publicidad

¿Qué es la neurosis dominical?

La neurosis dominical no es un diagnóstico que se pueda hallar entre las clasificaciones formales de diagnóstico. Será difícil encontrarla entre los trastornos de salud mental reconocidos oficialmente, como la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo o el trastorno de ansiedad generalizada.

El fenómeno de la neurosis dominical es descrito sobre la base de las observaciones y consideraciones de Viktor Frankl – psiquiatra y psicoterapeuta austríaco, creador de la logoterapia, es decir, la terapia dirigida a encontrar sentido.

Según Frankl, la neurosis dominical es un tipo de molestia emocional que afecta a algunas personas cuando dejan de cumplir con sus obligaciones impuestas por el trabajo o la escuela. ¿Cuál es la fuente de este sufrimiento?

Entendiendo la neurosis existencial

Frankl opinaba que el deseo de significado es la más importante y más humana de todas las necesidades. Él creía que cada uno de nosotros quiere sentir que lo que hacemos y la manera en que vivimos es importante y significativa. En pocas palabras: queremos tener una vida valiosa.

Publicidad

Y cuando esto no nos funciona muy bien y nuestra necesidad de significado no es satisfecha, existe un anhelo silencioso por “algo más” que podría convertirse en una desesperación existencial real y un vacío aterrador y, en consecuencia, en una neurosis.

El problema es que muchas personas ignoran este anhelo. Porque empezar a escuchar esta voz dentro de ti significaría asumir la responsabilidad de tu vida y hacer cambios. Según Frankl, una de las estrategias para evitar encontrarte con esta sensación de falta de sentido es escapar del trabajo.

Uno se encuentra constantemente cumpliendo los deberes por adelantado y haciendo todo dentro del plazo determinado, y se siente genial. De esta manera entre toda la prisa y el trabajo no hay tiempo para pensar en todo eso del sentido.

Sin embargo, el día libre finalmente llega. Y es entonces cuando surgen los problemas.

¿Por qué la frustración existencial llega los domingos?

El domingo es un ejemplo estándar de un día sin trabajo y clases en la escuela, pero realmente la frustración puede llegar cualquier día que estemos libres de las tareas típicas. Cuando llega el tiempo libre, el vacío interno de una persona queda expuesto. Y es en este momento cuando se da cuenta que no tiene nada para llenarlo.

Luego, los sentimientos reprimidos de vanidad y aburrimiento pasan a primer plano. Entonces empieza a idear cualquier manera improvisada de encontrar alivio. Considera diferentes formas: entretenimiento, estimulantes y placeres corporales.

Y aunque todos son importantes para obtener una sensación de bienestar, solamente funcionan a corto plazo y no satisfacen la necesidad de sentido (algo que también fue señalado por el creador de la psicología positiva – Martin Seligman). Carecen de profundidad y parecen poco significativos.

Además de la conciencia, hay preguntas: ¿Es así como debería ser mi vida? ¿Esto es todo lo que hay? ¿Dónde está el sentido aquí? ¿Realmente hay importancia? ¿A dónde voy?

Neurosis dominical: cuando un día libre revela nuestra falta de sentido

La neurosis dominical en el enfoque presentado es un derivado de un problema más profundo, que en los días hábiles simplemente se hace a un lado: la falta de sentido. Frankl advirtió que la búsqueda de carrera y éxito puede llevar a una situación en la que un hombre “tiene algo por lo que vive, pero ninguna razón por la cual vivir: tiene los medios, pero no tiene el sentido”.

La necesidad desesperada de sentido surge cuando no está satisfecha. Es un llamado a reflexionar sobre la calidad de tu vida que no debe ignorarse. Una sensación recurrente de falta de sentido el domingo por la tarde, puede ser fácilmente suprimida por una serie de Netflix o por explorar indefinidamente tu feed de Facebook, ya que puede extenderse a otros días de la semana.

Bibliografía:
  1. Adhiya-Shah K. (2016). Book Review: Man’s Search for Meaning (Victor Frankl). Frontiers in Psychology, 7, 1493. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2016.01493
  2. Akay, A., & Martinsson, P. (2009). Sundays are blue: aren’t they? the day-of-the-week effect on subjective well-being and socio-economic status. IZA Institute of Labour Economics. (IZA Discussion Paper No. 4563). https://ssrn.com/abstract=1506315

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios