Mente Asombrosa
Película mi encuentro conmigo
Inicio » Reflexiones de vida » Mi encuentro conmigo | El valor de no darse por vencido

Mi encuentro conmigo | El valor de no darse por vencido

Mi encuentro conmigo es un film que muestra a un hombre acosado por un niño de 8 años. Su relación con este pequeño le lleva a construir una nueva identidad

Mi encuentro conmigo, nombre dado en Hispanoamérica, es una comedia de corte fantástico de Walt Disney Pictures. Su título original es The kid y fue traducido como El chico en España. El divertido y a la vez, extraño film, de 104 minutos de duración, fue estrenado en el año 2000. Su nivel de aceptación entre el público objetivo (infantil) fue de casi el 90%.

Publicidad

La trama nos muestra a Russ Duritz, un exitoso y ocupado asesor de imagen. Este llega a los 40 años mostrando una personalidad: prepotente, egoísta, engreída y grosera. Lo cual se evidencia por la forma cómo se relaciona con quienes están más cerca de él. Con su padre solo habla del trabajo, exhibiendo una indiferencia total y una gran ausencia de cariño. A su socia, Amy, le oculta sus verdaderos sentimientos. Y a Janet, su secretaria, la trata muy mal y de manera esclavizante.

Esto lo justifica como parte de una estrategia para defender su trabajo y lograr sus objetivos con los clientes. Y no le importa a quién deba llevarse por delante para lograrlo. La obra fue protagonizada por el famoso autor y productor estadounidense de la serie “Duro de matar”, Bruce Willis. Este es el Russ adulto, mientras que Spencer Breslin ocupa el rol del Russ niño. El reparto incluye otros excelentes actores, dirigidos por el talentoso Jon Turteltaub.

Sinopsis de: Mi encuentro conmigo

En la película se observan factores particulares que describen el desarrollo emocional de Russ, por ejemplo, la técnica del espejo. Una etapa en la que el protagonista se plantea algunas dificultades, que lo atacan de modo existencialista. Así, de la nada empieza a tener una especie de visiones de un niño obeso (Rusty), que no es más que su propia imagen. Esto cambiará su vida y le hará entender que nunca es tarde cuando se trata de buscar la felicidad.

El confundido Russ acude, entonces, a un psiquiatra. Le solicita que le recete medicamentos para controlar las alucinaciones que experimenta. Todo esto, es parte de su afán por buscarle sentido a las apariciones, lo que considera irreal e ilógico. El trasfondo se encuentra enmarcado dentro del empeño de creer que él provocó la muerte de su madre. Durante los encuentros con Rusty, termina entendiendo que en realidad es él mismo, a la edad de ocho años. Es como una especie de viaje en el tiempo, que lo lleva a evocar cómo fue su infancia.

Publicidad

Así, tuvo que afrontar ciertos aspectos de su vida que había logrado olvidar. Y descubre, entonces, que estos fueron la clave de su existencia actual llena de insatisfacciones ocultas. Es aquí cuando Russ revive sus traumas, manías y tics nerviosos. Nunca antes había aceptado que tales defectos influyeron en su etapa adulta. La clave es la elección de su carrera profesional, dedicada a corregir la imagen de otros.

El objetivo de Mi encuentro conmigo es mostrar el lado positivo de la vida. Y la importancia que tienen en realidad sentimientos como: amor, respeto y honestidad. Las escenas se desarrollan en medio de diálogos amenos y graciosos. Las profundas reflexiones son representadas, principalmente, por el hecho de estar hablando consigo mismo.

Lecciones que nos deja el film

La obra es un paseo de tres personas por una misma línea de tiempo. Así vemos al Russ niño, al adulto y al anciano. El primero demuestra un gran apego emocional a su mamá. Esto lo ayudó a ser un chico seguro de sí mismo, capaz de enfrentar el bullying de sus compañeros de estudio. Pero, una vez que la madre fallece, él se derrumba y hasta se culpa a sí mismo. Lo que coincide con el desapego de su padre, quien lo tilda de tonto e inmaduro.

Es aquí cuando el niño empieza a sentirse como un perdedor, incapaz de adaptarse socialmente y de conservar a sus amigos. Y esto afecta sobremanera su autoestima. Asimismo, impacta la relación con su padre, quien lo responsabiliza de la muerte de su esposa. La adolescencia trasciende sin mayores cambios y, entonces, Russ llega a la adultez. Las características que la definen son:

  • Desarrollo emocional. Trabaja duro sobre este aspecto y para ello adquiere una identidad ficticia, disfrazada con una excelencia académica.
  • Defectos físicos. Los corrige para poder tolerar en lo que se convirtió su vida. Esta es, una existencia dedicada a huir de los señalamientos de su padre y a aislarse de los demás, ocultando sus verdaderos sentimientos.

Todo esto lo vuelve un hombre poderoso, capaz de lograr lo que se proponga. El desenlace llega una vez que Russ reconoce que necesita una transformación de su personalidad y un cambio en sus relaciones interpersonales. Se convierte entonces en un hombre feliz y amable que se ha perdonado a sí mismo. Acepta que nada tuvo que ver con la muerte de su madre y comienza una nueva vida. Así, construye una mejor identidad al tener el valor de no darse por vencido.

Mi encuentro conmigo es una historia formativa. Los conceptos manejados son sencillos y divertidos, lo que hace al film apto para toda la familia. Este se desenvuelve entre chistes simpáticos que apelan a la inocencia de los niños y la comprensión más amplia de los adultos.

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios