Mente Asombrosa
Consecuencias depresión no tratada
Inicio » Psicología » Depresión » Los riesgos de no tratar la depresión y qué opciones elegir

Los riesgos de no tratar la depresión y qué opciones elegir

Cuando uno se golpea una pierna o tiene dolor de muelas, lo más probable es que tarde o temprano vea a un médico. Pero desafortunadamente, cuando se trata de la depresión no es tan común buscar ayuda médica o terapéutica, a pesar de que es una enfermedad grave y puede tener serias consecuencias. La depresión sin tratar puede conducir a la incapacidad para trabajar, dificultades para hacer frente a la vida cotidiana e incluso al suicidio. La depresión también aumenta la susceptibilidad a ciertas enfermedades.

¿Por qué a menudo la depresión no es tratada?

Hay muchas razones por las cuales las personas con depresión no son tratadas (o lo son cuando ya es muy avanzado el cuadro depresivo). Un problema es que la depresión a menudo pasa desapercibida durante años (depresión atípica). Por un lado, las personas deprimidas no siempre contactan (inmediatamente) a su médico en cuanto se presentan los síntomas. Y esto es porque tampoco tienen idea de que una enfermedad podría estar detrás de estos síntomas.

O también pueden inhibirse al momento de abordarla, ya que aún hay muchos prejuicios relacionados con el tema de la depresión. Además, los médicos algunas veces tampoco la reconocen.

Otra razón por la que la depresión no es tratada es el miedo a la terapia. Observar de cerca y tratar de corregir tus propios problemas puede ser doloroso e incómodo. El miedo al cambio también puede ser una causa de la depresión no tratada. Después de todo, uno no sabe qué esperar de la terapia. Algunas veces es más fácil vivir con problemas a los que se está acostumbrado que entrar en territorio desconocido. Además, la depresión puede conducir a la apatía, lo que también dificulta el tratamiento.

¿Qué pasa si no se trata la depresión?

Los episodios depresivos únicos pueden resolverse espontáneamente en tres a seis meses sin tratamiento. Sin embargo, dado que no es posible predecir el momento en que llegará un episodio de depresión, no es recomendable confiarse.

A menudo los síntomas de una depresión sin tratar aumentan con el tiempo. Esto puede llegar a hacer que los afectados no puedan trabajar e incluso que no tengan motivación para realizar actividades cotidianas como la higiene personal. Por esto, a veces puede ser necesaria una estadía en una clínica psiquiátrica. En algunos pacientes, la depresión sin tratar también conduce al uso de drogas, abuso de drogas, autolesiones o incluso suicidio.

Si no se lleva a cabo tratamiento, la depresión puede tener una duración mucho mayor. La depresión sin tratar puede ser potencialmente crónica. Cuanto más se demore el tratamiento, menores serán las posibilidades de cura. Y además, también se pueden desarrollar otras enfermedades mentales, como un trastorno de ansiedad, que a su vez complicará aún más el tratamiento.

Efectos físicos de una depresión sin tratar

La depresión sin tratar puede conducir a cambios profundos en el cerebro y otras regiones del cuerpo. La depresión causa un desequilibrio químico en el sistema nervioso, hormonal e inmune con efectos significativos, como una disminución en el aprendizaje y la memoria, trastornos del sueño y una mayor susceptibilidad a las infecciones.

La depresión sostenida también puede afectar el sistema cardiovascular. La depresión sin tratar aumenta el riesgo de ataque cardíaco, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular. Los investigadores también sospechan un vínculo entre la depresión y el cáncer.

¿Por qué tratar la depresión?

Como se mencionó, la depresión sin tratar a menudo empeora con los síntomas, puede volverse crónica y es más difícil de tratar cuanto más tiempo pase. También puede afectar la salud física. Cuanto antes se trate la depresión, mayores serán las posibilidades de recuperación. Un tratamiento oportuno a menudo puede prevenir una estadía en el hospital.

Existen opciones de tratamiento para la depresión que son muy efectivas. Y no hay razón para dudar ni torturarte. Obtener ayuda no es un signo de debilidad. Es tan lógico como visitar a un médico en caso de una fractura en la pierna o un dolor de muelas.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

La depresión puede tratarse con psicoterapia. Intenta contactar a un psicoterapeuta para agendar una cita. Algunas veces puede ser necesario complementar la psicoterapia con antidepresivos u otros medicamentos. El médico o el psiquiatra es siempre la persona adecuada para determinarlo.

Los casos más graves de depresión se tratan en clínicas u hospitales.

Los deportes, el contacto social, una rutina diaria, salir a tomar sol, los grupos de autoayuda y las técnicas de relajación son muy importantes para poder tratar la depresión y tener una vida más plena y saludable.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse