Mente Asombrosa
Cómo libnerarse de la necesidad de aprobación
Inicio » Bienestar Emocional » Cómo librarnos de la necesidad de aprobación

Cómo librarnos de la necesidad de aprobación

La necesidad de aprobación es bajo determinadas circunstancias una conducta propia de los seres humanos que obedece a varios aspectos, por ejemplo, el sentido de pertenencia, así como al reforzamiento de la seguridad en sí mismo.

Durante la etapa de socialización, el individuo aprende a sentir gran satisfacción y alegría al ser premiado por sus logros o por mantener un buen comportamiento, pero también conoce que al actuar de manera inadecuada obtendrá un castigo el cual le generará emociones negativas.

Partiendo de la experiencia de los primeros años, el individuo puede optar por actuar en base al cumplimiento de las expectativas del resto para ser premiado, querido y aceptado.

La aprobación como sentido de pertenencia

Además de las enseñanzas propias de la infancia, un factor relevante que determina de cierto modo la necesidad de aprobación es la naturaleza gregaria del ser humano.

Esta característica es heredada de los ancestros, cuando el permanecer en grupos contribuía a garantizar la supervivencia de la especie. Es un ser social que en mayor o menor medida necesita relacionarse con sus semejantes.

Es importante y constructivo el sentimiento que se desencadena al pertenecer a un grupo y ser aceptado. Sin embargo, el obsesionarse ante la idea de ser aceptado por todos en todo momento se convierte en algo patológico.

Sí la vida de un individuo gira en torno a la satisfacción de todas las personas que se encuentran a su alrededor para ser aceptado, terminará por no ocuparse de la persona más importante de su vida: Él mismo.

Claves para trabajar la necesidad de aprobación

No se trata en este caso de que los individuos se conviertan en personas completamente egoístas que ignoren a las personas que les rodean por ocuparse de sí mismos, sólo que debe guardarse un equilibrio entre lo que se quiere y la convivencia con los otros.

Consiste en mantener una convivencia armónica con el resto a la vez que se satisfagan las necesidades propias, caso contrario la persona se estaría sumergiendo en una vida colmada por la infelicidad.

Librarse de la necesidad de aprobación supone un trabajo personal que debe girar en torno a:

1. Autoconocimiento

A pesar de que con la única persona que se convive siempre es consigo misma muchos individuos suelen llegar al punto de conocerse tanto como a un desconocido, lo cual trae como consecuencia la desconexión con las propias necesidades.

A muchas personas les cuesta estar consigo mismas y no suelen aprovechar períodos de soledad, al contrario, tienden a buscar de manera desesperada la compañía de otras personas.

Esta desconexión con el propio ser trae como consecuencia el desconocimiento de sí mismo como persona integral con defectos, virtudes, fortalezas y debilidades lo cual imposibilita el sentido de valía.

Además, se presenta una dificultad para determinar hacia dónde se dirige la persona, cuáles son sus objetivos o metas, aquello que desea obtener.

El autoconocimiento implica conocer el origen de las emociones, así como lo que produce felicidad o tristeza, lo cual estimula el desarrollo y crecimiento personal en vista de que todas las personas son de naturaleza emocional.

2. Reforzar la Autoestima

Una de las premisas fundamentales para liberarse de la necesidad de aprobación que contribuye a limitar la libertad de acción de los individuos la brinda el reforzamiento de la autoestima.

Una persona con autoestima sana no dependerá de las opiniones del resto o de la aceptación para ser feliz, de hecho, será capaz de tomar sus propias decisiones con el fin de obtener la satisfacción de sus  necesidades.

La autoestima contribuye a que el individuo se sienta seguro de sí mismo en la medida en que sabe cuánto vale como ser humano. Esta persona se concibe al mismo nivel que sus semejantes con defectos y virtudes que le hacen ser especial y diferente al resto.

Al momento de tomar una decisión no dudará puesto que cree firmemente en sus capacidades y lo hará en función a lo que desea obtener a nivel material o emocional.

La autoestima sana confiere a los individuos la capacidad de ser auténticos y de no tener miedo a mostrarse al mundo tal y como son, porque ya ellos se han aceptado antes.

3. Dar prioridad a las propias necesidades

Es una norma, si se pretende liberarse de la necesidad de aprobación en el sentido de que, si la persona se propone como objetivo principal cumplir con sus propios proyectos, pensará primero en lo que quiere para sí y luego en las reacciones que pueda causar en el resto de las personas.

El quererse y amarse de manera sana, le permitirá dirigir sus acciones en pro de la obtención de la felicidad, se trata de centrarse y proponer como metas aquello que en realidad quiere para sí mismo sin pensar primero en lo que opinarán las otras personas.

Cuando el individuo se conciba como la persona más importante de su vida, será capaz de liberarse de forma automática de la necesidad de aprobación y desaparecerá esa voz dentro de él que le lleve a preguntarse por la opinión de los demás para enfocarse en su propia determinación.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse