Mente Asombrosa
El estrés y el envejecimiento prematuro
Inicio » Psicología » Investigaciones » La relación entre el estrés y el envejecimiento prematuro

La relación entre el estrés y el envejecimiento prematuro

El estrés excesivo va más allá de los problemas psicológicos y físicos que puede provocar el cuerpo humano, y supone otro gran riesgo.

Publicidad

Investigaciones recientes sugieren que los altos niveles de estrés pueden provocar un envejecimiento prematuro y esto está científicamente probado. Entonces, ¿cómo afecta el estrés al proceso de envejecimiento?

¿Por qué el estrés pueden ocasionar envejecimiento prematuro?

Es cierto que las personas que viven vidas tranquilas y pacíficas sin estrés, por lo general, parecen más jóvenes, mientras que las personas que experimentan estrés psicológico crónico parecen más deprimidas y quizás mayores en su aspecto físico.

La pregunta, entonces, es ¿por qué mecanismo está conectado el estrés psicológico y afecta el proceso de envejecimiento biológico del cuerpo humano?

Los estudios científicos han analizado esta hipótesis para averiguar si el estrés crónico afecta el envejecimiento y, de ser así, cómo lo hace. Para poder probar esta hipótesis, los investigadores dividieron a las participantes, que eran mujeres de mediana edad, en diferentes grupos experimentales, según los niveles de estrés que experimentaban en su vida diaria.

Publicidad

Resultados del experimento

Para determinar esto, proporcionaron una medida del estrés percibido, es decir, un autoinforme sobre cuánto estrés sentía cada uno. En un grupo experimental, los investigadores incluyeron mujeres que habían experimentado un evento de vida objetivamente estresante.

Por ejemplo, este grupo incluía a madres de niños con una enfermedad crónica. Por otro lado, un segundo grupo, el grupo de control, estaba formado por madres de niños sanos.

Entonces, después de dividir a los participantes en grupos de acuerdo con los diferentes niveles de estrés que experimentaron en su vida diaria, los investigadores realizaron procedimientos biológicos estándar para medir la longitud de los telómeros de los sujetos.

Pero, ¿qué son los telómeros y cómo están involucrados en el proceso de envejecimiento?
Los telómeros son un mecanismo biológico fundamental del envejecimiento. Específicamente, los telómeros son un área de células que forman una especie de capa al final de cada cromosoma.

El telómero se «acorta» ligeramente cada vez que se reproduce una nueva célula. Por lo tanto, con el tiempo, los telómeros se vuelven cada vez más pequeños. Su longitud, por tanto, es una indicación de la edad biológica de la célula, en relación con la cronológica.

Con base en este conocimiento sobre los telómeros y el papel que desempeñan en el proceso de envejecimiento, los investigadores tomaron y analizaron muestras de sangre de los participantes para determinar la longitud promedio de los telómeros de cada sujeto.

Los hallazgos de este estudio, por lo tanto, sacaron a la luz un fuerte vínculo entre el estrés y la longitud de los telómeros, confirmando así la hipótesis original de los experimentadores.

En particular, el alto estrés crónico experimentado por las madres que cuidan a niños con una enfermedad crónica se asoció con la disminución de los telómeros. En particular, las personas con altos niveles de estrés tenían una edad celular de 9 a 17 años más alta que la edad celular de las personas que experimentan niveles bajos de estrés. A nivel celular, es decir, ¡eran biológicamente más viejos que los demás!

Esto se debe a que la experiencia del estrés afecta la química interna del cuerpo de varias formas, incluido el entorno celular donde se encuentran los telómeros. Por lo tanto, las personas de la misma edad cronológica, pero con diferentes niveles de estrés, pueden tener células con telómeros de diferentes longitudes.

Después de este hallazgo científico, probablemente deberíamos pensar muy seriamente si nos permitiremos volver a estresarnos.

Publicidad