Hombres emocionalmente inaccesibles hacen esto sin darse cuenta

La investigación en psicología ha profundizado en la comprensión de los hombres que se presentan como emocionalmente inaccesibles, descubriendo patrones de conducta y tendencias consistentes que revelan una compleja red de emociones reprimidas y estrategias de evasión.

Estos hombres pueden, de manera inadvertida, recurrir a mecanismos de defensa que les sirven como una armadura emocional, protegiéndolos de la vulnerabilidad pero al mismo tiempo impidiendo una conexión genuina con otros.

Con frecuencia, este blindaje emocional es resultado de experiencias pasadas, normas culturales rígidas sobre la masculinidad, o incluso traumas no resueltos que han moldeado su forma de interactuar con el mundo.

Aunque estas barreras se levantan a menudo sin intención maliciosa, sus efectos pueden ser perjudiciales para el desarrollo y mantenimiento de relaciones interpersonales saludables y significativas, especialmente en contextos románticos donde la intimidad emocional es fundamental.

Los hombres que son emocionalmente inaccesible suelen hacer estas cosas

Reconocer estos patrones es el primer paso para que estos individuos puedan empezar a desmontar sus muros emocionales y forjar conexiones más profundas y satisfactorias con sus parejas y seres queridos.

1. Evitar la intimidad

Los hombres emocionalmente inaccesibles a menudo evitan activamente situaciones que podrían llevar a la intimidad emocional. Según un estudio de Firestone (2013), esto puede manifestarse en evitar conversaciones profundas o cambiar de tema cuando la conversación se torna personal o emotiva.

2. Dificultad para expresar emociones

La investigación ha demostrado que algunos hombres tienen dificultades para identificar y expresar sus emociones, un fenómeno conocido como alexitimia. Un artículo de Taylor, Bagby y Parker (1997) describe cómo esta dificultad puede llevar a que parezcan distantes o desapegados emocionalmente.

3. Relaciones superficiales

Un estudio de Levant et al. (2009) sugiere que los hombres que adhieren a normas de masculinidad tradicionales tienden a mantener relaciones más superficiales como mecanismo para evitar vulnerabilidades emocionales.

4. Sobrevalorar la independencia

La literatura psicológica indica que algunos hombres emocionalmente inaccesibles pueden sobrevalorar la independencia al punto de ser aversivos a la dependencia mutua en las relaciones. Según un estudio de Sharpe y Heppner (1991), esto a menudo resulta en un compromiso emocional limitado.

5. Uso de la ira como emoción predominante

Kilmartin (2005) indica que los hombres a menudo son socializados para expresar la ira más libremente que otras emociones. Esto puede llevar a que los hombres emocionalmente inaccesibles muestren ira en situaciones donde las emociones más vulnerables serían más apropiadas.

6. Desviar la responsabilidad emocional

Un artículo de Addis y Mahalik (2003) observa que algunos hombres pueden desviar la responsabilidad emocional hacia sus parejas o amigos, esperando que estos interpreten y gestionen sus emociones por ellos.

7. Hiperfoco en el logro y el éxito

La investigación ha relacionado la autoestima masculina con el logro y el éxito, como demuestra un estudio de Mahalik et al. (2005). Esto puede llevar a un enfoque excesivo en el trabajo o pasatiempos, ignorando las necesidades emocionales propias y de los demás.

Estos comportamientos pueden no ser exclusivos de los hombres emocionalmente inaccesibles, pero su presencia puede indicar un patrón de evasión emocional. El reconocimiento y la comprensión de estos comportamientos es el primer paso para abordar la inaccesibilidad emocional.

Bibliografía
  • Firestone, R. W. (2013). The Self Under Siege: A Therapeutic Model for Differentiation. Routledge.
  • Taylor, G. J., Bagby, R. M., & Parker, J. D. (1997). Disorders of Affect Regulation: Alexithymia in Medical and Psychiatric Illness. Cambridge University Press.
  • Levant, R. F., Hall, R. J., Williams, C. M., & Hasan, N. T. (2009). Gender differences in alexithymia. Psychology of Men & Masculinity, 10(3), 190-203.
  • Sharpe, M. J., & Heppner, P. P. (1991). Gender role, gender-role conflict, and psychological well-being in men. Journal of Counseling Psychology, 38(3), 323-330.
  • Kilmartin, C. (2005). The Masculine Self. McGraw-Hill.
  • Addis, M. E., & Mahalik, J. R. (2003). Men, masculinity, and the contexts of help seeking. American Psychologist, 58(1), 5-14.
  • Mahalik, J. R., Locke, B. D., Ludlow, L. H., Diemer, M. A., Scott, R. P., Gottfried, M., & Freitas, G. (2005). Development of the Conformity to Masculine Norms Inventory. Psychology of Men & Masculinity, 6(1), 83-100.