Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Gerontofobia

Gerontofobia y el miedo a la vejez

Qué es la gerontofobia, por qué sucede esta clase de fobia y cuáles son las características destacadas, es una de las consultas que ha estado en aumento en los últimos tiempos.

Publicidad

El envejecimiento es un proceso natural que está indisolublemente ligado a la vida humana. Si bien empezamos jóvenes y llenos de fuerza, la mayoría de nosotros no vivimos pensando que eso puede terminar. La vejez llega de repente. La gente trata de no notar el comienzo de su envejecimiento gradual, incluso hasta el último momento. Mentalmente, todos intentan posponer este evento, pero cuando estos cambios se vuelven imposibles de ignorar, algunas personas comienzan a entrar en pánico.

¿De qué trata la gerontofobia?

Gerontofobia – es el miedo a la vejez. Esta palabra también implica una expresión de rechazo hacia los ancianos. Los médicos evalúan la gerontofobia como una enfermedad mental. Los miedos acompañan a una persona durante toda su vida.

Hasta las personas fuertes experimentan malestar, añoranza y nostalgia por el pasado. Algunos pueden lidiar con sus fobias por su cuenta, suprimiendo la depresión, mientras que otros necesitan la ayuda de expertos. Además, toda persona consciente entiende que la vejez es el «final» del ciclo de la vida. Tener miedo al envejecimiento en cierta medida es totalmente normal.

Sin embargo, una persona que tiene un miedo enorme a los cambios asociados con la vejez, comenzará a comportarse mal y reaccionará a todos los fenómenos asociados con el envejecimiento. Por ejemplo, esta persona intentará borrar todo contacto con los ancianos de su vida… Además, comienza a odiarse a sí mismo debido a que su fobia se convierte en pánico. 

Publicidad

Este tipo de comportamientos comienzan en personas que tienen un poco más de 30 años, por lo general a esta edad, el cuerpo comienza una reestructuración gradual. Aparecen arrugas en la cara, cambia, aparecen círculos debajo de los ojos, la figura y el peso cambian.

Hombres y mujeres reaccionan a estos cambios de diferentes maneras. Si un hombre tiene un buen trabajo bien pagado, trata de mantenerse en forma y hace deporte, es posible que no sienta el inicio de este período. 

Las mujeres en la mayoría de los casos comienzan a creer que su juventud se les está escapando. Esto se expresa mediante la compra de productos costosos que ayudan a rejuvenecer la piel de la cara y el cuello. Algunas practican deportes y se demuestran a sí mismas que todavía están en buena forma.

Debes saber que la gerontofobia es una enfermedad mental grave y si comienzas a sucumbir al miedo, la condición empeorará.

¿Por qué aparece esta enfermedad?

Puede haber varias razones para ello.

  • Miedo a perder su alto rendimiento: Una persona siente que su vitalidad o energía lo está abandonando gradualmente. Que ya no puede hacer los mismos trabajos que hacía cuando era más joven, ni en la misma cantidad.
  • De lo anterior resulta lo siguiente: miedo a la soledad y a la inutilidad. La persona entiende que si pierde la capacidad de hacer su trabajo con la debida diligencia, será privado de ese trabajo.
  • Comenzarán otras consecuencias, como cambiar el estilo de vida que se tenía, por ejemplo. La persona está contenta con todo y no quiere cambiar nada. Y con el inicio de la vejez, su rutina diaria y pasatiempos cambiarán significativamente.
  • De ahí surge el temor a la pérdida de la asignación monetaria. Una persona teme la falta de dinero debido al hecho de que ya no podrá trabajar como antes.
  • Y lo peor es darse cuenta de que la muerte se acerca.

La gerontofobia, al igual que otras fobias, se forman desde la infancia

Todas estas fobias se forman desde la infancia. Sobre todo en un niño que vio como su abuela o abuelo envejecían y enfermaban. Y que luego tuvo que ver el proceso funerario. La psique infantil sin forma reacciona a estos fenómenos y fija el miedo a la vejez en el subconsciente.

Entendiendo qué es la Gerontofobia

Una adolescente, al llegar a la mayoría de edad, sin duda comenzará a pensar en lo que le espera en el futuro. Si una mujer puede criar una familia y está rodeada de seres queridos que la aman, entonces los temores no la consumirán. Por estar preocupada e invertida en sus seres queridos, no tendrá tiempo para pensar en el acercamiento de la vejez, y tal vez sienta tristeza solo de vez en cuando.

Sin embargo, esto no se puede decir de las mujeres solteras que no lograron crear un hogar y familia. Con el paso de los años, podrían caer en cuenta de que en su vejez permanecerán completamente solas. Como parte de este entendimiento, desarrollan gerontofobia.

Sin embargo, los hombres tampoco están libres de estos temores. Algunos de ellos, después de los 40 años, dejan su familia para buscar personas diferentes. Así es como intentan combatir la depresión provocada por la gerontofobia. Muchos hombres creen que si le llaman la atención a una chica más joven, todavía están llenos de energía y ​siguen gozando de juventud. Este delirio tiene un ligero efecto relajante, después del cual regresa el temor.

Incluso los jóvenes felices pueden experimentar ataques de pánico relacionados con la gerontofobia. Muchos de vez en cuando caen en cuenta de que un día pueden envejecer y morir. Esto arruina su estado de ánimo, y si el chico se ve privado del amor de los padres, no siente el apoyo de sus seres queridos, entonces el estado depresivo puede empeorar.

Características del tratamiento de la gerontofobia

Si sientes miedo, bajo ninguna circunstancia debes sucumbir a él. Solo necesitas buscar la ayuda de un experto. La gerontofobia puede ser tratada con bastante éxito y eso es algo que debes saber.

Desde hace mucho tiempo se usan prácticas psicoterapéuticas conocidas que conducen a resultados positivos. Al mismo tiempo, la terapia con medicamentos se usa en forma de sedantes. Si la enfermedad se encuentra en una etapa temprana, entonces el éxito del tratamiento está casi garantizado.

En lugar de automedicarte, lo mejor es buscar ayuda médica para hacer un diagnóstico preciso y tener una prescripción y terapia cognitivo-conductual.

Con tu ayuda, un especialista podrá determinar las verdaderas causas de esta condición y las eliminará. Como resultado de estas sesiones de terapia, una persona comenzará a percibir la vejez como un proceso natural, dejará de lado las experiencias innecesarias y volverá a tener una vida plena.

Asesoramiento psicológico

Las personas propensas a la gerontofobia tienen mucho miedo de perder su salud. En este contexto, comienzan a ponerse muy ansiosos y, por regla general, también se enferman físicamente. Por ello, es imprescindible combatir las fobias. Una manera efectiva de hacerlo es trabajar con afirmaciones. En pocas palabras, se trata de repetirte frases con actitud positiva constantemente.

Hay quienes no creen en este tratamiento, pero la autohipnosis ha probado tener muy buenos resultados. Cuando alguien repite la misma frase durante mucho tiempo, se convierte en su objetivo de vida. Por ejemplo, si comienzas a inculcarte la idea de que eres saludable y joven, definitivamente comenzarás a sentirte mucho mejor, tanto mental como físicamente. He aquí un ejemplo de afirmación: «Soy saludable y joven».

Publicidad