Mente Asombrosa
Las mejores frases de Sigmund Freud
Inicio » Frases » Frases de Sigmund Freud para tener siempre presentes

Frases de Sigmund Freud para tener siempre presentes

Sigmund Freud, (Příbor, 6 de mayo de 1856 – Londres, 23 de septiembre de 1939), fue un erudito de los mecanismos de la mente y descubridor de lo desconocido, es considerado el padre del psicoanálisis.

Sigmund Freud presentó una gran colección de frases, citas y aforismos sobre la mente, el subconsciente, citas y aforismos sobre ansiedad y la depresión, entre muchos otros temas.

Frases de Sigmund Freud

Las emociones no expresadas nunca morirán. Están enterradas vivas y saldrán más tarde de maneras más feas.

No nos elegimos aleatoriamente entre nosotros. Solo nos encontramos con aquellos que ya existen en nuestro subconsciente.

Los seres humanos son graciosos. Anhelan estar con la persona que aman, pero se niegan a admitirlo abiertamente. Algunos incluso temen mostrar el más pequeño signo de afecto por miedo. Miedo a que sus sentimientos no sean reconocidos, o peor aún, correspondidos. Pero una de las cosas de los humanos que más me desconcierta es su esfuerzo consciente por conectarse con el objeto de su afecto incluso si eso los mata lentamente por dentro.

Un día, en retrospectiva, los años de conflicto te parecerán los más bellos.

Mucha gente realmente no busca libertad, porque la libertad involucra responsabilidad, y a ellos les aterra a la responsabilidad.

De tus vulnerabilidades saldrá tu fuerza.

En los asuntos pequeños confía en la mente, en los grandes en el corazón.

La gran pregunta que nunca ha sido respondida, y que yo no he sido capaz de responder, a pesar de mis treinta años de investigación acerca del alma femenina, es “¿Qué es lo que quiere una mujer?”

Las palabras tienen un poder mágico. Pueden traer ya sea la más grande de las felicidades, o la más profunda de las desesperanzas; pueden transferir conocimiento de maestro a estudiante; las palabras le permiten al orador influir en su audiencia y dictar sus decisiones. Las palabras son capaces de despertar las más fuertes emociones y exaltar las acciones del hombre.

El amor es un estado de psicosis temporal.

Somos lo que somos porque hemos sido lo que hemos sido.

He encontrado muy poco de “bueno” acerca de los seres humanos. En mi experiencia, la mayoría de ellos son basura.

Toda la vida de familia está organizada alrededor de la persona más dañada en ella.

El objetivo del psicoanálisis es aliviar a las personas de su infelicidad neurótica para que puedan ser normalmente infelices.

La vida como la vemos es demasiado complicada para nosotros; nos trae demasiado dolor, decepción y tareas imposibles. Para poder soportarla no debemos prescindir de medidas paliativas… Hay quizá tres medidas de este tipo: deflexiones poderosas, que nos llevan a buscar luz en nuestra miseria; satisfacciones sustitutivas, las cuales la reducen; y sustancias intoxicantes, que nos hacen insensibles a ella.

Prefiero más la compañía de los animales que la de los humanos. Ciertamente, un animal salvaje es cruel. Pero ser despiadado es el privilegio que tienen los humanos civilizados.

La mente es como un iceberg, flota mostrando solamente una séptima parte de su masa.

La única persona con la que tienes que compararte a ti mismo, es tu yo del pasado.

Pasar el tiempo con gatos nunca es desperdicio.

¿A dónde se va un pensamiento cuando es olvidado?

Ser completamente honesto con uno mismo es el mejor de los esfuerzos que un humano puede realizar.

Toda entrega es una petición, y toda petición es una petición de amor.

Madurez es la habilidad de posponer la gratificación.

El Yo representa lo que llamamos razón y sanidad, en contraste con el Ello que contiene las pasiones.

Frases de Sigmund Freud para tener siempre presentes
5 (100%) 1 voto
Facebook
Google+
Twitter
Pinterest
Email
WhatsApp

Martin Garello

Fundador de Vida Lúcida. Escritor y Editor con la publicación de 2 libros hasta la actualidad. Apasionado por la Psicología y el desarrollo personal.

1 comentario