Mente Asombrosa
Falta de sueño afecta niños
Inicio » Psicología » La falta de sueño puede afectar el cerebro de los niños

La falta de sueño puede afectar el cerebro de los niños

Los niños en edad escolar, que pierden incluso una hora de su sueño nocturno diario y sufren falta de sueño, muestran una disminución en su atención y funciones mentales.

Publicidad

Los niños en edad escolar necesitan al menos 9 horas de sueño para descansar suficiente. Sin embargo, hoy en día el uso de la televisión, las computadoras, Internet y otras actividades para niños les impiden dormir lo suficiente.

Además, muchos niños tienen un televisor, teléfonos celulares u otros dispositivos electrónicos en su dormitorio. El dormitorio, que debería ser un lugar exclusivo para el sueño y descanso, se convierte en un espacio para muchas otras actividades, lo que los mantiene despiertos.

Los padres a menudo no pueden soportar las demandas apremiantes de sus hijos que no pueden dormir. El resultado final de esta situación es que el tiempo total que duermen los niños en edad escolar disminuye constantemente.

Lo que dicen los estudios sobre la falta de sueño en niños

Médicos de Israel examinaron a 77 niños de entre 9 y 12 años para determinar los efectos que tenía la falta de sueño en ellos. Para esto utilizaron un dispositivo especial que se colocó como un reloj en la muñeca de los niños, para registrar sus actividades de forma continua.

Publicidad

Sus resultados mostraron que los niños que durmieron 41 minutos menos se desempeñaron peor en términos de memoria, función mental, estado de alerta y capacidad que los niños que durmieron una hora más.

En otra encuesta realizada por médicos de la Facultad de Medicina de Kentucky, se demostró que la falta de sueño en los niños crea un cuadro clínico muy similar al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Los niños con TDAH muestran comportamiento impulsivo, déficit de atención e hiperactividad. Son difíciles de mantener quietos y tranquilizarlos, y olvidan cosas fácilmente.

Se estima que alrededor del 5% de los niños se ven afectados por el TDAH. Los niños se ven afectados con más frecuencia que las niñas.

En su estudio, los médicos de Kentucky encontraron que aproximadamente el 25% de los niños con TDAH leve en realidad sufrían de falta de sueño debido al síndrome de apnea del sueño.

El síndrome de apnea del sueño debido a anomalías anatómicas provoca ronquidos y no permite que los niños duerman normalmente. El resultado es que tienen una mala calidad de sueño y sufren de privación crónica del sueño. La falta crónica de sueño les provoca falta de atención e hiperactividad, por lo que se considera que tienen TDAH.

Desafortunadamente, después de ser diagnosticados con TDAH, se les administra medicación, lo que complica más la situación. Pero si se corrige la causa orgánica que causa la falta de sueño, es decir, el síndrome de apnea del sueño. Los niños se recuperarán y no tendrán TDAH.

Conclusiones con base en estos dos ejemplos

Entonces lo vemos en los dos ejemplos que nos dieron las investigaciones en Israel y Kentucky, es que cualquiera que sea la causa de la falta de sueño, el resultado es una reducción en las habilidades mentales y la memoria del niño.

Creemos que es necesario que los niños que se considera que tienen TDAH sean examinados para detectar ronquidos o síndrome de apnea del sueño. En tales casos, el tratamiento de la causa orgánica que provoca la privación del sueño en el niño corregirá el síndrome de TDAH.

Otros niños en edad escolar necesitan dormir al menos 9 horas cada noche para que sus cerebros se desarrollen y funcionen de la manera más eficiente posible.

Publicidad