Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Beneficios de los abrazos para nuestros hijos

El mejor refugio para un niño está entre los amorosos brazos de su madre

Abrazar parece mejorar la salud mental, emocional y física del niño, mientras que los estudios científicos demuestran que las madres también se benefician del abrazo que le dan a su hijo.

Publicidad

El abrazo más grande y seguro para todo bebé es el abrazo de su mamá 

Su madre es la que nunca se cansará de abrazarlo, en cada situación, y estrecharlo fuertemente contra ella con amor. Es espectacular como, a veces, el llanto, el lloriqueo y el miedo del bebé cesan en cuanto siente que está en brazos de su madre.

Las madres también se benefician de los abrazos que le dan a su hijo

Los beneficios de los abrazos para los niños y también para su madre

Estudios científicos demuestran que las madres también se benefician del abrazo que le dan a su hijo. 

Más específicamente, un estudio mostró que el contacto de la madre con el niño, es decir, cuando la madre abraza al niño o cuando la madre toma la mano del niño, reduce las posibilidades de depresión posparto, ansiedad y trastornos similares.

Además, en cuanto a su comportamiento, parece que cuanto más abraza la madre a su bebé, más cambia el sentido de la maternidad y la forma en que percibe su rol.

Publicidad

Aun así, parece que la interacción entre el niño y la madre es mayor, ya que la madre es más sensible a las reacciones del bebé, mientras que el bebé también reconoce fácilmente a su madre y responde más a su presencia.

Abrazos: cortisol y oxitocina

Pero, ¿por qué suceden estas cosas? Esto se debe a que el cortisol, una hormona asociada al estrés, cae en picado cuando alguien nos toca de forma cariñosa o amistosa. También aumenta la liberación de oxitocina, también conocida como la «hormona del amor«. Es una hormona que regula la lealtad, la confianza y el apego emocional. Probablemente, esto explique la frase abrazar mejora el vínculo mental y emocional con tu hijo”.

Podrías leer el artículo Un abrazo en el momento indicado puede ser sanador.

Sin embargo, el aumento de oxitocina no solo beneficia a la madre, como comentábamos anteriormente. También se observa un aumento de oxitocina en el niño. El resultado es un aumento de factores que dependen de la presencia de oxitocina y que ayudan al desarrollo físico del niño

Además, ayudan al sistema inmunológico del niño para que esté protegido de enfermedades. A medida que disminuye el estrés de un niño, también lo hace la liberación de cortisol, que mencionamos anteriormente. 

No olvidemos que la cortisona reduce la actividad del sistema inmunitario y por ello también se utiliza como medicamento para reducir alergias y enfermedades autoinmunes. La reducción de la función del sistema inmunológico significa esencialmente una reducción de las «defensas naturales» del cuerpo y enfermedades más fáciles.

Para ampliar la información te invitamos a leer nuestro artículo sobre La importancia de un abrazo para los niños.

En conclusión, vemos que los abrazos entre madre e hijo tienen múltiples beneficios. El beneficio concierne tanto a la madre como al niño. Los efectos positivos de los abrazos se refieren tanto a la salud física como mental de la madre y el niño. 

Por eso, no dudes en cada oportunidad en abrazar a tus hijos y darles a ellos y a ti mismo el «regalo» de un abrazo.

Bibliografía:
  1. Roshanray A, Rayyani M, Dehghan M, Faghih A. Comparative Effect of Mother’s Hug and Massage on Neonatal Pain Behaviors Caused by Blood Sampling: A Randomized Clinical Trial. J Trop Pediatr. 2020 Oct 1;66(5):479-486. doi: 10.1093/tropej/fmaa001. PMID: 31995222.

Publicidad