Mente Asombrosa
Persona comunicándose
Inicio » Psicología social » Cómo comunicarse mejor mediante el lenguaje corporal y lenguaje no verbal

Cómo comunicarse mejor mediante el lenguaje corporal y lenguaje no verbal

El lenguaje corporal y el lenguaje no verbal son componentes clave de la comunicación. ¿Qué mensajes transmite su postura, voz, apariencia y gestos?

Publicidad

¿Quieres comunicarte de forma clara y convincente para conseguir mejores resultados? Tu lenguaje corporal o lenguaje no verbal contribuye en gran medida a tus habilidades de comunicación y tus relaciones con las demás personas.

Intenta mantener el contacto visual

Es simple y muy importante. Haz contacto visual con una persona cuando le hables. Muéstrale que estás prestando atención. Cuando hables con alguien, deja tus quehaceres a un lado. Colócate frente al otro y préstele toda tu atención. No mires lo que pasa detrás de él.

Trata de mostrar un lenguaje corporal relajado

Muéstrate abierto y presente con el otro. Tener la espalda encorvada y los brazos cruzados transmiten un mensaje muy diferente al que darías teniendo la cabeza levantada y los brazos relajados.

Una postura erguida y una presencia inspiran confianza en uno mismo. Reproduce el lenguaje corporal del otro para tranquilizarlo.

Publicidad

Modera tu tono de voz

Es difícil relacionarse con otros cuando se tiene una voz demasiado fuerte o inaudible.

Trata de hablar con calma y sinceridad.

No es necesario gritar para ser escuchado o para transmitir un mensaje importante.

Toma en cuenta el momento, el contexto, la ubicación y el entorno

Elegir cuidadosamente cuándo y dónde conversar con alguien influirá en gran medida en el resultado de la conversación.

Si estás enojado, entonces puede que no sea un buen momento para hablar. Espera hasta que estés tranquilo antes de confrontar a alguien o tomar una decisión.

Incluso si quieres hablar con alguien, eso no significa necesariamente que ahora sea el momento adecuado para el otro. Consulta con él cuándo puede estar disponible para charlar.

Ten en cuenta cómo ha estado el día de la otra persona, su estado de ánimo y su situación actual.

Pero tampoco esperes una eternidad para hablar con alguien sobre lo que te está preocupando. Dejar que las preocupaciones se acumulen antes de hablar de ellas perjudica el tener una buena conversación.

Reconoce y recompensa inmediatamente el buen comportamiento o las acciones de la persona que te escucha.

Elige tus batallas y asume la responsabilidad de tus emociones. Pregúntate si realmente deberías insistir en este o aquel punto.

Asegúrate de cuidar tu apariencia física

Usa vestimenta adecuada para la ocasión. Recuerda que si bien esto no es lo más importante, nuestra apariencia física influye en gran medida en cómo nos perciben los demás, así como en su capacidad para relacionarse con nosotros, especialmente en nuestra vida profesional.

Cuando uses ropa sexy o provocativa, ten en cuenta el mensaje que podrían recibir los demás y las reacciones resultantes.

Por otro lado, preocuparse demasiado por cómo nos perciben los demás no es saludable. Lo principal es ser bueno contigo mismo. Cuando una persona se siente cómoda y segura los demás podrán percibirlo. Esto te ayudará sin importar lo que lleves puesto.

Mantén buenos hábitos de higiene

En general, una buena higiene personal te hará atractivo y agradable.

Si sientes que los demás no te entienden ni te escuchan, ir a psicoterapia, consejería matrimonial o terapia de pareja, ya sea en persona o en línea, te ayudará a comunicarte mejor. Esto mejorará tu bienestar y el de tu cónyuge, hijos y amigos.

Publicidad

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad