Mente Asombrosa
Mojar la cama
Inicio » Psicología » Cómo ayudar a tu hijo a dejar de mojar la cama

Cómo ayudar a tu hijo a dejar de mojar la cama

La enuresis nocturna, o mojar la cama mientras duermes es algo que afecta al 7-10% de los niños y al 3-5% de las niñas mayores de 5 años. ¿Cómo puedes reconocer si tu niño tiene un problema de enuresis? ¿Qué es lo que causa que mojen la cama y qué puedes hacer si sospechas que tu hijo tiene un problema de control de la vejiga durante la noche?

Publicidad

¿En qué momento del día se orina tu hijo?

Aunque el nombre del trastorno es enuresis nocturna, el niño también puede orinarse solamente durante el día (la enuresis diurna afecta al 3-4 % de los niños de 4 a 12 años). O alternativamente, a veces durante el día, a veces por la noche. En cada uno de estos casos, nos enfrentamos a un problema similar.

¿Cuándo empezó a mojar la cama?

Esta es una información importante porque hay dos tipos diferentes:

  • Primaria (no hubo un período en el que no se mojara la cama durante el desarrollo del niño)
  • Secundario (el niño tuvo un período de tiempo más largo en el que tuvo control de la micción). Este tipo de “mojar la cama” es más común.

Puede haber muchas causas para mojar la cama, pero es importante saber que solo en el 15-20% de todas las enuresis hay factores psicológicos juegan un papel importante.

Causas comunes de la enuresis nocturna en niños:

Las causas más comunes de enuresis nocturna primaria incluyen:

Publicidad

  • Hábitos anormales (beber muchos líquidos antes de acostarse, falta de evacuaciones intestinales regulares),
  • una falta de educación en los buenos hábitos de higiene,
  • uso prolongado de pañales,
  • sueño demasiado profundo o problemas para despertarse del sueño,
  • trastornos emocionales. 
  • estreñimiento frecuente
  • disfunción de la vejiga,
  • enfermedades que pueden causar enuresis
  • cambios orgánicos en el tracto urinario, como urolitiasis, infecciones del tracto urinario
  • defectos anatómicos del tracto urinario.

A veces las causas de mojar la cama se deben a problemas fisiológicos:

Mojar la cama también puede ocurrir como resultado de eventos estresantes o importantes en la vida de un niño. Por ejemplo:

  • el nacimiento de un nuevo hijo,
  • hospitalización,
  • acoso sexual,
  • divorcio de los padres,
  • muerte de los padres. 

¿Por qué es tan importante tratar este problema? 

La enuresis nocturna no debe subestimarse debido a sus efectos negativos en el desarrollo emocional del niño. Esta situación también puede resultar en que el niño sea rechazado por sus compañeros y miembros del hogar. Esto, a su vez, tendrá un impacto negativo en su autoestima y habilidades para construir relaciones.

Enuresis nocturna primaria aislada

Ocurre al orinar la cama solamente por la noche, persiste desde el nacimiento y no es síntoma de ninguna condición médica. La edad límite para el diagnóstico es el quinto año de vida, en el que ya se debería poder controlar mojar la cama por la noche. 

Los rasgos característicos son mojar la cama muy seguido, sueño ininterrumpido a pesar de haberse orinado, micción adecuada durante el día, resultados normales de las pruebas de laboratorio y sin examen físico anormal, incidencia frecuente de enuresis nocturna en la familia. 

Esto ocurre en el 7-10% de los niños de cinco años y en el 3-5% de las niñas de la misma edad. A los 18 años la enuresis persiste en el 2% de los chicos, mientras que en las chicas es excepcional.

¿Qué puedes hacer para que tu hijo deje de mojar la cama?

Es imperativo que busques ayuda para comenzar el tratamiento para enuresis. El tratamiento de la enuresis debe consultarse primero con un médico pediatra que permitirá descartar causas fisiológicas de la enuresis. Si se descubre que el niño moja debido a trastornos emocionales, se requerirá un tratamiento nocturno con psicoterapia.

Independientemente de las causas de la enuresis, también merece la pena acudir a una consulta psicológica. Orinarse en la cama es una enfermedad que afecta fuertemente la psique y el estado emocional de un niño y puede resultar en muchas dificultades adicionales. El tratamiento de la enuresis nocturna puede ser un proceso difícil para tu niño y necesita apoyo y ayuda.  

Publicidad