Mente Asombrosa
El chantaje emocional en la pareja
Inicio » Pareja » El chantaje emocional y la manipulación en las relaciones

El chantaje emocional y la manipulación en las relaciones

El chantaje emocional a veces es usado por niños, la pareja o incluso amigos. “No me quieres para nada, porque no quieres comprarme este juguete“, probablemente muchos padres han escuchado esa frase de su hijo y de esta manera se han convertido en víctimas de un chantaje emocional. ¿Qué comportamientos pueden tratarse como un chantaje emocional y, quizás lo más importante, cómo se manifiesta y cómo lidiar con el chantaje emocional?

¿Qué es el chantaje emocional?

El chantaje emocional es una experiencia desagradable que, desafortunadamente, es común verla en las personas que más cerca tenemos. El chantaje emocional puede ser usado por tu hijo, por tu amada madre, tu pareja, este problema también puede aparecer entre amigos muy cercanos y entre compañeros de trabajo.

El chantaje emocional es un fenómeno que ocurre entre dos personas: una persona usa este tipo de chantaje, la otra se convierte en su víctima. Al actuar sobre las emociones de la víctima, la persona que chantajea emocionalmente simplemente quiere conseguir sus objetivos.

La negrura emocional está asociada con el concepto de niebla (FOG en inglés, que es una abreviatura de tres palabras: Miedo, obligación y culpa). La niebla que resulta del chantaje emocional no es más que “enmascarar” el mensaje final, que se supone causa miedo, culpa y sentido del deber en la víctima.

Desafortunadamente, todos los seres humanos probablemente se han encontrado al menos, con un chantaje emocional en su vida.

En el chantaje emocional se pueden reconocer todos los mensajes que causan sentimientos desagradables en la víctima y están diseñados para hacer que la víctima actúe de la manera esperada por el chantajista emocional.

Algunas personas que chantajean emocionalmente a otras personas lo están haciendo conscientemente. Sin embargo, puede haber una situación en la que el chantajista no se dé cuenta realmente de que su comunicación con personas cercanas a él no va bien, y además … su propio chantaje emocional puede provocar sentimientos de miedo y temor.

4 formas de chantaje emocional

Los especialistas que tratan el tema del chantaje emocional distinguen cuatro actitudes diferentes que pueden adoptar las personas que utilizan esta forma de manipulación.

1. Fiscal

El primero se conoce como el fiscal. En este caso, el incumplimiento de una solicitud encubierta dirigida a la víctima lleva a que “el fiscal” manifieste agresión. Puede ser una agresión activa (por ejemplo, en forma de amenazas), pero también una agresión pasiva (por ejemplo, silencio, actitud pasivo agresiva).

2. Flagelado

El flagelo es otra actitud de las personas que utilizan el chantaje emocional. En este caso, la víctima está convencida de que si no cumple con sus expectativas, el chantajista experimentará algún sufrimiento, por ejemplo, tristeza o depresión considerable. Aquí, a modo de ejemplo, puede usarse una frase, dirigida a la víctima del chantaje emocional: “si decide irse sin mí, lo lamentaré muchísimo, es posible que fracase”.

3. Victimes

Otra postura, tomada por personas que usan un chantaje emocional, es hacerse la víctima. Estas personas pueden esperar que la víctima haga algo para mejorar su estado de ánimo: el sacrificio de la culpa y la responsabilidad por la condición de la persona que sufre aparecerán en el sacrificio. Las personas que se hacen las víctimas pueden parecer excepcionalmente tristes, por ejemplo, pero si sus seres queridos les preguntan qué provocó tal situación, su respuesta puede ser insignificante: “nada”.

4. El tentador

La última de las actitudes distinguidas asociadas con el chantaje emocional es el tentador. Como lo indica la palabra, los tentadores intentan que las víctimas actúen de acuerdo con sus expectativas al mencionar alguna forma de recompensa. Aquí, a modo de ejemplo, puede usarse la frase: “si abandona una reunión con amigos y me da más tiempo a mí, entonces nuestra relación comenzará a organizarse mejor”.

La víctima puede pensar que, de hecho, sucumbir a las demandas de un chantajista puede llevarle a obtener algún beneficio para ella, sin embargo, los tentadores no ofrecen nada gratis. Sus “ofertas” solo aparecen para que puedan obtener exactamente lo que quieren, pero no necesariamente lo que quieren sus seres queridos.

¿Quién es más vulnerable al chantaje emocional?

De hecho, todos pueden ser víctimas de un chantaje emocional. Algunas personas, sin embargo, son definitivamente más vulnerables a él: entre las características que facilitan la influencia en nuestras acciones al ejercer presión sobre nuestras emociones, podemos mencionar las siguientes:

  • Tener baja autoestima.
  • Una gran necesidad de aceptación por parte de otras personas.
  • Falta de asertividad.
  • Dificultades para establecer límites en las relaciones interpersonales.
  • Problemas para tomar decisiones independientes.

¿Cómo lidiar con el chantaje emocional?

Una cosa puede decirse sobre el chantaje emocional: no puede tratarse como una forma adecuada de comunicación interpersonal. El chantaje emocional definitivamente puede llevar a una considerable incomodidad en la persona que lo experimenta; después de todo, las víctimas de este problema pueden experimentarlo por parte de su amado compañero o el amigo más cercano.

En una situación en la que, aparte del chantaje emocional, hay amor o amistad a largo plazo, ¿debemos aceptar con ser una víctima de este tipo de manipulación? Las diferentes formas de manipulación sobre nuestras emociones, que nos incitan a actuar de acuerdo con la expectativa de un chantajista, definitivamente no deberían aparecer en una relación que funcione bien o en una relación amistosa. Es obvio que las personas quieren que se satisfagan sus necesidades, pero esto no se puede lograr a través del chantaje emocional de otras personas.

Puedes hablar de necesidades mutuas sin ocultarlas innecesariamente. Es posible que una persona que usa el chantaje emocional se dé cuenta de que se está comportando de manera inapropiada e intente cambiar su comportamiento. Algunas veces es necesario, por ejemplo, en el caso de una pareja en cuya relación existe un chantaje emocional, que sea utilizada la ayuda de especialistas, por ejemplo, la terapia para parejas.

La condición para el buen funcionamiento de la relación es el cuidado mutuo de sus necesidades, mientras que en el caso de las personas que usan el chantaje emocional, para ellos solo cuentan sus necesidades: lo que su pareja o compañero necesita, básicamente lo descuida el chantajista o incluso lo omite.

En las relaciones interpersonales, la manipulación es definitivamente una desventaja: a veces vale la pena detenerse, poner un alto y romper con el papel de la víctima. No debemos pagar ningún  precio para que nuestras necesidades y derechos sean respetados.

4.4
23
Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  

Comentarios más votados

Avatar
96

5 rasgos en común que…

El ser manipulador es una de las características de una ...
  • 26 April, 2019 by Sylvia

Avatar
46

Escuchar a personas que siempre…

A mi entender ,no son personas tóxicas nos estamos deshumanizando ...
  • 21 March, 2019 by Claudia

Avatar
31

¿Cómo reconocer a un vampiro…

Excelente articulo, sería muy interesante que un futuros posts publiques ...
  • 1 April, 2019 by Ivan García

Avatar
30

5 rasgos en común que…

No todos los manipuladores (as) tienen imagen de necesitado (a)
  • 22 April, 2019 by Lucy rivera

Avatar
27

10 síntomas físicos que son…

Isabel. Todo trastorno de este tipo y la mayoría de ...
  • 18 March, 2019 by Daniel