Mente Asombrosa
Una pareja que tiene problemas por amor enfermizo
Inicio » Pareja » Amor enfermizo o relación codependiente: ¿qué es y cómo salir de ella?

Amor enfermizo o relación codependiente: ¿qué es y cómo salir de ella?

La codependencia es la dependencia hacia una persona. Es decir, no se trata de amor, sino de una relación dolorosa, lo que se considera como un amor enfermizo también.

Publicidad

Cuando hablamos de “amor enfermizo” hacemos alusión al tipo de relación en donde el amor, difícilmente libre, se enferma, no es libre y no se puede expresar con su manifestación natural, por lo tanto lo consideramos como un sentimiento enfermizo.

¿Qué es la codependencia?

La codependencia puede desarrollarse en el contexto de una relación difícil, como una experimentada con un adicto o un miembro de la familia que vive con una enfermedad mental no tratada.

Todos somos más o menos dependientes de nuestros seres queridos, pero en el caso de la codependencia todo es más complicado. Para los codependientes, la pareja es la base a partir de la cual se reponen las necesidades básicas y que está diseñada para curar sus heridas emocionales.

La codependencia es, ante todo, una inmersión emocional y mental en la vida de otro, una mezcla de roles, funciones y emociones. Se dedica una cantidad desproporcionada de tiempo y atención a la persona a quien se dirige la adicción. Los pensamientos sobre el “amado” dominan la mente, convirtiéndose en una idea sobrevalorada. 

Publicidad

Caracterizada por obsesión en el comportamiento, en las emociones, ansiedad, dudas sobre uno mismo, impulsividad de acciones y hechos, dificultad para expresar sentimientos íntimos.

Algunos tipos de relaciones con amor enfermizo

Ser codependiente significa que has tenido que adaptar tus comportamientos para poder “lidiar” con los impactos del problema, en lugar de poder participar activamente en una relación más equitativa. Por lo tanto, en este tipo de amor enfermizo, tanto los cónyuges como el futuro de la relación se ve fuertemente afectado.

Él es el grande. Y yo lo necesito a él.

Te pierdes en la otra persona. Tu pareja en esta relación es el “grande” y “controlador”, tú eres “pequeño”, “indefenso”. Tu vida circula en torno a tu pareja. Esto puede durar toda la vida. La prioridad es siempre estar con tu pareja: “No puedo vivir sin él”. 

Yo soy el grande. Él es pequeño y me necesita.

Una posición de crianza en la que eres una pareja “mucho más inteligente, más fuerte y mejor”.

“Puedo salvar a mi pareja. Decidiré todo por él. Soy importante y tengo un poder tremendo”. Aquí es donde se manifiesta el hipercontrol, el papel de los padres en la sociedad. 

Soy genial, increíble. Mi pareja es quien refleja mi esplendor. 

Para esta persona, las relaciones solamente representan una carga necesaria. “Son difíciles para mí, pero necesito una pareja que refleje mi esplendor”.

Tienes codependencia si: 

  • Te sientes celoso constantemente y esos celos te destruyen a ti y a tu relación. 
  • Tienes mucho miedo de ser abandonado, traicionado, de que te dejen de amar. 
  • Tu estado de ánimo y tu vida dependen del comportamiento de la otra persona. 
  • La aprobación y atención de la otra persona es extremadamente importante para ti. 
  • Sufres sin la presencia de esta persona y no puedes vivir en tranquilidad. 
  • Estás listo para ofrecer tu vida entera para salvar a otra persona. Salvador = relación codependiente. 
  • Es tremendamente importante para ti que seas una autoridad para la otra persona. 
  • Quieres que el otro haga lo que quieras. 
  • Vives como los demás esperan de ti. Miedo de decepcionar a alguien. 
  • Tienes miedo de hablar de tus necesidades, deseos. No sabes cómo construir una comunicación directa.

¿Cómo salir de una relación enfermiza o codependiente? 

Lo más importante al tratar con la codependencia es tomar conciencia de su existencia y luego establecer una meta para afrontarla y creer que es posible transformar un amor enfermizo en una oportunidad de crecimiento mutuo.

  • Trata de recuperar tu posición adulta y comprende que el tú de ahora puede darte todo lo que necesitabas en la infancia.
  • El derecho a negarse es la piedra angular de la transición de la codependencia a la interdependencia. Darte cuenta de tu deseo es un gran paso hacia salir de una relación codependiente, siempre que hagas una solicitud y le des a la persona el derecho de no cumplir con tus expectativas.
  • Deja de esperar cambios de tu pareja. Una persona no cambiará hasta que él mismo lo quiera. Dado que tus intentos no tuvieron éxito, significa que el deseo de cambiar no apareció en él. ¿Cuánto más estás dispuesto a soportar?
  • Busca nuevos significados. Para no caer en otra adicción (comida, alcohol, juegos), busca nuevos significados. Piensa en tus deseos en diferentes áreas y en cómo realizarlos.
  • No para huir del dolor, sino para hablar con ella. Imagínese cómo es este sentimiento. ¿Dónde está dentro de ti? ¿De qué color y forma es? Crear una imagen metafórica reduce el nivel de tensión y ayuda a darte cuenta de que no eres tus sentimientos. Puedes verlos y cambiarlos.
  • Pregúntate esto: ¿cómo está mi propia vida? Una persona se vuelve adicta cuando no está satisfecha con lo que está viviendo. En lugar de resolver problemas cotidianos y darte cuenta de tu potencial, estás usando tu fortaleza para tratar de controlar la vida de otra persona…
  • Redirige tu atención de la otra persona a tu vida.
  • Busca ayuda psicológica de un especialista.

Publicidad

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad