Mente Asombrosa
Película American Beauty para reflexionar
Inicio » Reflexiones de vida » American Beauty – La batalla por la felicidad

American Beauty – La batalla por la felicidad

American Beauty nos muestra el valor de rebelarnos contra la opresión social y luchar por ser auténticos. Abra su mente y descubra la verdadera felicidad.

American Beauty, Belleza Americana en Latinoamérica, es un drama cinematográfico de 1999, para mayores de 18 años, dirigido por Sam Mendes. Este es también el nombre de una variedad de rosas hibridas perfectas, que solo pueden cultivarse artificialmente y que constituyen la esencia de la obra.

La crítica fue muy positiva; así como abundante la premiación. De las ocho nominaciones recibidas, ganó el Oscar a la mejor película, director, actor, guion original y fotografía. Asimismo, fue galardonada con 82 reconocimientos adicionales.

La trama se desarrolla en el seno de una familia disfuncional, los Burnham, integrada por la pareja de Lester y Carolyn mas su hija Jane. De la misma forma, se relatan las particularidades de sus vecinos, los Fitts.

Se trata de una sátira que incluye diversidad de temas como el éxito personal, amor filial, sexo, perfección, materialismo y redención. Además, profundiza en áreas existencialistas que incluyen falsa apariencia y riqueza, al igual que su impacto negativo sobre las relaciones interpersonales. Los estados adúlteros de Lester-Jane y Carolyn-Buddy representan un escape.

El reparto es encabezado por los actores Kevin Spacey (Lester Burnham), Annette Bening (Carolyn Burnham) y Thora Birch (Jane Burnham). Mena Suvari representa a Angela Hayes, una chica popular y el amor prohibido de Lester.

Los vecinos, la familia del Coronel Frank Fitts (Chris Cooper), son interpretados por la esposa Barbara (Allison Janney) y el hijo Ricky (Wes Bentley). Peter Gallagher, en el papel de Buddy Kane, es un destacado agente inmobiliario y competidor de Carolyn, de quien se hace amante.

Una breve sinopsis de la película

Los Burnham representan a la familia americana modelo con una apariencia perfecta, pero cuya realidad es diametralmente opuesta. Lester odia su trabajo y ya su matrimonio no le depara ninguna satisfacción, por lo que se plantea la necesidad de transformar su vida.

Esta inquietud lo lleva a esbozar una revolución contra la apariencia de normalidad, el dinero y la pseudoestabilidad marital. Un día renuncia a su puesto en una revista de publicidad, se vuelve dependiente en un establecimiento de comida rápida y prueba la marihuana.

Además, se enamora de Angela, la mejor amiga de Jane y para impresionarla empieza a ejercitarse. Carolyn por su parte solo le interesa su éxito como vendedora de inmuebles y el cuidado de su jardín, sembrado con preciosas American Beauty. Un día llega con Buddy a comprar una hamburguesa y Lester descubre su engaño; sin embargo, lejos de molestarse les desea lo mejor. Jane es una adolescente típica, reprimida y de mal genio que desarrolla una gran amistad con su nuevo vecino, Ricky, y decide fugarse con él.

El Coronel Fitts, homofóbico y de tendencia fascista, controla de cerca a su hijo para impedir que se drogue; sin saber que es el distribuidor minorista de la zona. Asimismo, cree que el muchacho es homosexual y concluye por error que es amante de Lester; entonces, lo golpea con violencia y echa de la casa.

Destrozado por lo que acaba de hacer, corre a casa de sus vecinos y cuando Lester le abre la puerta intenta besarlo y es rechazado. Por otro lado, Lester intenta hacerle el amor a Angela, aunque ella le dice que es virgen y entonces renuncia a la idea.

Lecciones que nos deja American Beauty

La historia exhibe con diáfana claridad los resultados de llevar una existencia de apariencia convencional para satisfacer a la sociedad. Las consecuencias más inmediatas son: una profunda frustración y un estrés autoimpuesto que producen un ahogo emocional. Sin contar que privan a la vida de la libertad y el placer, solo por guardar las apariencias ante un mundo que juzga y critica despiadadamente. Esto produce enojo y hasta trastornos a la salud.

Vivir así produce insatisfacción, apatía y desesperanza; ¿vale la pena o es preferible rebelarse y luchar por ser felices? A través de la familia Fitts, el film también aborda temas como la homosexualidad latente, despotismo, hipocresía y las diversas fórmulas de escape. Ricky se convierte en un fisgón a través de su cámara y su madre, casi un vegetal, se hunde en la autocompasión. Al final, Lester logra descubrir que la belleza está en todos lados y que es mejor hacer lo que se desea.

En conclusión, American Beauty nos muestra que no es correcto reprimir nuestros instintos y necesidades porque queremos ser aceptados por los demás. Debemos superar el temor a ser juzgados y hacer lo que deseamos para reducir la tensión, angustia, autocompasión e inseguridad con la que vivimos.

Atrévase a ser usted mismo y a liberarse de las cadenas que le oprimen. Escape antes de que le suceda lo que a Lester, y un frustrado y desesperado Coronel Fitts le dispare un tiro a la cabeza.

Gladys González

Gladys González

Gladys González Bachelor of Business Administration (B.B.A.) Janus University EEUU. Acreditada en el manejo de Técnicas Psicoterapéuticas y Autosanación en Sanarte Fundación. Certificada en Liderazgo e Inteligencia emocional Universidad Metropolitana -UNIMET- Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional. Caracas – Venezuela.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse