Mente Asombrosa
Diario de Ana Frank
Inicio » Reflexiones de vida » Por qué los adolescentes deben leer el diario de Ana Frank

Por qué los adolescentes deben leer el diario de Ana Frank

La historia de Ana Frank, cuyo nombre real es Annelies Marie Frank, todavía se mete en la piel de las personas. Su diario no solo les da acceso a niños y adolescentes a la era nazi, algunos se redescubren en los pensamientos de la adolescente amante de la diversión.

Publicidad

Spoiler: Si no has leído el libro, te recomendamos no seguir leyendo el artículo ya que se comentan partes importantes del mismo.

Durante más de 60 años, la historia de la vida de Ana Frank, que quería convertirse en periodista o escritora y fue víctima del Holocausto, ha conmovido a muchas personas. Conocemos a la chica Ana Frank aquí y allá en la vida, escribió el escritor y teólogo Albrecht Goes en un prefacio al diario.

Para muchos adolescentes, sientes que están frente a frente con ella: “en El diario de Anne Frank, conoces a una persona joven como tú“, dice Thomas Heppener, director del Centro Ana Frank en Berlín. El hecho de que la autora tuviera 80 años el 12 de junio y pudiera ser su bisabuela no cambia el hecho de que Ana Frank es “simplemente un golpe de suerte educativo“. Una oportunidad única para construir un puente hacia el pasado.

Podemos considerarnos afortunados de que el diario se haya conservado, que Ana Frank haya escrito tanto sobre ella y sobre el mundo que la rodea“, enfatiza Heppener. También es muy afortunado que su padre Otto Frank fuera un fotógrafo aficionado tan entusiasta y que haya tantas fotos de ella.

Publicidad

Breve biografía sobre ana Frank

Annelies Marie Frank nació el 12 de junio de 1929 de padres judíos en Frankfurt am Main. Después de la toma del poder nazi en 1933, la familia se exilió en Amsterdam. Ana se convirtió en una niña afirmativa y extrovertida, cuya gran pasión era escribir. Para su deleite, recibió un diario en su cumpleaños número 13. Quería confiar todo a este libro, todo lo que nunca podría contarle a nadie. “Deberías ser un gran apoyo para mí“, escribió al principio.

En el verano de 1942, su vida dio un giro trágico. Los alemanes finalmente marcharon a los Países Bajos y la familia Frank todavía tuvo que esconderse. En los siguientes dos años vivieron en la parte trasera de la casa de Otto Franks, atendidos por los empleados de la compañía. En este momento de incertidumbre y amenaza constante, Ana anotó todo lo que la movió a la clandestinidad, desde la difícil vida cotidiana hasta los conflictos adolescentes y los pensamientos filosóficos.

Cuando la estación de radio Oranje informó en la primavera de 1944 que el gobierno holandés en el exilio quería recopilar diarios y cartas de la época de la ocupación alemana después de la guerra, Ana comenzó a revisar su diario. Ella creó un “libro de cuentos” al reelaborar algunos de sus registros narrativos para que pudieran publicarse como un documento de la historia contemporánea.

Ella soñaba con poder escribir algo “grande”:Es un milagro que no haya renunciado a todas mis expectativas, porque parecen absurdas e inviables. Sin embargo, me aferro a ellas, a pesar de todo, porque todavía creo en el bien interior de las personas“.

El diario de Ana Krank

Por todas estas razones, Ana Frank es la forma más fácil de acceder al capítulo más oscuro de la historia alemana. Para más y más adolescentes, es el primer contacto con la era nazi. Especialmente porque hay cada vez menos testigos contemporáneos sobre lo acaecido en esa oscura época de la humanidad. Además, los estudiantes, especialmente las niñas, podrían identificarse fácilmente con Ana: una niña que ha soñado con estudiar en París o Londres no está lejos de los pensamientos e ideas que muchos adolescentes tienen hoy en día.

Ana Frank ha escrito sobre cosas que conmovieron a los adolescentes en todo momento. Hay preguntas como: ¿quién soy yo? ¿que me pasa? ¿qué quiero ser? Los pensamientos de Ana Frank sobre los miedos, el estrés con sus padres o el primer amor también son dilemas eternos planteados en el libro.

¿Cómo la historia de Ana Frank conmueve a los adolescentes?

La historia, por dura y horrenda que sea, cuando es contada desde el prisma de un adolescente, tiende a mantener un tono que atrae a los de su misma edad, independientemente de la imposibilidad de asegurar la verdad, la narración desde la perspectiva de una adolescente resulta atrapante.

Los niños, sobre todo de temprana edad, no podrán apreciar la crueldad ni la dureza de tales situaciones, sin embargo, es en la preadolescencia y más en la adolescencia en sí, donde ya se vuelve una cronología que los adentra en una de las situaciones más oscuras que ha vivido la humanidad, una guerra detrás de la guerra, por la supervivencia, la desigualdad y la pérdida total de los derechos humanos de los civiles. Una obra que sin dudas amerita la reflexión, pero que no es la única del género, ya que sobre la Segunda Guerra Mundial se han escrito miles de obras.

A pesar de su cruel destino, el deseo más largo de Anne Frank, que observó el 5 de abril de 1944, se cumplió: “Oh, sí, no quiero haber vivido en vano como la mayoría de las personas. Quiero traer alegría y beneficio a las personas que viven a mi alrededor y, sin embargo, no me conocen. Quiero seguir viviendo, incluso después de mi muerte“.

Publicidad

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse