Mente Asombrosa
Cómo reconocer a un buen padre
Inicio » Familia » 7 signos por los cuales un psicólogo reconoce a los buenos padres

7 signos por los cuales un psicólogo reconoce a los buenos padres

¿Qué es lo que hace a una buena madre o un buen padre? Esta es una pregunta sobre la cual hay muchas opiniones diferentes. El tema sobre cómo debería ser la crianza de los niños siempre se debate acaloradamente. Pero ¿estos debates son realmente cruciales para determinar cómo debe ser una infancia y juventud felices? ¿Qué es realmente importante cuando criamos a nuestros hijos? En primer lugar, y sin duda alguna: El amor.

Siete signos que indican que eres un buen padre

Con esto en mente, alistamos siete signos que les demostrarán si ustedes, como padres, están haciendo las cosas bien y le están dando a su hijo todo lo que es importante para su educación.

1. Tu hijo te muestra una variedad de sentimientos

Sin duda, a veces puede ser algo agotador, pero si tu hijo es capaz de mostrar una variedad de sentimientos frente a ti, esto siempre es una buena señal. Ya sea ira, desesperación, tristeza o miedo: si tu hijo se acerca a ti con estos sentimientos y los muestra abiertamente, significa que se siente seguro, protegido y comprendido por ti.

2. Cuando tu hijo acude a ti si tiene un problema

Suena simple, pero es extremadamente importante: es evidente que los padres están haciendo un buen trabajo cuando ellos son las primeras personas a las que acude su hijo durante cualquier problema que tenga. Esto significa que se ha creado un marco sólido o una seguridad a la que tu hijo siempre puede volver cuando necesite ayuda.

3. Tu hijo puede discutir sus pensamientos y sentimientos contigo sin temor a tu reacción

Este punto se basa en los dos signos mencionados anteriormente. Algunos padres limitan inconscientemente la comunicación con su hijo a través de su comportamiento, por ejemplo, reaccionando exageradamente a algunos sentimientos y pensamientos o sintiéndose ofendidos como padres, etc. Otros padres se muestran tan sensibles con sus hijos que parecen dejarles a ellos la responsabilidad de cargar con su vida emocional.

4. Tus comentarios no son críticos ni negativos

Los buenos padres le dan a sus hijos comentarios que no son demasiado críticos ni contienen etiquetas peyorativas como “malo”, “egoísta” o “perezoso”.
Para hacer una crítica constructiva de tu hijo, concéntrate en su comportamiento, no en su carácter. 

Di cosas como: “Te comiste todas las galletas antes de que alguien más tuviera la oportunidad de probarlas. Pero compartir es muy importante para todos nosotros. ¿Puedes pensar en una forma de compensarlo?” En lugar de: “Fue muy codicioso de tu parte. ¡Hoy no hay cena!”

5.  Alientas a tu hijo a perseguir sus intereses y aprovechar sus talentos

 Como padres, le hacen sentir que él mismo ha logrado hacer cosas buenas por sí mismo.

A veces los padres tienden a imponer pasatiempos a sus hijos que les gustaría que hicieran o que ellos mismos hayan hecho. Pero esto puede salir mal. El niño puede sentirse presionado, sentirse como una gran decepción y pensar que sus propios deseos e intereses no valen nada.

6.  Estableces límites para proteger el bienestar de tu hijo

Los buenos padres guían el comportamiento de su hijo estableciendo límites justos y bien pensados. A los niños que no se les pone límites a menudo se sienten perdidos. Los límites y las reglas ayudan a los niños a sentirse amados y valorados, incluso si a veces se rebelan contra estas restricciones.

7. Corriges tus errores

Todos cometemos errores. Incluso los mejores padres lo harán de vez en cuando. La conclusión es esta: los buenos padres se responsabilizan de sus errores y tratan de corregirlos.

Cada vez que le gritas a tu hijo o reaccionas de forma exagerada, es importante reparar esta ruptura en la relación. Esto también significa que tienes que disculparte a pesar del propio error de tu hijo. Explícale a tu hijo por qué ocurrió esta mala conducta y cuáles eran tus sentimientos en ese momento.

Bibliografía:
  1. Alexandra Macht, Doing Love: Fathers’ Emotions in Relation to Their Children, Fatherhood and Love, 10.1007/978-3-030-20358-0_2, (35-69), (2019). [Link]
  2. Schofield, T. J., Conger, R. D., & Neppl, T. K. (2014). Positive parenting, beliefs about parental efficacy, and active coping: three sources of intergenerational resilience. Journal of family psychology : JFP : journal of the Division of Family Psychology of the American Psychological Association (Division 43)28(6), 973–978. doi:10.1037/fam0000024
  3. Conger RD, Schofield TJ, Neppl TK. Intergenerational continuity and discontinuity in harsh parenting. Parenting: Science and Practice. 2012;12:222–231. DOI: 10.1080/15295192.2012.683360. [PubMed]
  4. Bryanton J, Beck CT, Montelpare W. Postnatal parental education for optimizing infant general health and parent-infant relationships. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2013;1(CD004068) [PubMed]
Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse