Mente Asombrosa
Una mujer que es feliz
Inicio » Bienestar Emocional » 7 frases que las personas felices nunca dicen

7 frases que las personas felices nunca dicen

La mente subconsciente es un informante crucial, es partícipe indirecto de que estés feliz o infeliz y estés en paz contigo mismo y con el mundo. Por lo tanto, también hay ciertas frases que serían tan difíciles de superar para una persona que quiere estar feliz, que es mejor saber hacer a un lado y no pronunciar, e incluso restarles poder. Estos siete pensamientos son signos típicos de un pensamiento negativo que las personas felices nunca repiten en voz alta ni se lo dicen a sí mismos.

Hay declaraciones que parecen inofensivas desde el principio, pero son verdaderos frenos para la felicidad, ya que dirigen nuestra mente subconsciente en una dirección negativa. Deberías mantenerte  lejos de ellos si procuras más alegría por vivir y satisfacción.

Frases que las personas felices nunca dicen

Estas son las típicas frases que una persona insatisfecha e infeliz se repite constantemente dentro de un círculo viciosos de negatividad y culpa.

“Oh, solo fue suerte”

Claro, la mayoría de las personas son bastante afortunados en sus vidas. El mero hecho de que no nacemos en una región del mundo donde prevalecen el hambre, la guerra y la sequía es una verdadera bendición. Pero si tenemos éxito y pretendemos que solo los factores externos han sido favorables, le indicamos a nuestro interior que no podemos hacer nada y que no valemos mucho. Es por eso que las personas felices lo expresan de esta manera: “¡Lo he hecho muy bien!

“Oh cielos, si solo hubiera …”

Sentir culpa por lo que hicimos en el pasado, y no verlo como lecciones y partes de nuestro aprendizaje nos mantiene en una rumia constante que no nos permite estar en el presente valorando lo que ahora si hemos logrado, y menos aún nos permite avanzar.

Si estás sufriendo y regañándote constantemente, no puedes ser feliz. Así que sé amable con tu yo más joven. Y mantenlo con la sabiduría de Buda: “No sigas el pasado y no te pierdas en el futuro. El pasado ya no existe. El futuro aún no está. La vida está aquí y ahora“.

“No, no me importa”

Los expertos saben que nuestro cerebro ama las cosas nuevas. Le gusta aprender, se abre a nuevas conexiones, y de esta manera puede sorprenderse. Entonces se vuelve muy activo y puede producir con diligencia hormonas de la felicidad. Las personas felices se abren a las oportunidades y no es que todo les importe tanto para aprender de ello, sino que no se encierran en solo ver lo que su mente acostumbró a ver, por lo que les resulta más fácil evadir la monotonía.

“Estoy tan (tonto, aburrido, gordo, etc)”

Algunos días sentirás que no te ves bien, que no te caes bien y que no estás siendo tu mejor versión, por supuesto. Eso no es agradable, pero está bien. Aún mejor que ser un gran fanático del amor. Pero cuando uno mismo está constantemente socavándose y degradando su propia vida, estos pensamientos se solidifican, y claro que eso no es una buena idea.

Las personas felices usan otras frases, sin necesidad de caer en el egocentrismo ni por ser narcisistas, ellos encuentran en las palabras que se dicen a si mismos o a los demás, la oportunidad de motivarse y recordarse que todo está bien.

“Sólo tengo mala suerte en el amor”

Realmente no es fácil encontrar a la pareja adecuada. Por lo tanto, siempre se debe dejar claro que es perfectamente normal necesitar varios intentos o incluso haber pasado por algunas relaciones inapropiadas. Pretender que uno no será capaz de encontrar nunca el amor puede convertirse en una profecía autocumplida. Es decir, quien crea en esos pensamientos se comporta de tal manera que la profecía se haga realidad.

“Siempre yo …”

Con esta frase, una persona insatisfecha se pone rápidamente en el papel de víctima y se adorna con una buena dosis de autocompasión. A veces eso puede ser reconfortante. Después de todo, puedes decirte a ti mismo y a los demás que no eres culpable de nada. Sin embargo, esta no es la manera de afrontar una situación, sino al contrario, es la manera de evadirla.

Una persona feliz encontrará o tratará de encontrar la manera de hacer frente a una situación que así lo amerita, con la finalidad de salir de eso y seguir adelante, sin acumular culpas, recelos ni victimez a su espalda.

“Hoy no es mi día”

Si estás de mal humor o no, no importa cómo lo cambies: cada día es nuestro día. Incluso si no podemos acercarnos a él de manera tan animada. Si no esperas estar siempre en tu mejor momento, puedes disfrutar de la vida cuando estás un poco cansado o te siente incluso torpe. La persona feliz sabe que los estados de ánimo así como las situaciones no tardaráne n resolverse, y no por ello se negarán a estar todo el día con mal humor y sentados a esperar que llegue un nuevo día para ellos.

La búsqueda de la felicidad

Cuando a las personas se les pregunta a qué aspiran en la vida, la felicidad suele ocupar un lugar destacado en la lista. Se vuelve más difícil cuando se trata de cómo se debe lograr esta felicidad.

La búsqueda de la felicidad conecta a todas las personas, pero sigue siendo única para cada uno de nosotros. En consecuencia, es difícil dar consejos sobre cómo podemos vivir felices o ser más felices. Sin embargo, ya hay algunas similitudes: cosas que hacen feliz a la mayoría de las personas, pero aún más esas actitudes que conectan a las personas felices.

7 frases que las personas felices nunca dicen
5 (100%) 1 voto
Facebook
Google+
Twitter
Pinterest
Email
WhatsApp

Martin Garello

Fundador de Vida Lúcida. Escritor y Editor con la publicación de 2 libros hasta la actualidad. Apasionado por la Psicología y el desarrollo personal.

Añadir comentario