Mente Asombrosa
Lo que se debería saber sobre el síndrome de Down
Inicio » Psicología » Síndromes » 10 cosas que deberías saber sobre el Síndrome de Down

10 cosas que deberías saber sobre el Síndrome de Down

Alrededor del mundo existe un estimado que indica que por cada mil niños que nacen, por lo menos uno presenta una alteración en sus genes que se llama “síndrome de Down” o trisomía del gen 21, para los más entendidos en el tema. Este hecho, en lenguaje llano, significa que hay un cromosoma de más en su organismo.

Publicidad

 Las células del cuerpo humano poseen en su núcleo 23 pares de cromosomas. Las personas con síndrome de Down poseen un cromosoma adicional en el par 21, o sea, que en lugar de dos tienen 3.

Este es un trastorno genético que resulta más común de lo que muchas personas perciben, pero sin embargo, aún existe sobre él todo una matriz informativa totalmente errada; referente a sus características y particularidades.

Datos importantes sobre el síndrome de Down

Con la finalidad de producir un cambio en esa percepción, seguidamente se describirán 10 de esas particularidades para conocer mejor cómo son en realidad las personas con síndrome de Down.

1. El síndrome de Down no es una enfermedad

 El poseer un cromosoma de más no significa estar enfermo, significa que se es diferente en ese particular a las demás personas.

Publicidad

Con una educación adaptada a su condición, estos niños pueden alcanzar el máximo de su potencial. Pueden desarrollarse tanto a nivel académico, intelectual, profesional y social, con la particularidad de requerir un cambio en nuestra percepción sobre ellos y sus posibilidades.

2. Hay que desmitificar la condición

En algunas culturas y sociedades se ha estructurado la idea de que los niños con el síndrome de Down son seres sobrenaturales asociados a los ángeles. Por supuesto que esto no es así, sin embargo, las creencias populares llenan de estos estigmas a las personas.

3. Su estado de ánimo no es voluble

Existen personas que tildan de agresivos a estos niños o excesivamente alegres.

Lo cierto es que sus emociones no tienen ninguna diferencia con las que experimenta el resto de las personas, aunque en algunos casos, pueden presentar dificultad para ciertas tareas, en su desarrollo intelectual pueden comprender cómo los demás, e incluso tener más desarrollada la empatía y el sentido de la nobleza.

4. Su tiempo de vida no está limitado

No existe ningún tipo de predisposición a vivir menos años de vida que una persona normal en quienes tienen síndrome de Down.

 Nacerán, crecerán y se desarrollaran como cualquiera, dependiendo su calidad de vida del apoyo que reciban de sus familiares y especialistas. También esto depende del organismo, su genética y el cuidado, como sucede con todos los seres humanos.

5. Les disgusta que los califiquen

Las personas con síndrome de Down pueden tener ciertas limitaciones a la hora de aprender, esto se ve con mayor frecuencia en los niños y su dificultad para prestar atención en algo particular. Sin embargo, estas dificultades en el aprendizaje, si está acompañado de educadores competentes, se puede ir resolviendo a lo largo de su desarrollo.

 Ellos no se sienten inferiores o disminuidos, razón por la cual les causa molestia que les asignen adjetivos calificativos como el de “persona especial”. Igualmente que sucede con cualquier otro niño, cuando siente que se burlan de él.

6. Tienen capacidad de amar

Los que padecen este trastorno genético suelen desarrollar un vínculo de afinidad muy fuerte con las personas de su entorno, no estando exentos de experimentar le experiencia de enamorarse y hasta de establecer una relación. Incluso estas personas tienen un sentido de afecto más desarrollado que otros personas.

7. Pueden llegar a desarrollar un proyecto de vida

Las personas con el síndrome de Down tienen limitaciones más no incapacidades ni discapacidades.

Una buena educación adaptada a su condición, seguimiento y orientación; serán las herramientas que necesitarán para llevar una vida completamente normal. Hoy en día existen muchas parejas formadas por personas con estas características, con la particular dificultad para tener hijos, por parte de los varones, debido a su condición.

8. Poseen habilidades y destrezas artísticas

Algunas personas con Down tienen lo que se llama “talento” para ciertas actividades que tienen que ver con la creatividad y el arte.

Es común hoy en día verlos formar parte de obras de teatro, sesiones musicales e inclusive; interpretando canciones o aprendiendo a ejecutar algún tipo de instrumento musical. También se pueden desarrollar en el Cine y en todo lo relacionado a la creatividad y el arte.

9. Poseen particularidades físicas propias de su condición

Las personas con síndrome tienen un aspecto físico que les es característico: Su frente es pequeña, sus ojos son pequeños y algo achinados, sus orejas nariz y boca son pequeñas en proporción al rostro, y sus manos suelen ser también pequeñas. Se caracterizan por tener mayor flexibilidad en todo su cuerpo, las extremidades y el cuello es más corto que en una persona normal y tienen un exceso de piel en su nuca.

10. Tienen una mayor propensión a enfermarse

Las personas con el síndrome de Down tienen cierta propensión a padecer enfermedades del tipo cardíaco, infecciones de diversas naturaleza, problemas digestivos, enfermedad celíaca e intolerancia al gluten, también pueden presentar dificultad para dormir por Apnea del sueño, tendencia a la obesidad y problemas de visión, entre otras.

Hasta hace algunos años este hecho se reflejaba en un mayor índice de la taza de mortalidad en esta población, pero con el avance de la ciencia ya no es así.

En resumen, las personas que viven con síndrome de Down son seres humanos como cualquiera de nosotros; con las mismas potencialidades, limitaciones y habilidades que pueden llegar a desarrollar a plenitud, si se les educa y se les provee de un medio adaptado a sus necesidades.

Pablo pineda, un hombre de 45 años en la actualidad, que es síndrome de Down, ha definido de diversas maneras esta condición, tratando de llevar consciencia sobre un tema que no deja de estar empañado de prejuicios y desconocimientos, y ha dejado, entre sus múltiples conferencias, entrevistas y discursos, una enseñanza sobre el síndrome de Down que me gustaría compartir:

No existen las discapacidades solo distintas capacidades en los síndrome de Down, no existen diferentes grados de síndrome de Down; como en el resto de las personas, existen diferentes limitaciones solamente.

Publicidad