Mente Asombrosa
Warren Buffett y su enseñanza sobre el éxito
Inicio » Psicología Laboral » Warren Buffett: lecciones sobre el éxito

Warren Buffett: lecciones sobre el éxito

Todos tienen que encontrar personalmente su camino hacia el éxito y buscarlo. Pero orientarse en modelos de éxito también puede ser de gran ayuda. Un ejemplo de ello es Warren Buffett.

Este inversor y empresario es uno de los hombres más ricos del mundo, y es referido como un genio financiero o “el Mozart del mundo financiero“. Por ejemplo, cualquier persona que invirtió $ 1,000 en su compañía en 1965 ahora posee más de $ 7 millones.

Sin embargo, este hombre es considerado realista, todavía vive en la casa que compró en 1958 y quiere donar el 85 por ciento de su riqueza a la caridad, para devolverla a la sociedad. ¿Qué puedes aprender de Warren Buffett sobre el éxito?

Warren Buffett: historia de vida y éxito

Warren Buffett nació el 30 de agosto de 1930 en Omaha, Nebraska. Ya en su infancia mostró sus habilidades empresariales cuando compró un six pack de Coca Colas por 25 centavos a la edad de cinco años y las revendió por 5 centavos por botella. Compró sus primeras tres acciones a la edad de 11 años y ha bromeado con eso diciendo que debería haber empezado desde antes.

En 1956, con solo $100 en capital y otros $105,000 recibidos de su familia, fundó la Asociación Buffett. Cuando disolvió esta sociedad en 1969, el capital asociado era de $ 105 millones. Sin embargo, su mayor logro es la antigua fábrica textil “Berkshire Hathaway”, de la cual compró acciones en 1962 por un promedio de $ 14.86 cada una.

Como el negocio textil era malo, convirtió a Berkshire Hathaway en su propia compañía de inversiones. Debido a su fortuna financiera inimitable, que le valió el apodo de “Oráculo de Omaha”, la compañía obtuvo ganancias anuales mucho más que el promedio y literalmente explotó. 

Hoy en día, el precio de las acciones de esta compañía de inversiones es de aproximadamente $225,000 y tiene un valor de mercado de $370 mil millones. El interés en los activos privados de Buffett se estima en más de $66 mil millones.

Enseñanzas de Warren Buffett sobre el éxito

La definición de éxito es siempre personal, porque el éxito puede significar algo diferente para todos. Seguridad financiera, compatibilidad de familia y trabajo o un excelente ambiente de trabajo.

Las siguientes diez citas de Warren Buffett muestran sus valores y perspectivas sobre el éxito. Pero también puedes aplicarlas a tus propias ideas e inspirarte en una u otra…

Sé un experto en tu campo

“El riesgo surge cuando no sabes lo que estás haciendo”

Aquellos que conocen sus habilidades, tienen la capacidad de minimizar el riesgo de un fracaso. Un ejemplo popular de este punto son los jugadores de póker. ¿De verdad contaría como riesgo para un jugador de póker profesional, sentarse en una mesa de póker y jugar? Un principiante puede ganar por suerte, pero a la larga, prevalecerá el mejor jugador.

Piensa en tus decisiones

“Insisto en que pases mucho tiempo pensando. Leo, pienso, y tomo decisiones menos impulsivas”

Las decisiones impulsivas a veces pueden dar frutos y proporcionar grandes ganancias, pero ya que son menos pensadas, también pueden ser contraproducentes y causar grandes pérdidas. Por lo tanto, tu objetivo debe ser siempre tomar decisiones bien pensadas y objetivas. El éxito no es trotar en el parque, sino correr un maratón. No se trata solo de tener éxito lo más rápido posible. Es importante mantener y expandir este éxito a largo plazo.

Ve con cuidado

“Se necesitan 20 años para construir un reputación, pero solo 5 minutos para destruirla”

Ten mucho cuidado, las cosas más difíciles de armar siempre son como porcelana. Tu propia reputación se daña más rápido de lo que piensas. Por lo tanto, concede gran importancia a cómo te presentas al mundo exterior.

No importa si es el contacto con los clientes o una conversación con tu jefe o colega. Pon el mismo cuidado y profesionalismo en todas tus interacciones profesionales, porque nunca sabes cuáles pueden ser críticas para tu carrera.

No empeores las cosas más de lo que pueden estar

“Lo más importante es, que si te encuentras en un agujero, dejes de cavar.”

No siempre se puede ir cuesta arriba. Los errores y los contratiempos son parte de la vida y la carrera. Lo que importa es cómo lidiamos con los errores y las derrotas. Siempre sucede que tratar de eliminar un error a toda costa solo empeora las cosas. Parte del éxito es reconocer cuándo se necesitan de tus propias acciones y en qué momentos es mejor solamente esperar y no hacer nada.

Mantén tu red de contactos

“No puedes hacer un buen trato con una mala persona.”

Una red profesional siempre es un importante factor de éxito. En un entorno profesional, estas relaciones son muy valiosas porque le permiten a uno desarrollarse, compartir ideas y noticias, y beneficiarse de las experiencias de los demás. Por eso es muy bueno tener personas de confianza en tu entorno profesional.

No seas demasiado confiado

“Intento invertir en compañías que son tan maravillosas que un idiota podría manejarlas. Porque tarde o temprano alguien lo hará.”

Aunque la confianza es importante, el control es aún mejor. Al igual que tú, las personas que te rodean también tienen sus propios objetivos y estos no siempre coincidirán con los tuyos. Por lo tanto, no confíes en que otros harán las cosas por ti, sino que hazlas tú mismo.

Muestra gratitud para apreciar el éxito

“Hoy alguien está sentado bajo la sombra porque alguien más plantó un árbol hace mucho tiempo.”

Es increíblemente difícil tener éxito cuando estás completamente solo. En la vida, siempre hay personas que te ayudan con palabras y hechos. Estas pueden ser familiares, mentores, compañeros de trabajo, superiores, o amigos. No olvides estar agradecido por el apoyo que cualquiera de ellos te haya ofrecido y seguirá ofreciendo.

¿Sabes cuándo es el momento de dar el salto?

“Quién siente que está en un bote con fugas permanentes debe de invertir su energía en cambiar de vehículo, no en reparar los agujeros.”

Parte del éxito también es saber cuándo debemos separarnos de una idea, un socio, o si es necesario, del empleador actual. No es el fin del mundo haber tomado una decisión equivocada, pero tienes que aprender de ella y sacar conclusiones.

Evita los malos hábitos

“Las cadenas del hábito son demasiado ligeras para sentirlas hasta que son demasiado pesadas para romperlas.”

El desorden o la impuntualidad son hábitos que se adquieren más rápido de lo que desearías. El problema es deshacerse de ellos nuevamente. Pero la buena noticia es que cualquiera que logre adquirir hábitos positivos continuará haciéndolo a largo plazo. Acostúmbrate a tener orden y ser puntual, o a mantener tu compostura en situaciones estresantes. Cuanto más cultives estos hábitos, más difícil será que los pierdas.

Cree en tu éxito

“Siempre supe que me haría rico, no lo dude ni por un minuto.”

Convencer a otras personas siempre es un asunto difícil que generalmente no funciona de inmediato. Pero siempre y cuando confíes en ti mismo y creas en tu propio éxito, las dudas de loas demás no te impedirán avanzar y alcanzar tus objetivos. Si actúas con confianza, los demás también lo notarán.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse