Mente Asombrosa
Significado de los sueños
Inicio » Psicología » El significado de los sueños según Carl Jung

El significado de los sueños según Carl Jung

Los sueños son manifestaciones independientes y espontáneas del inconsciente. Fragmentos de actividad mental involuntaria, suficientemente conscientes para ser reproducidos. Los sueños no son construcciones intencionales ni arbitrarias. Son fenómenos naturales que no son más que lo que pretenden ser. Y siempre buscan expresar algo que el ego no conoce y no comprende. ¿Cuál es el verdadero significado de los sueños?

Publicidad

El significado de los sueños según Carl Jung

De forma simbólica, los sueños revelan el estado actual del alma, desde el punto de vista del inconsciente. Dado que el significado de los sueños no está realmente en consonancia con la mente consciente y presenta discrepancias particulares, debemos asumir que el inconsciente tiene una función independiente. 

A esto se le llama autonomía del inconsciente. El sueño no solo no corresponde a nuestra voluntad, sino que muy a menudo está en evidente contradicción con nuestras intenciones conscientes. 

Los sueños según Jung revelan aspectos de nosotros mismos que generalmente son inconscientes. Revelan motivos inconscientes que actúan en nuestras relaciones y presentan nuevas perspectivas, en situaciones de conflicto.

Hay 3 posibilidades diferentes

  1. Si nuestra actitud consciente hacia las situaciones de la vida es en gran parte «unilateral», entonces nuestro sueño toma el lado opuesto.
  2. Cuando nuestra posición consciente está lo suficientemente cerca del «punto medio», entonces el sueño proyecta satisfacción en diversas variaciones.
  3. Si la actitud consciente es «suficiente», entonces el sueño coincide y enfatiza esta tendencia, aunque no viola su peculiar autonomía.

Para Jung, un sueño es un drama interior

Toda la obra del sueño es esencialmente subjetiva y un sueño es un espectáculo en el que el soñador es el escenario mismo, el actor, el motivador, el productor, el escritor, el público y el crítico.

Publicidad

Esta percepción conduce a la interpretación de los sueños a nivel subjetivo, donde estas imágenes son consideradas representaciones simbólicas de elementos en la personalidad del soñador. La interpretación a nivel objetivo se refiere a imágenes, personas y situaciones del mundo exterior.

Muchos sueños tienen una estructura dramática clásica. Hay una exposición (lugar, tiempo y personajes), que muestra el estado inicial del soñador. En la segunda fase hay una evolución en la trama (se desarrolla la acción). La tercera fase trae el clímax (un evento decisivo). La fase final es el resultado o solución (si la hubiera).

Publicidad