Mente Asombrosa
Senderismo con niños y consejos para lasfamilias que gustan salir a caminar
Inicio » Familia » Senderismo con niños: consejos para las familias

Senderismo con niños: consejos para las familias

¡No hay nada mejor que descubrir la naturaleza a través del senderismo! Para poder aprovechar los beneficios de hacer caminatas familiares y asegurar que todos se estén divirtiendo, los padres deben prestar atención a estas cosas…

Pasar tiempo con tu familia significa felicidad. No hay nada como estar fuera de casa, disfrutar del paisaje, respirar aire fresco, descubrir cosas nuevas y experimentar caminatas maravillosas en familia. Siguiendo estos consejos, podrás hacer que el senderismo familiar sea una experiencia feliz para ti y para tu familia.

Equipo esencial para las caminatas familiares

Utilizar un calzado firme y que tenga uso previo es esencial para una caminata. Tener una mochila bien ajustada también debe ser parte del equipo. Los bastones de senderismo tienen ventajas y desventajas, y puedes conocer más acerca de ellos recibiendo asesoramiento en una tienda especializada. Los niños generalmente buscan un palo de madera cuando quieren sostenerse y lo tiran en cualquier lugar cuando ya no lo necesitan.

Precauciones al hacer senderismo con niños

Los niños no pueden ni deben llevar mochilas pesadas. Lo mejor sería conseguir una mochila pequeña y más ligera para que puedan llevarla cómodamente. Los papás deben considerar con anticipación los snacks que llevarán para la caminata, que puede ser frutas o verduras en rodajas, o barras de granola sin azúcar para calmar el hambre. 

Asegúrense de informarse con anticipación si hay disponibilidad de cabañas para el día en que han planificado la excursión, y de si hay suficientes áreas de barbacoa en la ruta que van a tomar, etc. El senderismo es una actividad que da mucha hambre y sed. En cualquier caso, ¡lleven suficiente agua con ustedes!

Senderismo con bebés y niños pequeños

El senderismo con bebés y niños pequeños es algo muy bueno tanto para ellos como para los padres. Hay muchas excursiones de senderismo, que se pueden manejar fácilmente con el uso de un cochecito o una carriola.

El aire fresco es bueno para los pequeños y si no hay muchas subidas empinadas y complicadas con las cuales lidiar, una caminata familiar con bebés y niños pequeños no debería ser agotadora para los papás. Por otro lado, debes proteger a los más pequeños del sol. Además, trata de tener descansos repetidos, en los que los niños puedan hacer actividades diferentes: gatear sobre la manta de picnic es más que suficiente.

Disfrutar el trayecto es lo más importante

Los niños más grandes disfrutan más la experiencia cuando descubren muchas cosas en el trayecto de la caminata. Ellos se sienten muy felices cuando encuentran cosas interesantes en el camino, sobre todo cuando se juntan varias familias para la excursión. 

Cuando están involucrados niños de diferentes edades, el más lento de ellos es el que marcará el ritmo. Si esto es demasiado aburrido para los niños mayores, el grupo puede separarse y reunirse nuevamente en algún lugar acordado.

Las rutas de senderismo que corren a lo largo de algún arroyo invitan a los niños a chapotear en él. Además, tener una ruta lo más variada posible, con terrenos y paisajes excepcionales como pendientes pronunciadas, cascadas, cañones, etc, hacen de la caminata una experiencia inolvidable para todos, donde no habrá tiempo para el aburrimiento.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse