Mente Asombrosa
Cómo el optimismo extremo puede afectar
Inicio » Pensamientos » ¿Puede el exceso de optimismo ser perjudicial?

¿Puede el exceso de optimismo ser perjudicial?

En muchos aspectos de la vida, los extremos suelen resultar perjudiciales, en el sentido en el que se trata de tomar en consideración solo una parte de la realidad, por así decirlo, al tiempo que se obvia la otra. Y aunque el optimismo pueda ser beneficioso para mejorar la calidad de vida, cuando se lleva al extremo, puede resultar contraproducente.

Publicidad

En el caso de la alimentación, por ejemplo, son perjudiciales las dietas basadas en grasas, azúcares y carbohidratos simples, que aportan poco valor nutricional y gran cantidad de calorías.

Sin embargo, optar por hábitos alimenticios sanos al extremo en los que se supriman gran cantidad de alimentos de los que el organismo requiere para su óptimo funcionamiento también es un error.

De manera similar ocurre con las concepciones de pesimismo y optimismo en medio de las dinámicas diarias de los individuos. Por una parte, el pesimismo conllevará a que se instale de manera permanente en los individuos el malestar emocional, así como convicciones negativas acerca de la realidad.

El pesimista verá transcurrir cada uno de sus días en medio de sus quejas y en las creencias de que no es merecedor de nada bueno y por ende en ocasiones puede que carezca de ilusiones que le hagan querer vivir.

Publicidad

La persona pesimista no se ocupará de realizar ningún esfuerzo siquiera con el pensamiento para cambiar su realidad, de hecho mantiene la creencia de que no hay manera de que la realidad se transforme para el de forma positiva.

El optimista al extremo por su parte, se sumergirá en medio de un mundo irreal, caracterizado por verdades sin fundamento en el que muchos de los sueños y aspiraciones no tienen una base sobre la que apoyarse.

Por ende, tanto el extremo pesimista como el optimista reportan efectos negativos sobre la vida del individuo en vista de que dificultan el crecimiento en todos los niveles.

¿Qué es el optimismo?

Se entiende por optimismo a la actitud o tendencia de ver y juzgar las cosas en su aspecto positivo, o más favorable. (1)

En contraposición al pesimista, el optimista sacará de la peor de las situaciones o de los escenarios todo lo bueno posible.

Incluso será capaz de exagerar con respecto a ciertas situaciones en las que la realidad define ciertas pautas, ante lo cual él se negará a reconocerlo.

Es una forma de vida que reside en el positivismo como bandera, claro está que hay diversos grados de optimismo que le distinguen entre lo sano y lo patológico, por así decirlo.

Las personas optimistas por lo general se aferran a diversos sueños, metas y proyectos y miran hacia el futuro con la convicción de que todo saldrá de acuerdo o mejor de lo esperado.

¿Hasta qué punto es bueno el optimismo?

Podría afirmarse que, basándonos en que se trata de emociones positivas que se supone que brindan felicidad a los individuos, solo provee aspectos positivos.

Sin embargo, el optimismo exagerado e irreal llega a ser perjudicial en cuanto implique una desconexión de la realidad y la persona se sumerja en un mundo sin bases sólidas.

En este sentido, el factor de riesgo gira en torno a la frustración constante que se origina al no llevarse a cabalidad el cumplimiento de las altas expectativas que la persona se ha creado.

Un estado de frustración sostenido conduce a las personas a la decepción y da cabida al surgimiento de emociones de corte negativo como la  tristeza y la ira.

Dichas emociones se asocian con un estado de malestar emocional permanente en el individuo, que le afectará de diversas maneras e impedirá su crecimiento y bienestar.

Lo ideal es asumir un optimismo cuyo punto de partida sea la realidad circundante, es decir, que la persona se plantee metas realistas y posibles de alcanzar.

Al trabajar con base en proyectos realizables, su concreción dependerá de diversos factores, que en algunos casos dependerán del individuo mientras que en otros no.

Si la persona se centra en la realidad, podrá tomar en consideración que algunas cosas pueden no salir de acuerdo a lo esperado y en relación con esto crear otros planes alternos.

¿Cómo podría afectarnos el optimismo de forma negativa?

Estas pueden ser algunas de las situaciones en las que el optimismo extremo puede convertirse en un problema para la persona.

1. Crearse expectativas irreales

En la medida en la que una persona no fundamenta sus actuaciones sobre algo real o palpable, sino basándose en suposiciones, no podrá alcanzar una estabilidad.

Basar el equilibrio emocional en relación con sueños irrealizables es similar a construir castillos en el aire.

Las consecuencias de vivir de este modo son bastante perjudiciales para la salud emocional ya que tarde o temprano las personas tendrán que hacer contacto con la realidad y esto les afectará de gran forma.

2. Desconocimiento de sí mismo

Negarse a reconocer la realidad va en contra del auto-conocimiento, herramienta indispensable para el desarrollo de la inteligencia emocional.

El exceso de optimismo conlleva a que la persona se desconozca a sí misma y se olvide de sus limitaciones al crear algún plan, así como de que no tienen el control sobre todos los factores que pueden influir en que su proyecto se concrete.

3. Incapacidad para hacer contacto con la realidad

La persona con exceso de optimismo se niega a mirar la realidad tal y como se presenta, enfoca su atención en una sola dirección y excluirá los elementos que no estén acordes con su visión positiva.

Esto trae como consecuencia que no pueda captar la realidad de manera objetiva y fijar los planes y metas en base a posibles escenarios.

4. Ausencia de flexibilidad

La negativa a considerar la realidad del contexto tal y como se presenta con elementos que puedan favorecer la concreción de los planes,  mientras que otros pueden intervenir para que no se lleven a cabo, sirve para que no cuenten con un plan de contingencia.

Un plan paralelo que se considere en caso de que los resultados no sean los esperados sirve para no perderlo todo o para contar con una alternativa distinta, pero el optimista excesivo no lo tendrá porque en su afán por engañarse a sí mismo dará todo por sentado.

Bibliografía:
  • Significados. Significado de Optimismo. (Internet). (Consultado 25 de octubre 2019). Disponible en: [Link]

Publicidad

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios