Mente Asombrosa
Mujer que tiene un embarazo psicológico
Inicio » Psicología » Trastornos » Causas de la pseudociesis o embarazo psicológico y cómo tratarlo

Causas de la pseudociesis o embarazo psicológico y cómo tratarlo

La pseudociesis o embarazo psicológico es un trastorno que se presenta en mujeres con una fuerte convicción de que se encuentran esperando un bebé aun cuando pueda resultar imposible a nivel fisiológico que alcancen este estado.

¿En qué consiste la pseudociesis o embarazo psicológico?

Este trastorno se produce cuando una mujer asegura estar embarazada, llegando incluso a experimentar los síntomas propios de la gestación, pero en realidad no lleva ningún feto en su interior.

El embarazo psicológico es un trastorno con origen psicosomático que afecta a mujeres en cualquier rango de edad. Se han observado casos en niñas, adolescentes, mujeres de mediana y tercera edad.

La pseudociesis parte del convencimiento por parte de la paciente de que está embarazada y se vuelve en un hecho tan veraz para ella, que suele sentir los signos comunes que las mujeres experimentan a lo largo del embarazo.

El embarazo psicológico también se conoce como “embarazo fantasma” o bajo el término clínico Pseudociesis. Es una condición inusual que hace que una mujer piense que está embarazada. Incluso tendrá muchos síntomas clásicos de un embarazo.

La mujer en medio de un embarazo psicológico experimenta los siguientes síntomas a nivel fisiológico:

Ausencia de la Menstruación:

En medio de un embarazo psicológico la mujer deja de menstruar, lo que contribuye a confirmar para ella misma la creencia de que está embarazada.

Aparición de mareos y nauseas:

Tal como algunas futuras madres, la paciente suele experimentar mareos y nauseas especialmente durante las horas matutinas o al ingerir ciertos alimentos.

Aumento de Peso:

De acuerdo a lo que ella está sintiendo su cuerpo reaccionará con un incremento de peso que en muchos casos se da en mayor proporción que en las mujeres que realmente están embarazadas.

El aumento de peso irá acompañado con un abultamiento a nivel de su vientre que a simple vista es similar a las mujeres en estado de gestación.

Alteración en el volumen de los pechos y producción de leche materna:

En muchos casos se produce una hinchazón o crecimiento de los pechos, cambios de color y producción de leche propios de la preparación del organismo de las futuras madres para la lactancia.

Causas de la Pseudociesis

Son múltiples las causas que pueden dar origen a la pseudociesis, mas lo cierto es que la mujer realmente cree y está completamente convencida que está embarazada. La pseudociesis por su origen psicosomático tiene una causa oculta de tipo emocional.

Por ende, un embarazo psicológico puede enmascarar temores a quedar embarazada por parte de una mujer que ha mantenido encuentros sexuales sin protección anticonceptiva ocultos o impropios.

En otras circunstancias, el origen de la pseudociesis se apega a los deseos de embarazarse. El embarazo psicológico es un reflejo de los deseos más ocultos que no han sido expresados o reconocidos por parte de la mujer.

Los casos más comunes en los que se presenta la pseudociesis son los siguientes:

Riesgo de ruptura amorosa:

El apego a la pareja puede provocar que una mujer en su afán por retener al ser amado a su lado se convenza a sí misma de que está embarazada, lo cual de alguna manera garantizaría la permanencia de la otra persona a la que teme perder.

Imposibilidad de embarazarse:

Las emociones negativas como resultado de la incapacidad para concebir no expresadas o tratadas de manera acertada pueden generar un embarazo psicológico.

Ésta paciente se aferrará a la idea de que está embarazada aun cuando le comunicaron que era estéril o cuando ya haya atravesado la menopausia.

Sus deseos irrefrenables de ser madre le ayudarán a creer y a experimentar un embarazo que sólo está en su cabeza, porque aunque presente los síntomas este no existe.

¿Qué tan común es la pseudociesis?

El concepto de un embarazo falso no es nada nuevo, los primeros casos documentados se le atribuyen a Hipócrates en el 300 a. C. En los Estados Unidos, los casos de embarazos fantasmas han disminuido significativamente en el último siglo.

En la década de 1940, aproximadamente uno de cada 250 embarazos resultó en un embarazo falso. Este número se ha reducido de 1 a 6 casos por cada 22,000 nacimientos.

La edad promedio de una mujer que experimenta un embarazo fantasma es de 33 años. Sin embargo, se han notificado casos en niños menores de 6 años y mujeres menores de 79 años. Alrededor de un tercio de las mujeres con embarazos psicológicos ya había estado embarazadas al menos una vez y más de dos tercios tenían parejas estables.

En países con fácil acceso a pruebas de embarazo precisas, los embarazos falsos se han vuelto bastante raros. Algunas culturas asocian el valor de una mujer con su capacidad de concepción, y en estas partes del mundo se observa una taza superior de embarazos falsos.

¿Cómo tratar un embarazo psicológico?

Existen 2 etapas para tratar de manera efectiva el embarazo psicológico. La primera está asociada con la parte médica, por medio de la cual tras una serie de pruebas el embarazo deberá ser descartado y la paciente informada de que a pesar de los síntomas que ha venido experimentando no está embarazada.

El médico deberá encargarse de convencer a la paciente por todos los medios que dispone que el embarazo que ella creía llevar realmente no existe.

En caso de que ésta se niegue a reconocer aun con las pruebas médicas a la vista deberá ser remitida a un terapeuta para que lleve a cabo el tratamiento psicológico.

El terapeuta tras cerciorarse de que la paciente no está embarazada producto de las pruebas médicas deberá enfocarse en una primera fase en determinar las causas que llevaron a la paciente a crear un embarazo a nivel psicológico.

Se tratará de indagar por medio del trabajo terapéutico qué sentimientos, que la paciente no ha expresado, quizás por desconocimiento o por la incapacidad de identificarlos, le provocaron tanto dolor o ansiedad para generar esta realidad.

Posteriormente se le deberá brindar terapia y apoyo emocional para que la paciente cuente con las herramientas requeridas para avanzar y convencerse finalmente de que no se encuentra en estado de gestación.

Bibliografía:
  1. Yadav, T., Balhara, Y. P., & Kataria, D. K. (2012). Pseudocyesis Versus Delusion of Pregnancy: Differential Diagnoses to be Kept in Mind. Indian journal of psychological medicine, 34(1), 82–84. doi:10.4103/0253-7176.96167. [PubMed]
  2. Endocrinology and physiology of pseudocyesis. Reproductive Biology and Endocrinology 2013. Accedido el 21 de Julio de 2019. [PubMed]
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse