Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Positividad tóxica dañina

La «positividad tóxica» puede ser más dañina de lo que pensabas

La positividad tóxica es una mentalidad que parece rechazar cualquier emoción que no sea exclusivamente positiva o placentera y no ayude a las personas en situaciones difíciles. Aprende a reconocerla y evitarla.

Publicidad

La positividad tóxica es la creencia de que no importa cuán difícil sea una situación, las personas siempre deben mantener una mentalidad positiva. Es un enfoque de la vida que permite «solo energía positiva». Pero si bien nos beneficia ser optimistas y tener una mentalidad positiva, la positividad tóxica rechaza las emociones difíciles y nos lleva a adoptar un rostro feliz, a menudo falso.

Todos experimentamos experiencias y emociones dolorosas que, aunque desagradables y difíciles de manejar, son importantes y debemos sentirlas y enfrentarlas de manera abierta y honesta.

Diferentes tipos de positividad tóxica

La toxicidad puede tomar muchas formas. Los siguientes son algunos ejemplos que puedes haber encontrado en tu propia vida:

  • Cuando sucede algo malo, la gente dice «Sé positivo» o «Mira el lado positivo». Si bien estos comentarios generalmente se hacen con buenas intenciones, también pueden ser una forma de bloquear cualquier cosa que quieras expresar sobre tu experiencia.
  • Después de una pérdida, cuando alguien te dice «todo sucede por una razón». A menudo, las personas hacen estas declaraciones porque piensan que son alentadoras, pero también es una manera de evitar el dolor de otra persona.
  • Cuando expresas frustración o tristeza, y alguien te dice que «la felicidad es una elección». Esto significa que si tienes emociones negativas, es tu decisión y es tu error no «elegir» ser feliz.

Estos comentarios suelen ser bien intencionadas (la gente simplemente no sabe qué más decir y no sabe cómo actuar con empatía) pero al final del día son dañinos. En el mejor de los casos, esas declaraciones suenan a bromas triviales que los liberan de lidiar con los sentimientos de otras personas.

Publicidad

Las razones de por qué resulta dañina

La positividad tóxica realmente puede dañar a las personas que están pasando por un mal momento. En lugar de poder compartir sentimientos genuinos y encontrar apoyo incondicional, las personas descubren que sus sentimientos son abiertamente rechazados, ignorados o cancelados.

  • Causa vergüenza: cuando alguien sufre, necesita saber que sus sentimientos son válidos, pero también que puede encontrar alivio y amor en sus amigos y familiares. Pero la positividad tóxica le comunica a la gente que sus sentimientos están mal.
  • Causa culpa: envía el mensaje de que si no encuentras la manera de sentirte positivo, incluso frente a la tragedia, estás haciendo algo mal.
  • Evita la emoción genuina: la positividad tóxica actúa como un mecanismo de evitación. Cuando las personas tienen este comportamiento, les permite evitar situaciones emocionales que pueden hacerlas sentir incómodas.
  • Impide el crecimiento: nos permite evitar sentir cosas que pueden ser dolorosas, pero también nos priva de la capacidad de lidiar con las emociones que son desafiantes y que, en última instancia, pueden conducir a un crecimiento y una comprensión más profunda.

Reconocer la positividad tóxica mediante señales

La positividad tóxica a menudo puede ser invisible, pero aprender a reconocer los signos puede ayudar con este tipo de comportamiento. Algunas señales son:

  • Descartas los problemas en lugar de lidiar con ellos.
  • Te sientes culpable porque estás triste, enojado o frustrado.
  • Ocultas tus verdaderos sentimientos detrás de frases animadas que parezcan más aceptables socialmente.
  • Ocultas o disfrazas cómo te sientes realmente.
  • Degradas los sentimientos de otras personas porque te hacen sentir incómodo.
  • Haces que la gente se avergüence cuando no tenga una actitud positiva.
  • Intentas ser estoico o superar los sentimientos dolorosos.

Consejos para hacer a un lado la positividad tóxica

Si has experimentado una positividad tóxica o reconoces este comportamiento en sí mismo, hay cosas que puedes hacer para desarrollar un enfoque más saludable y de mayor apoyo:

  • Maneja tus emociones negativas, pero no las rechaces. Las emociones negativas pueden causar estrés cuando no las procesamos, pero también pueden brindar información importante que conducirá a cambios beneficiosos en tu vida.
  • Sé realista sobre lo que necesitas sentir. Al enfrentarse a una situación estresante, es normal sentirse estresado, ansioso o incluso asustado. No te exijas demasiado a ti mismo.
  • Es aceptable sentir más de una cosa. Si te enfrentas a un desafío, es posible que te sientas ansioso por el futuro, pero también optimista de que tendrás éxito. Tus emociones son tan complicadas como la situación.
  • Concéntrese en escuchar a los demás y obtener apoyo práctico. Cuando alguien expresa una emoción difícil no lo silencies con comentarios tóxicos. En cambio, dile que sus sentimientos son normales y que estás dispuesto a escucharlo.

En lugar de tratar de evitar las emociones difíciles, permítete sentirlas. Estos sentimientos son verdaderos, válidos e importantes. Pueden brindarte información y ayudarte a ver cosas sobre una situación que debes intentar cambiar. A veces es fundamental convivir con una emoción y darse tiempo y espacio para procesar la situación antes de actuar.

Cuando estés pasando por algo difícil, piensa en formas de expresar tus emociones de manera productiva. Escribe tus pensamientos. Habla con un amigo. Las investigaciones muestran que simplemente hablar sobre lo que sientes puede ayudar a reducir la intensidad de las emociones negativas.

Publicidad