Mente Asombrosa
Mejorar el carisma - Luisito comunica
Inicio » Superación personal » Mejora tu carisma: 10 consejos para ser una persona con más luminosidad

Mejora tu carisma: 10 consejos para ser una persona con más luminosidad

La experiencia y la independencia generalmente no son suficientes para tener éxito profesional. El carisma personal es un aspecto igual de importante. ¿Con qué frecuencia juzgamos los libros según la portada y las personas según su apariencia?

Publicidad

Por lo tanto, uno no necesariamente tiene que mutar en una licuadora. También puede haber competencia detrás de la fachada radiante. Pero estúpido, si la primera impresión y el carisma prometen más tristeza profesional … Por lo tanto: 10 consejos probados sobre cómo mejorar su carisma e inmediatamente parecer más carismático …

Mejora el carisma: la primera impresión es importante

Tu carisma es crucial la primera vez que conoces a un nuevo supervisor, nuevo compañero o cliente. Porque es cierto: no hay una segunda oportunidad para una primera impresión. Al menos no tan rápido.

Solo nos lleva una décima de segundo juzgar a la persona delante de nosotros.

La opinión que surge de esto es difícil de cambiar más adelante. A menudo confiamos en nuestra intuición más que cualquier afirmación o evidencia. Esto hace que sea aún más importante enviar el mensaje que nos gustaría transmitir durante el primer momento de una reunión. Pero, ¿cómo podemos dar esta primera impresión?

Publicidad

Los científicos han llegado a la conclusión de que nuestro cerebro realiza principalmente dos evaluaciones en estos primeros momentos:

Integridad

Desde el primer momento en que conocemos a un extraño, nuestro cerebro decide si nos parece comprensivo y confiable. Esta evaluación tiene un origen evolutivo. Desde el principio fue vital para las personas poder decidir rápidamente entre amigos o enemigos. Utilizamos las siguientes señales esenciales: contacto visual, lenguaje corporal, voz.

Estatus social

El estatus social, así como el dominio y las competencias de la otra persona también se evalúan durante los primeros segundos de contacto. Hay estudios que demostraron que los participantes pudieron determinar el estatus de todas las personas dentro de un grupo en cuestión de minutos usando su lenguaje corporal. No solo la ropa hace a la gente, ¡también el carisma!

¿Cómo te ayuda el carisma en tu carrera?

El carisma no solo juega un papel decisivo en la primera impresión. En el resto de tu vida profesional, siempre hay situaciones en las que puedes utilizar el carisma profesional para beneficiarte. Presentamos tres de estos escenarios:

  1. Entrevista: es normal estar nervioso cuando te invitan a una entrevista. Una persona que pueda mantener una apariencia segura y confiada, profesionalismo y competencia durante la conversación no solo transmite una mejor imagen, sino que también es más probable que sea la persona ideal para el puesto de trabajo.
  2. Presentación al cliente: cuanto más profesional es el carisma, más tiene el cliente la sensación de estar en buenas manos. Ganar la confianza, mantener credibilidad, demostrar competencia: todo esto puede provocar el carisma. De esta manera puedes obtener pedidos y construir relaciones con los clientes.
  3. “Almuerzo” de negocios: estás con un importante socio comercial en un restaurante con clase o una comida junto con tu jefe; si empiezas a demostrar aspectos negativos, la situación rápidamente empeorará. Sin embargo, cualquier persona que inspire encanto y carisma será recomendada para otras ocasiones importantes, y posiciones.

10 consejos sobre cómo mejorar tu carisma

Es cierto que algunas personas parecen haber nacido con una fuerte presencia y talentos naturales. Pero esa no es razón para estar triste cuando el destino te ha dado otros talentos.

1. Date cuenta de tu carisma

El primer paso es el más importante: toma conciencia de cómo actúas con los demás, cómo te comportas, y sé honesto. Esta es la única forma en que podrás trabajar en ti mismo y mejorar tus déficits.

2. Mejora tu lenguaje corporal

Hombros caídos y cabeza gacha: con este lenguaje corporal, perderás toda impresión soberana. En cambio, entrena para mantener más tensión corporal: una postura recta y firme, la cabeza erguida (pero no presumida).

Encuentra y mantén el contacto visual con las personas. ¡El contacto visual genera confianza! Y haz gestos lentos y abiertos. Esto no solo tiene un efecto calmante: también te ves más elegante. Observa a los reyes o presidentes: ninguno de ellos se mueve frenéticamente.

3. Presta atención a cómo caminas

La manera en que caminas influye en cómo te perciben los demás. Caminar de manera segura y suelta dando con pasos grandes te hace parecer mucho más confiado que teniendo un paso cauteloso y sutil.

Al igual que con el lenguaje corporal, la velocidad también es decisiva: un paso regular puede hacerte ver motivado y orientado a tus objetivos. Sin embargo, llevar demasiada velocidad te hará parecer agitado y estresado.

El carisma de nuestra forma de andar se refleja incluso en el uso del lenguaje: te diferencia de un pederasta silencioso o alguien que va firmemente por la vida con ambos pies en el suelo.

4. Usa ropa elegante

Antes dijimos que la ropa no lo es todo, pero también juega un papel en la imagen de las personas. Juzgamos a una persona con un traje de forma diferente a alguien con un mono azul. Hay estereotipos detrás de esto. Pero estos tienen mucho poder, y se pueden utilizar para tu propio beneficio.

Así que piensa detenidamente si el atuendo que elegiste muestra la imagen que deseas transmitir a tu jefe, colegas y clientes. Una regla muy útil profesionalmente: nunca te vista para el trabajo que tienes, sino para el trabajo que deseas tener.

Por otro lado, estudios psicológicos en el pasado han demostrado que la ropa profesional y elegante también tiene un impacto en nosotros y en nuestro lenguaje corporal. En otras palabras, nos movemos con más confianza en un traje que en jeans.

5. Trabaja en tu expresión

La forma en que hablamos y las palabras que elegimos tienen un impacto inmediato en nuestro carisma. Solo piensa en todas esas veces que has conocido a alguien y has pensado que eran personas inteligentes, competentes y sabias, hasta el momento en que abrieron la boca.

Elige tus palabras sabiamente, amplía tu vocabulario (por ejemplo, leyendo) y práctica la elocuencia y el vocabulario común de tu campo. Esto irradia inmediatamente más confianza en ti mismo y profesionalismo.

6. Asume la responsabilidad

El carisma profesional también queda en evidencia cuando se trata de solucionar problemas: si deseas parecer más seguro, no debes hablar ni quejarte de ellos. En cambio, debes llamar a las cosas por su nombre, incluso si un proyecto falla, un cliente no está satisfecho, o te equivocaste.

Si no culpas a otros y asumes la responsabilidad y te concentras en encontrar una solución, no solo tendrás más carisma inmediatamente, sino que también demostrarás madurez y desarrollo personal.

7. Demuestra una actitud básica positiva

Nuestro estado emocional siempre resuena en nuestro carisma. Sobre todo las emociones que cambian constantemente o las negativas, ya que frustran nuestro resplandor. Una persona así proyecta una imagen bastante voluble y negativa de sí mismo.

Por otro lado, si mantienes una actitud básica positiva de optimismo realista, no solo influirás positivamente en tu apariencia general, sino que también parecerás más comprensivo y atractivo a los demás.

8. Haz las cosas con compromiso

Casi nada demuestra tanta profesionalidad como la confiabilidad. Del mismo modo que demostramos nuestras fortalezas principalmente a través de un desempeño consistentemente bueno, también respetamos la confianza que ha sido depositada en nosotros con la frase:

¡Nunca prometas más de lo que puedes cumplir! Cualquier otra cosa solamente creará una “decepción del producto”, y destruirá tu imagen en muy poco tiempo.

9. Domina los modales

Ya sea que se trate de una guardería, reglas de conducta o etiqueta comercial, todas estas describen las maneras en que se tiene que interactuar en un determinado espacio. La estructura básica de estos modales ha existido durante décadas, por lo que debería ser algo natural.

Lamentablemente no lo es. Por eso saberlas brinda la oportunidad de destacarse positivamente. Aquellos que tienen buenos modales no dejarán que sus compañeros se sientan abandonados.

10. Mantén tu autenticidad

Incluso si ya has leído muchos consejos sobre cómo puedes mejorar tu carisma, no finjas. Si juegas un papel, estarás expuesto eventualmente y no sabrás cómo comportarte.

El entrenamiento y la internalización no tienen por qué estar en conflicto con la autenticidad, después de todo, estás trabajando en ti mismo, esto es diferente de simplemente comportarse de una manera distinta.

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios