Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Reglas para la pareja perfecta
Inicio » Pareja » Las seis reglas «de oro» para un matrimonio exitoso

Las seis reglas «de oro» para un matrimonio exitoso

La frase común en todos los matrimonio: «para siempre juntos», a veces, tras la dura realidad de la rutina, las obligaciones, los desacuerdos y la convivencia, pueden crear obstáculos, muchas veces insalvables. La relación es como una flor… Cuanto más la tratas y la cuidas, más florece.

Publicidad

Reglas de oro para el éxito en el matrimonio

A continuación se reúnen seis reglas fundamentales para que una pareja sea perdurable, pero sobre todo, tenga una relación saludable.

1. Comunicación correcta la A y la Z

«¿Qué es el amor? No es compasión, ni amabilidad. En la compasión hay dos, el que hiere y el que perdona. En la bondad hay dos, el que da y el que recibe. Pero en el amor es uno. Los dos se fusionan y se vuelven uno. No se destaca uno sobre el otro.»

Nikos Kazantzakis

Al comienzo de una relación, lo que une a una pareja es la correcta comunicación. Con el tiempo esto se puede perder y los problemas pueden terminar escondiéndose debajo de la alfombra. El resultado suele ser ira pasiva, el conflicto y la frustración.

Compartir sentimientos con tu otra mitad te ayuda a construir relaciones de confianza y seguridad en la relación. Los malentendidos, la desconfianza o la duda son algunos de los problemas que puedes evitar si existe una comunicación adecuada. Dejándole claro a tu pareja lo que quieres de la relación, sobre tus necesidades emocionales, te ayudará a evitar muchas polémicas por malentendidos.

Puedes leer el artículo sobre cómo mejorar la comunicación en la pareja.

Publicidad

2. Tener expectativas realistas

«No pido nada menos que ser amado tanto como yo amo.» Tal frase genera expectativas. Esperar que el otro te haga feliz, que satisfaga todas tus necesidades. Tarde o temprano, las expectativas conducirán a un círculo vicioso de frustración constante y comportamiento egoísta en ambos lados, ya que tu otra mitad se cansará de tus inagotables necesidades emocionales. Es saludable para la pareja mantener expectativas personales y familiares positivas y realistas.

3. El matrimonio es un maratón, no una carrera de velocidad

Para que un matrimonio saludable perdure, debe tener los cimientos correctos – sí, los momentos hermosos cuentan, pero el verdadero maratón, donde se juzga la duración de una relación, es tener siempre respeto y debida comunicación

4. No eres responsable del comportamiento de tu pareja, sino del tuyo propio

Si quieres tener una buena pareja… entonces conviértete en la mejor versión de ti mismo. Si es realmente tu «otra mitad» ideal, entonces hay una buena posibilidad de que corresponda a tu comportamiento. No debes moldear a la otra persona, sino ser tú mismo la persona que esperas ver en el otro.

5. Ser un equipo

A veces, incluso las parejas más queridas y felices no están de acuerdo sobre cómo criar a sus hijos. Los padres, en beneficio de los hijos y de la relación, deben cooperar y no entrar en conflicto. Cuanto mejor estés en tu matrimonio, más felices serán tus hijos.

La educación debe ser unidireccional, y el trabajo de los padres es ser un equipo, sólidos y respetables, para que los niños aprendan también este ejemplo de unidad y solidez.

El matrimonio evolucionará con el tiempo

Necesitas estar psicológicamente preparado para manejar este proceso con madurez, para mantenerlo sano. Una relación puede comenzar fogosa y apasionada, pero establecer un compromiso de por vida no se basa solo en un papel. Se basa en el amor, la comprensión, el respeto mutuo, la comunicación adecuada, la confianza y el amor desinteresado para perdurar en el desgaste y el paso del tiempo.

Publicidad