Las mujeres divorciadas evidencian 7 cosas que NUNCA deberías hacer en tu relación, sino fracasará tu matrimonio

En las últimas décadas, las tasas de divorcio han experimentado un aumento significativo en muchas partes del mundo. Según estudios recientes, aproximadamente el 40-50% de los matrimonios en Estados Unidos terminan en divorcio.

Entre las razones más comunes para este fenómeno se encuentran la falta de comunicación, la infidelidad, los problemas financieros y la falta de compatibilidad emocional. Las mujeres que han pasado por un divorcio a menudo pueden ofrecer valiosas lecciones sobre lo que se debe evitar para mantener una relación saludable y duradera.

Cosas que deberías evitar en tu relación si no la quieres condenar al fracaso

A continuación, se detallan siete comportamientos y actitudes que pueden conducir al fracaso de un matrimonio, según la experiencia de mujeres divorciadas.

1. No comunicarte efectivamente

Una comunicación clara y abierta es la base de cualquier relación exitosa. Evitar hablar sobre tus sentimientos, problemas o necesidades puede crear malentendidos y resentimientos profundos. Cuando las parejas no se comunican efectivamente, los pequeños desacuerdos pueden escalar rápidamente en conflictos mayores.

Según un estudio publicado en el Journal of Marriage and Family, la falta de comunicación efectiva es una de las principales causas de divorcio. Es crucial mantener una comunicación constante y honesta para resolver conflictos y fortalecer la conexión emocional. Esto incluye escuchar activamente, expresar tus pensamientos de manera clara y respetuosa, y estar dispuesto a comprometerte cuando sea necesario.

2. No priorizar el tiempo juntos

La vida cotidiana puede ser agitada, pero no hacer un esfuerzo consciente por pasar tiempo de calidad juntos puede debilitar la relación. Las responsabilidades laborales, las obligaciones familiares y otros compromisos pueden hacer que las parejas se distancien si no hacen un esfuerzo por reconectar.

Un estudio de la Universidad de Virginia encontró que las parejas que dedican tiempo regularmente para estar juntas, como citas nocturnas o actividades compartidas, reportan niveles más altos de satisfacción marital. Las parejas necesitan tiempo para conectarse, compartir experiencias y reforzar su vínculo. Hacer del tiempo juntos una prioridad puede prevenir la desconexión y el distanciamiento.

3. No mostrar aprecio y gratitud

La falta de aprecio puede hacer que tu pareja se sienta infravalorada y poco querida. En el día a día, es fácil dar por sentado los gestos y esfuerzos de nuestra pareja. Sin embargo, la falta de reconocimiento puede generar resentimiento y una sensación de desconexión.

Según el Dr. John Gottman, un reconocido experto en relaciones, mostrar aprecio y gratitud regularmente es clave para mantener una relación sana. Asegúrate de expresar tu gratitud por las pequeñas y grandes cosas que tu pareja hace. Mostrar aprecio regularmente puede fortalecer la relación y mantener una atmósfera positiva.

4. No resolver conflictos de manera constructiva

Todos los matrimonios enfrentan conflictos, pero cómo se manejan estos conflictos puede determinar el éxito o el fracaso de la relación. Evitar las discusiones, recurrir a los gritos o ignorar los problemas solo agrava las situaciones.

Un estudio publicado en la revista Psychological Science sugiere que las parejas que manejan los conflictos de manera constructiva, buscando soluciones y compromisos, tienen más probabilidades de tener relaciones duraderas y satisfactorias. Es importante abordar los desacuerdos con calma y buscar soluciones juntos. Esto incluye aprender a discutir de manera justa, evitar el uso de insultos y trabajar hacia un compromiso mutuamente beneficioso.

5. No mantener la intimidad

La intimidad, tanto emocional como física, es fundamental para una relación sana. La falta de intimidad puede llevar a sentimientos de soledad y desconexión. Las parejas que no priorizan la intimidad pueden encontrar que su relación se vuelve más parecida a una convivencia que a una asociación amorosa.

Según un estudio en el Journal of Sex & Marital Therapy, las parejas que mantienen una intimidad regular y satisfactoria reportan niveles más altos de satisfacción en su relación. Es esencial mantener la intimidad a través de gestos cariñosos, conversaciones profundas y una vida sexual activa. Esto puede incluir pequeñas muestras de afecto diario, como abrazos y besos, así como asegurarse de que ambos se sientan emocionalmente conectados.

6. No tener objetivos y valores compartidos

Las diferencias en objetivos y valores pueden causar tensiones significativas en una relación. Es crucial tener conversaciones sobre lo que ambos quieren para el futuro y asegurarse de estar alineados en aspectos importantes como la crianza de los hijos, las finanzas y las metas de vida.

Un estudio de la American Psychological Association encontró que las parejas que comparten objetivos y valores similares tienen más probabilidades de tener relaciones exitosas y duraderas. Las diferencias fundamentales en estos aspectos pueden llevar a conflictos persistentes y, eventualmente, al deterioro de la relación. Es importante discutir regularmente estos temas y asegurarse de que ambos estén en la misma página.

7. No cuidar de ti mismo

Descuidar tu bienestar físico, emocional y mental puede afectar negativamente tu relación. Es importante que ambos miembros de la pareja se cuiden a sí mismos para poder estar presentes y saludables en la relación. Esto incluye mantener hábitos saludables como una dieta equilibrada, ejercicio regular y tiempo para el autocuidado.

Según un estudio publicado en el Journal of Health and Social Behavior, el bienestar personal está directamente relacionado con la calidad de las relaciones. Mantener hábitos saludables y buscar apoyo cuando sea necesario es vital para el bienestar de la relación. Esto también incluye buscar ayuda profesional si estás lidiando con problemas de salud mental o estrés significativo.

Recomendaciones finales

Las relaciones requieren trabajo constante y compromiso por parte de ambos miembros. Evitar estos comportamientos y actitudes perjudiciales puede ayudar a mantener una relación sana y evitar el fracaso del matrimonio.

Aprender de las experiencias de aquellos que han pasado por un divorcio puede proporcionar valiosas lecciones para construir y mantener un matrimonio duradero y feliz. Consultar con profesionales en relaciones y seguir prácticas basadas en la evidencia puede mejorar significativamente la salud de tu relación.