Mente Asombrosa
Los problemas ocasionados por el hiperanalisis en una relación de pareja
Inicio » Pareja » Hiperanálisis en la relación y los conflictos que genera

Hiperanálisis en la relación y los conflictos que genera

El hiperanálisis se caracteriza por la excesiva charla mental. Puede expresarse internamente (dentro de nuestra cabeza) o externamente a través del habla, hacia lo que nos rodea y se suele enfocar con mayor atención en nuestra relación.

Publicidad

Qué es el hipnoanálisis

Por lo general, consiste en pensamientos cargados de emociones, relacionados con eventos del pasado o del futuro. La característica principal de estos pensamientos es el análisis exhaustivo, que, sin embargo, nunca conduce a una solución o una comprensión más profunda.

El hiperanálisis es un síntoma, no una causa

Por eso, la solución no está en intentar limitar el pluralismo mental, sino en comprender por qué se manifiesta. Al tratar la causa, se elimina el síntoma. De lo contrario, hay un intento perpetuo de reprimir el comportamiento y a uno mismo, encendiendo así cualquier desorden latente subyacente.

Causas del hiperanálisis

Pueden existir diversas causas para la aparición del hiperanálisis, ya sean problemas de inseguridad, algún problema de índole mental, los conflictos con la sexualidad o incluso el exceso de información con el que nos rodeamos.

Enfermedad mental

Las personas que padecen fobias y ansiedad generalizada a menudo expresan su desesperación y necesidad de contacto a través del hiperanálisis. Aquí, el habla sirve como medio de contacto y alivio dentro de la relación.

Publicidad

Y a menudo, la razón reemplaza por completo el contacto físico en la pareja. El contacto y la descarga ya no se logran a través de las relaciones sexuales, sino a través de discusiones y peleas inoportunas. Si la charla es interna, la persona se distancia de su pareja y se hunde en sus pensamientos, con la esperanza de que algún día su pareja se acerque a él y lo sane a través de la relación.

Problemas de sexualidad

La multiplicidad y el hiperanálisis pueden actuar como defensas para evitar el contacto físico. La causa aquí puede ser una fobia sexual relacionada con la sexualidad, la vergüenza o un trastorno, perversión o desviación.

A través de la hiperactividad mental, la persona concentra toda su energía en la cabeza y el cuello, evitando así el contacto con el resto del cuerpo y especialmente con la zona genital.

Sentirse insatisfecho

Las personas que sufren de un profundo sentimiento de insatisfacción a menudo también sufren de charla mental. Están constantemente analizando su relación y su pareja, buscando una perfección imaginaria que nunca llega.

El sobreanálisis aquí es el resultado de la ira acumulada. Esta ira en realidad proviene de la crítica de la persona a sí misma y de las duras demandas que hace a los demás.

Hiperinformación

La generosa información que se encuentra en Internet es una cuestión de tiempo. Muchos ahora buscan consejos sobre relaciones, salud, equilibrio mental y nutrición en Google. Su mente piensa mucho, mientras que su cuerpo, atrapado en una nebulosa vida diaria, experimenta poco.

Sin embargo, la información disponible en Internet siempre es incompleta, ya que carece de experiencia. Sin la experiencia necesaria, por ejemplo, una visita al médico, psicólogo, nutricionista, no puede ocurrir ningún cambio sustancial.

El hiperanálisis aquí se crea por el volumen acumulado de información sin filtrar. Si la información viniera junto con una experiencia como la descrita anteriormente, tendría la capacidad de ser asimilada para no causar confusión.

La psicoterapia

Por importante que sea el trato personal, se debe tener cuidado en el manejo de los frutos obtenidos. El riesgo de psicología e hiperanálisis de la pareja y la relación es alto. A través del análisis en su tratamiento, el individuo intenta trasladar esta nueva comprensión a la relación, pero sin la capacidad analítica y explicativa del terapeuta.

Entonces, se apresura a analizar a su pareja con críticas y sobreanalizando sus problemas cotidianos, pero sin llegar prácticamente a una solución.

Trata la ansiedad y los miedos que acompañan al hiperanálisis

Los siguientes puntos mencionados son algunas las prácticas que puedes incorporar, la finalidad no es reprimir el diálogo interno, sino hacerse consciente de lo que está sucediendo detrás de ese enmarañamiento de ideas, pensamientos y palabras.

  • Elige conscientemente conectarte con tu pareja más físicamente, en lugar de solo mentalmente.
  • Establece límites sobre la cantidad de tiempo que dedicarás a analizar un problema. Si no terminas pronto en algún lugar, ¡es hora de seguir adelante!
  • Comprende que el problema que estás analizando en exceso probablemente no sea el problema real.
  • Deja de psicologizarte a ti mismo, a tu relación y a tu pareja. Deja los análisis de contenido psíquico a los expertos, que tienen la experiencia para orientarlos adecuadamente.

Publicidad

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad