Mente Asombrosa
Las mejores frases de Oscar Wilde
Inicio » Frases » Las 30 mejores frases de Oscar Wilde

Las 30 mejores frases de Oscar Wilde

Las frases de Oscar Wilde son reconocidas por su sentido de humor ácido y una perfecta ironía, debatiendo temas tabús en su época (y en la actualidad) dejando un sello de originalidad y un sentido agudo de observación.

Quién fue Oscar Wilde

Considerado como uno de los más cautivantes y a la vez polémico escritor británico del siglo XIX. Oscar Wilde nació el 16 de octubre de 1854, en Dublín, Irlanda cuando estuvo aún en pertenencia al Reino Unido.

Su padre William mantuvo una exitosa carrera como médico y su madre, fue una mujer interesada en el mundo de las artes; Oscar Wilde tuvo dos hermanos que murieron a corta edad. Durante su juventud, asistió a importantes universidades de Dublín y Oxford, para su educación en los clásicos griegos.

A partir del año 1881 comienza a hacerse notar, gracias a la publicación de sus poemas, además de agradar al público por su carisma y su forma de vestir, entre otras cualidades.

En el año 1884 contra matrimonio con Constance Lloyd, con quien tiene dos hijos; se establecen en Londres y durante los próximos once años, Wilde se dedica a escribir varias obras, con lo que logra aumentar su éxito.

Más tarde en 1895, ocurre un evento penoso en su vida, justo en pleno auge de su carrera.

Todo inicia como una difamación de Wilde en contra del Marqués de Queensberry, debido a que este lo había tachado como homosexual a razón de que Wilde mantenía relación con su hijo, el Lord Alfred Douglas, lo cual concluyó en una acción legal contra Wilde, ya que para la época la homosexualidad era un delito.

Es condenado a dos años de prisión con trabajos forzosos, en 1897 cumple su condena a cabalidad, deteriorado física y psicológicamente sale de prisión, producto a este acontecimiento y con pobres condiciones económicas, su familia rompe lazos y sus hijos cambian de apellido.

Decide cambiar su nombre a Sebastian Melmoth, se muda a París, donde enfrena gravemente de meningitis y muere el 30 de noviembre de 1900.

Frases de Oscar Wilde con gran ironía

Wilde sigue siendo recordado por sus excelentes obras, como “La importancia de llamarse Ernesto” o “El retrato de Dorian Grey”, así como también por sus llamativas frases, dotadas de sarcasmo e ironía.

1. “Amarse a sí mismo es el comienzo de un idilio que durará toda la vida”.

Lograr amarse a uno mismo y llegar a conocerse, es el comienzo de una relación estable con nuestro ser personal.

2.“Escribí cuando no conocía la vida. Ahora que entiendo su significado, ya no tengo que escribir. La vida no puede escribirse; sólo puede vivirse”.

Cada momento hay que vivirlo con la mayor felicidad posible, uno nunca sabe cuándo acaba nuestra vida.

3. “Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones”.

De los errores que cometemos solemos generar experiencia y lecciones de vida, de esto tenemos que aprender para no volver a cometerlos.

4. “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”.

Para los escritores y no tan escritores, un tema y las palabras claves forman una conexión adecuada para tener algo que decir con base.

Tema relacionado:
60 frases de libros y escritores famosos

5. “Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima”.

Para la amistad siempre nos faltarán las ganas necesarias, porque un amigo es aquél que te entiende a pesar de los problemas por los que enfrentes.

6. “El mundo ha sido hecho por los locos para los cuerdos”.

La época en la que vivía Oscar Wilde siempre tuvo principios cerrados, por lo cual fue considerado como una persona extravagante.

7. “Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo”.

Muchos nos damos por sentado que vivimos la vida, ¿pero realmente disfrutamos cada momento?

8. “Sé tú mismo, el resto de los papeles ya están cogidos”.

Siempre hay que ser quienes realmente somos, esto nos da garantías para sentirnos plenos.

9. “Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado”.

Al ser una persona pública, Oscar Wilde siempre consideraba que no era dueño de la verdad.

10. “Como no fue genial, no tuvo enemigos”.

Toda persona consideraba genial, siempre tendrá enemigos que lo rodeen posiblemente por la envidia que en ellos genere.

11. “No soy tan joven para saberlo todo”.

Consideraba que en la juventud rondaba la sabiduría, ya que en ella se presenta la espontaneidad de lo que se sabe, sin llegar a realizar prejuicios.

12. “Las preguntas nunca son indiscretas. Las respuestas, sí”.

Son las respuestas las que evidencian el secreto escondido.

13.”Perdona a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más”.

Perdonar es un acto valiente y noble, esto lo desconocen los que te hicieron daño.

14. “Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame”.

Resulta paradójico pensar que no hay felicidad en el amor, cuando apoyándote en una persona que te ama y te valora te genera una cantidad de satisfacción enorme.

15. “Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche”.

En las expresiones de una mujer se evidencian todo lo que ella quiere manifestar.

16. “Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendida”.

Tendrás comprensión cuando ames y quieras realmente a una mujer.

17. “No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea”.

El amor que genera un enamoramiento es grandioso, más cuando los generan los sacrificios de una mujer casada.

18. “La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse”.

Dependerá del punto de vista en el que lo interpretas, si es por desamor o si es por lujuria.

19. “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti”.

Genera sufrimiento y tristeza que no seas reconocido por alguien en tu entorno.

20. “Solo podemos dar una opinión imparcial sobre las cosas que no nos interesan, sin duda por eso mismo las opiniones imparciales carecen de valor”.

Aquellas cosas que de verdad no nos interesan, son las que generan alguna opinión ni buena ni mala de nosotros, estas opiniones no tienen sentido alguno y carecen de valor.

21. “No voy a dejar de hablarme solo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo”.

Hice referencia a que siempre debemos hablarnos y aconsejaron a nosotros mismos, no hay mejor persona que nosotros.

22. “Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos”.

A pesar de que Oscar Wilde mantuvo una relación amorosa con su esposa, no fue hasta que lo encarcelaron y el rechazo que obtuvo, que se dio cuenta de lo realmente enamorado que estuvo.

23. “La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”.

A nuestra vida hay que darle la tentación que nos merecemos.

24. “El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer”.

Trabajar es la mejor forma de progreso que hay.

25. “Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan”.

Es en la adultez que empezamos a juzgar a los demás por su condición, cuando éramos niños, amábamos con locura.

26. “La ambición es el último refugio del fracaso”.

Los objetivos que nos planteamos y replanteamos varias veces a lo largo de nuestra vida nos generan conformidad solo si estamos conscientes de lo que queremos. El ser ambicioso, puede ser considerado el primer paso al fracaso.

27. “Cómo tener confianza de una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo”.

Saber confiar en las personas es determinante para demostrarles respeto y cariño.

28. “Escojo a mis amigos por su buena apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón”.

Aprenderemos más sobre nuestros enemigos, ellos nos muestran lo que quieren llegar a ser y nosotros aprendemos a mejorar día tras día.

29. “Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista”.

Para Oscar Wilde el ser un artista era ver la vida con otro punto de vista, esto le genero confianza en sí y el respeto de muchos a lo largo de la historia, incluso, después de su muerte.

30. “Es terriblemente triste eso de que el talento dure más que la belleza”.

Wilde fue una persona devota de la belleza, en ella gozaba y se refugiaba.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse