Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Abuelos viven cerca de sus nietos

Esto ocurre cuando los abuelos viven cerca de sus nietos

La convivencia de tus padres con el niño de forma habitual tiene aspectos positivos y negativos tanto para ti como para el desarrollo del niño. Hemos recopilado y registrado los principales aspectos, tanto positivos como negativos, para que puedas estar preparado.

Publicidad

Qué sucede si los abuelos viven cerca de sus nietos

En primer lugar, su disponibilidad inmediata y confiable te libera de una serie de problemas en la vida cotidiana. Por ejemplo, pueden quedarse con los niños en casa mientras estás en el trabajo, dejarlos en la escuela y cosas por el estilo.

Lo mismo ocurre con aquellos momentos en los que quieres salir con tu pareja o hacer un viaje corto, aunque se arregle a última hora.

Tu madre siempre está lista para ofrecerte su experiencia y compartir contigo su experiencia en asuntos relacionados con la crianza o el cuidado del niño, ayudándote a cocinar cuando tu tiempo es limitado, etc.

Más allá de eso, mantenerte cerca de tus padres es muy importante, ya que cuando sean muy mayores y necesiten cuidados de manera regular, siempre estarás disponible para correr a su lado.

Publicidad

Abuelo jugando con su nieta

Los niños disfrutan escuchando las deliciosas historias de los abuelos de otra época. Esto significa que se entretienen y aprenden cosas útiles al mismo tiempo.

Para los niños, la convivencia regular con los abuelos tiene otra ventaja: comen dulces y confecciones en mayor cantidad de lo permitido, además son mimados. Ten cuidado en este punto, ya que necesitas establecer un límite en su tolerancia para que tu propio papel en tus esfuerzos por disciplinar al niño no se niegue de manera informal.

«Ser abuelos crea el sentimiento de ser padres de nuevo, con más tiempo y menos presiones».

Muchas veces, precisamente porque los abuelos están en tu casa casi a diario, adquieren una opinión sobre la crianza de tu hijo y de hecho muchas veces la expresan de manera poco elegante.

Déjales claro que esa actitud no es aceptable y que criar a tu pequeño es enteramente tu responsabilidad. Que ellos pueden acompañarlos y darles lecciones de vida, pero tú eres quien pone las pautas de crianza, según tu propia forma de educar.

Publicidad