Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Frases que debemos evitar decirle a nuestro hijo

7 frases que nunca debes decirle a un niño cuando te divorcias

La transición se vuelve aún más difícil para todos si no logramos manejarla con sensibilidad, especialmente con los miembros más jóvenes de la familia, como lo son los niños.

Publicidad

Hay ciertas frases que los padres divorciados deben evitar al hablar con un niño, tales declaraciones pueden hacer que el niño se sienta culpable de la situación de sus padres.

Frases que debe evitar decirle a tus hijos tras el divorcio

Los equilibrios se vuelven delicados durante un divorcio y es fácil, en nuestra tristeza o enojo, decir cosas a nuestros hijos de las que luego nos podemos arrepentir. Así que cada vez que te sientas abrumado por emociones fuertes, respira hondo y abstente antes de soltar alguna de las siguientes frases que pueden herir profundamente a los niños.

1. «Tu papá/mamá es vago/perdedor/fiestero»

Al contarles a nuestros hijos algo negativo sobre nuestra ex pareja, de alguna manera los estamos ofendiendo. «Los niños son la mitad de cada padre», explica el psicólogo infantil Dr. Nancy Mármol.

«Entonces, cuando subestimamos al otro padre, el niño mismo se siente subestimado. Puede adoptar una actitud defensiva o protectora hacia el padre crítico, interrumpiendo así la relación con el padre crítico.

Publicidad

2. «Me sentiré solo hasta la próxima vez que te vuelva a ver»

Con esta frase quizás queramos demostrar a nuestros hijos cuánto los vamos a extrañar los días que no estemos juntos, pero en realidad les haremos sentir que nuestra felicidad es su problema, causándoles estrés y preocupación.

Nunca pongas a tus hijos en el lugar de los padres, haciéndolos sentir responsables de tu felicidad. Debería ser de otra manera. No para que los niños se preocupen por el estado mental de sus padres.

Frases que debemos evitar decirle al niño tras el divorcio

3. «Papá quería que estuviéramos todos juntos, pero mamá no quería»

Esta es otra forma de poner a nuestros hijos en la difícil posición de elegir si ponerse del lado de uno de los padres o del otro.

Lo único que logramos al culpar al otro padre frente a nuestros hijos es aumentar su angustia y confusión. Les estamos dando el mensaje de que tienen que elegir entre los padres, porque en realidad uno de ellos tiene la culpa.

4. «Todos los hombres engañan» o «Todas las mujeres son mentirosas»

Tales frases pueden incluso traumatizar a un niño a largo plazo, allanando el camino para que cree, en el futuro, una imagen negativa del otro sexo.

Los niños nos miran y nos escuchan. Así que no queremos que repitan los mismos patrones en sus propias relaciones futuras.

5. «Si no nos hicieras la vida tan difícil, no nos estaríamos divorciando»

Los niños se culparán a sí mismos por el divorcio de sus padres de todos modos. Al lanzarles tales frases, todo lo que logramos hacer es confirmar sus sentimientos.

Es responsabilidad de los padres manejar el estrés y los conflictos entre ellos, no los niños. Tales declaraciones, por lo tanto, hacen que el niño sienta que si de alguna manera fuera mejor, los padres no tendrían tantos problemas y no terminarían divorciándose.

6. «Papá se irá de la casa por un tiempo»

Evita la mentira y la evasión durante un divorcio. Dile a tu hijo la verdad, pero de una manera apropiada para su edad.

Los niños necesitan sentir que viven en un mundo que pueden entender y predecir hasta cierto punto. Así que tendremos que explicarles por qué uno de los padres se va de casa. Ambos padres deben estar de acuerdo en presentarle al niño una versión más suave de la verdad que lo ayudará a hacer esta gran transición.

7. «Eres como tu padre/madre»

Obviamente, ya no quieres estar con el padre/madre del niño. Por lo tanto, al decirle algo así, le estás enviando el mensaje de que ni siquiera quieres estar con el niño.

Este tipo de declaraciones hacen que el niño se pregunte si está perdiendo el amor de alguno de sus padres.

Publicidad