Mente Asombrosa
Una mujer preocupada por la procrastinación
Inicio » Psicología » Dilación: ¿Por qué postergamos lo que deberíamos hacer?

Dilación: ¿Por qué postergamos lo que deberíamos hacer?

Quienes postergan, retrasan las tareas más y más, y esto desde luego no es algo positivo. Las consecuencias de la dilación: estrés, culpa, incluso más dilación se acumulan en nuestra mente. Especialmente en entornos de trabajo donde somos autónomos, esto puede convertirse en un problema grave. Ciertamente hay medios efectivos contra la dilación que podrás aprender a continuación.

Los tormentos de no empezar

Con el término dilación se hace referencia a un comportamiento en el que demoramos intencionalmente una tarea venidera, aunque conlleva consecuencias negativas drásticas. Si postergamos, nos sumergimos en actividades sin sentido para evitar lo que se necesita con urgencia, ya sea la preparación para el examen, la llamada al dentista o la declaración de impuestos.

Casi todas las personas se descubren ocasionalmente posponiendo tareas que nos resultan incómodas. Sin embargo, uno de cada cinco adultos tiene un problema tal que genera estrés personal.

A menudo, los afectados están muy avergonzados de su comportamiento. Se quejan de problemas de autoestima y estrés, falta de productividad y, a veces, estados de ánimo depresivos. El fenómeno está muy extendido entre los grupos ocupacionales que pueden, o deben, dar forma arbitraria a su trabajo diario. Lo peor de todo, afecta también a los estudiantes. Cada segundo de ellos describe en entrevistas problemas claros con la dilación.

La dilación significa encontrar la forma más complicada de hacer algo“.

Por lo general, cuando sucede la procrastinación, a menudo en vez de prepararnos para lo que viene al día siguiente, por ejemplo: realizar el gran examen, preparar los papeles para la declaración de impuestos, tratarnos una problemática de salud, etc, nos ocupamos en algo que no está relacionado con ello, que al parecer no tiene nada que ver con ello, de hecho.

Entonces, ¿qué hay detrás de la postura de posponer el trabajo urgente? Los psicólogos sospechan que a menudo la falla es debido al autocontrol. Las personas tienen diferentes grados de capacidad para resistir las tentaciones o prevenir el comportamiento impulsivo.

Pero la situación en sí también juega un papel. Por encima de todo, las personas están impulsando tareas que les resultan desagradables, aburridas o desafiantes. También hay evidencia de que nuestra capacidad de autocontrol disminuye con el tiempo.

Si tenemos que resistir una tentación durante un período de tiempo más largo, nuestra fuerza de voluntad continúa disminuyendo. Así que la capacidad de autocontrol eventualmente se desvanecerá como un músculo. Sin embargo, la idea es controvertida: puede ser que la disminución gradual de la motivación nos haga sucumbir a la tentación en algún momento.

Los jóvenes podrías ser los más afectados

Por cierto, la tendencia a la postergación no se distribuye equitativamente a lo largo de las generaciones: los jóvenes de 14 a 29 años parecen ser particularmente vulnerables. Esto dio lugar a una encuesta representativa de Alemania con más de 2500 participantes. La dilación puede explicarse por el hecho de que la capacidad de autocontrol con la edad aumenta ligeramente. Pero hay otra interpretación: los jóvenes y los adultos jóvenes son particularmente afines con los sitios de redes sociales como Facebook. Sin embargo, tales portales son un desafío difícil para aquellos que luchan para mantener su autocontrol.

Hoy en día las distracciones están a solo un clic de distancia en Internet, no es necesario salir de la oficina ni quedarse a trasnochar para que nuestra atención, tiempo y capacidad, sean absorbidos por las redes sociales, el uso es muy habitual. En otras palabras, a menudo no lo pensamos conscientemente. Vemos un icono emergente y hacemos clic automáticamente, incluso lo hacemos sin previo aviso, ingresamos a Facebook o Instagram por costumbre, y a menudo estamos en piloto automático allí.

Cómo superar la procrastinación o dilación

Pero al menos en los casos más leves, ciertamente existen métodos efectivos para detener el retraso crónico o dilación. Un buen primer paso es crear un entorno de trabajo libre de distracciones.

Si eres propenso distraerte en Facebook u otra red social, la aplicación se puede bloquear para detener la permitida infiltración que nos roba el tiempo y la atención.

Las ofertas de asesoramiento a menudo incluyen capacitación para estructurar mejor la propia conducta de trabajo, por ejemplo, tomando descansos conscientemente o dividiendo una tarea grande en tareas pequeñas y fácilmente manejables. Y eso no siempre funciona a la perfección: irónicamente, la pre-estructuración del propio trabajo puede convertirse en parte de la postergación en sí misma: algunas personas pasan tanto tiempo planificando que el trabajo real nunca llega.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse