Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Persona celosa

5 comportamientos característicos de una persona celosa

Los celos pueden ser una verdadera desventaja. Es una dolorosa para las personas que los sienten, pero también para quienes las rodean. Si sientes que eres una persona celosa, estos son los errores que debes evitar cometer a toda costa.

Publicidad

Los celos, como la curiosidad, son algo malo. Nos empuja a desear lo que no tenemos y a estar permanentemente insatisfechos. Pero estar celoso no es inevitable. Lo que se necesita es conocer tus defectos para evitar cometer ciertos errores. Hemos identificado cinco que pueden hacer que la vida de un celoso sea difícil.

1. Una persona celosa no respeta la privacidad del otro

Los celos pueden llevarnos a ser demasiado intrusivos, ocupando demasiado espacio en la vida de quienes nos rodean. En el amor de pareja, la persona celosa no tolerará que su amado tenga una vida propia sin ella. En una amistad, una persona celosa no dudará en llamar con regularidad para que su amigo no tenga oportunidad de ocultarle algo.

Para evitar ser demasiado entrometido, recuérdate a ti mismo una persona se complacerá en decirte lo que está en su corazón por el mero hecho de que tiene afecto hacia ti. No debes forzar sus sentimientos, de lo contrario corres el riesgo de asustar a las personas que más te importan.

2. Hace demasiadas preguntas sin cuidar los sentimientos de los demás

Una persona celosa tiende a hacer siempre muchas preguntas, incluso si eso significa no respetar la privacidad de su interlocutor. Un novio celoso no dudará en preguntarle a su pareja sobre su pasado emocional. Una mujer celosa le hará muchas preguntas a su amiga sobre sus citas, sus nuevas parejas, su agenda, hasta el punto de la indiscreción.

Publicidad

¿Sientes que tienes esta mala costumbre? Trata de ser paciente y deja que la persona que amas se acerque a ti. Si la acosas con preguntas, crearás un ambiente de sospecha muy desagradable para tu pareja, pero también para un amigo. Amar a una persona es, ante todo, respetar quién es y, por tanto, no apresurarle.

3. Una persona celosa es muy posesiva

Una mujer u hombre celoso puede ser extremadamente posesivo. Él o ella se responsabilizará las idas y venidas de su pareja e impondrá sus decisiones para asegurarse de que nada se le escape. Por lo general, a una persona celosa no le gusta que sus amigos hagan nuevos amigos y hace que esos nuevos amigos se vayan eventualmente.

Los celos suelen ser una forma de egoísmo. Si eres posesivo, aprende a ponerte en el lugar de la persona que amas por un momento. Te hará más humilde. Lo que se espera de un amigo es un oído que escucha y no un guía que dicta nuestra conducta.

4. Tiene problemas para confiar en los demás

Esto es lo más trágico de las personas celosas: no saben confiar. Sin embargo, la confianza es fundamental en una relación romántica pero también en la amistad. Las personas celosas tienen tendencia a la paranoia. Si no les aclaramos la situación, pensarán que nos estamos escondiendo deliberadamente de ellos para lastimarlos. Lo que acaba haciéndolos muy infelices.

Para prosperar en su relación y con sus amigos, una persona celosa no tendrá más remedio que aprender a confiar. Si esta tarea es demasiado difícil, no dudes en buscar ayuda.

5. Así como con los otros, tampoco confía en sí misma

También cabe mencionar que la mayoría de las personas celosas a menudo se sienten mal consigo mismas. Los celos son de hecho una señal de falta de confianza en uno mismo. Queremos que el otro sea todo nuestro porque necesitamos saber que somos amados exclusivamente. Los celos llevan a quien los padece a un círculo vicioso y dañino que lo aísla cada día más.

No tener confianza en uno mismo no significa que falte algo, es solo una discapacidad que se puede tratar. Lo ideal es conseguir la ayuda de un psicólogo, que te enseñará a conocerte mejor y a amarte más. Una vez que tengas confianza en ti mismo, te resultará más fácil confiar en los demás y amarlos con más calma.

Publicidad